Imparten charla sobre semilla, genética y transgénicos

Bases científicas de Monsanto, en duda

Katia Rejón
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 04 de julio, 2017

La conferencia Genética, el lenguaje de la vida fue impartida por el biólogo Roberto Patiño en la Casa de Libros JGB, como parte de una serie de tres conferencias sobre los temas de semilla, genética y transgénicos. El objetivo de esta segunda charla era contextualizar al público con conceptos básicos de genética, para posteriormente invitarlos a un conversatorio acerca de semillas transgénicas.

En la primera plática, impartida el primer sábado de junio, Luis Dzib Aguilar, ingeniero agrónomo de la Universidad Autónoma de Chapingo, habló sobre los maíces nativos y los maíces transgénicos. El académico José Luis Domínguez comentó que tanto Patiño como él mismo habían participado en el libro Stingless Bee’s Honey from Yucatan de Denis Magaña Ortiz, por lo que el tema de los transgénicos les es de mucho interés.

“Actualmente, Roberto está escribiendo un artículo sobre filogenética de la abeja melipona. Y en el siguiente encuentro tendremos a un promotor de transgénicos de Monsanto, así como a Luis Dzib para tener una conversación en la que cada uno de sus comentarios”.

Durante la conferencia se abordaron los temas y conceptos principales de la genética como la estructura del ADN, la conformación de cromosomas, la secuencia de genes y la mutación inducida. El público aportó ideas y referencias, dio comentarios e hizo preguntas que enriquecieron la plática.

Por último, invitaron a asistir a la siguiente conferencia que, aunque todavía no tiene fecha definida, es posible que se realice después de la segunda semana de julio. La discusión girará en torno a si los empresarios que utilizan los transgénicos conocen las consecuencias sociales y ambientales de las modificaciones en la genética de sus semillas.

“La gente suele alarmarse cuando surge un ejemplo positivo o negativo de un fenómeno. Hay que decir que algunas veces el transgénico ha sido exitoso, muchas vacunas se hacen con procesos parecidos y en el caso del maíz ha sido bien implementado”, señaló Roberto Patiño.

“Ahora queremos saber qué tanto empresas como Monsanto han estudiado las implicaciones de los transgénicos con bases científicas y no económicas. La distribución, por ejemplo, no está bien hecha. Las semillas se probaron en otra región, y en Yucatán no van a dar los mismos resultados”.