Sobrecupo en transporte público, un problema de educación: Imoveqroo

''Nosotros seguimos supervisando'', asegura el delegado del instituto en Cancún
Foto: Ayuntamiento de BJ

“Muchos preguntan ¿qué hace el Instituto de Movilidad?, y si nuestra labor no luce no es porque nosotros no queramos, sino porque el ciudadano insiste en subirse en una unidad que ya está repleta, que excede el aforo permitido, pero nosotros seguimos supervisando, si la gente no toma consciencia es un cuento de nunca acabar”, aseguró el delegado del Instituto de Movilidad (Imoveqroo) en Cancún, Félix Justiniano Ferráez, en relación al transporte público en el municipio de Benito Juárez.

Y es que son recurrentes las quejas sobre el transporte público de Cancún, que irrespeta las medidas sanitarias por el Covid-19, incluso se han difundido imágenes en las que un chofer pide a los pasajeros “esconderse” para no ser visualizados desde fuera por la autoridad y evitar su detención; no obstante, el Imoveqroo asegura se atienden las disposiciones sanitarias para que las personas cumplan las medidas para reducir los contagios, “en el contexto de una corresponsabilidad social”.

“Si el ciudadano hace el alto y ve la combi con gente parada y todavía se sube y paga para ir parado, contra eso no hay vacuna posible, es un problema de educación", precisó Justiniano Ferráez, quien aseguró que desde marzo de 2020 el instituto ha trabajado “a marchas forzadas” para que se cumplan los protocolos y el aforo permitido en el transporte concesionario

Precisó que el personal del instituto cubre tres turnos diarios para montar patrullajes y filtros, y de manera paralela se sanitizan los paraderos de mayor afluencia, además de cubrir las labores administrativas que realiza el organismo.

En muchos de estos operativos el Imoveqroo trabaja con la dirección de Vialidad y Transporte municipal, así como con la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). “Hay la coordinación entre los gobiernos y autoridades para hacer este tipo de trabajos”, dijo. 

Pero en medio de estos esfuerzos apenas se levantan unas dos infracciones por sobrecupo al día, en las revisiones de los filtros de 7 a 11 horas en cuatro zonas, en donde se revisan unas 60 unidades en cada uno.

“La gente dice ¿por qué sólo dos infracciones?, sí pero hubo más de 200 unidades revisadas. Sábados y domingos sanitizamos paraderos, los cruceros… en Puerto Juárez estamos en las rutas de mayor afluencia y sanitizamos las unidades, que por turno son unas 100”, precisó Félix Justiniano Ferráez.

El funcionario indicó que los fines de semana desinfectan unas 400 unidades en las que paralelamente se pegan lonas, de modo que el Imoveqroo asegura que no se ha dejado de trabajar.

Justiniano Ferráez resaltó que los ciudadanos califican el desempeño del Imoveqroo con base a las infracciones, pero el trabajo que se realiza es mayor: “en estos dos días llevamos 500 unidades revisadas, y no son poquitas”.

 

Edición: Laura Espejo