“Muralizan” 40 artistas las paredes de Holbox

Plasman las inquietudes y esperanzas de holboxeños 40 artistas de 10 países, durante la semana del International Public Art Festival (IPAF)

Carlos Águila Arreola
La Jornada Maya

Holbox
22 de abril, 2015

El Festival Internacional de Arte Público (IPAF/International Public Art Festival) Soñando por Holbox, que organiza el colectivo "5 wolves no pigs", tiene como objetivo plasmar las inquietudes y esperanzas de los isleños en fachadas y paredes por medio del muralismo.

Rubén Carrasco, director artístico del IPAF, informó a La Jornada Maya que el evento nace en 2010 en Cancún, cuando residía en la capital turística mexicana, y se concreta en la ciudad de Montreal, Canadá, donde vive desde hace cinco años.

"La intención del IPAF es la misma del muralismo: mandar un mensaje público que hoy, gracias a la tecnología, se vitalizan y se multiplican alrededor del mundo, además, porque Holbox es ya un punto de referencia internacional."

Puntualizó que, a diferencia de otros festivales similares como el Muro Festival, de Montreal, o el Window de Miami, donde la gente pasa, pero el trajín cotidiano les impide detenerse y observar, o incluso a veces hasta tomar una simple foto, y aquí (Holbox) no porque la gente pasa mil veces por el mismo mural.

"Y la misma gente se pasa la voz y los investiga; entonces Holbox, incluso dentro del muralismo contemporáneo o del street art (arte urbano) se está dando a notar por eso, por la experiencia humana y eso es algo que constatan artistas que han estado en decenas de festivales alrededor del mundo."

Las obras

En el IFAP participan 40 artistas urbanos entre muralistas, pintores, escultores e instaladores de 10 países de América y Europa y, por supuesto artistas de Quintana Roo y Holbox, que al final del evento habrán plasmado una treintena de obras.

Los participantes provienen de Estados Unidos, Canadá, República Dominicana Ecuador, Chile, Perú, Ucrania, Francia, España y México, de donde hay gente de Cuernavaca, el Distrito Federal, que fueron hospedados en 70 cuartos de hotel de la ínsula.

Divinidad del mar, de Pablito Zago (Francia); La barca de Holbox, de Hilda Palafox (ciudad de México); Mahache, de Zeta 2015 (España); Homenaje a la artesanía, de Cyrielle Tremblay (Quebec, Canadá).

También Corazón isleño (homenaje a don Hernán [88] y doña Dora [90], actualmente las personas más longevas de la ínsula), de Addi Fernández (Cuernavaca); Holbox (Hoyo negro), de León Alva (Cancún).

El Hoyo negro, de Evoca 1 (República Dominicana) y Cix Mugre (ciudad de México), cuyas imágenes fueron plasmadas en la parte trasera de la concha acústica del parque central; El niño con máscara, de Jade (Perú), y Máquina del tiempo, de Sergio Romero (Cancún), la única escultura del certamen, empotrada en una pared, que incluye un compás náutico.

Además, una instalación de Amnistía Internacional que aborda crímenes de género, de Claudia Espinosa Ramos (Cerrucha / México), así como el mural Muerte y piratería, de Rubén Carrasco (México).

El ganador fue César Espejo, quien firma como Zësar Bahamonte (España), con su obra Manuel Poot Molina, en honor del saxofonista que anima todas las celebraciones de Holbox; vale la pena mencionar que contrario a otros eventos, en el International Public Art Festival el triunfador se elige de acuerdo a su propuesta y no en competencia.

Es decir, César llegó a Holbox con todos los gastos pagados, mientras que los demás llegan por su propia cuenta; para el encuentro de 2016 ya se proyecta un aumento de al menos 10 por ciento más de participantes.