Gobierno español pide "no hacer nada irreversible" a Puigdemont

Hoy se podría declarar la independencia de la región que ha aportado 19 por ciento del PIB a España

Texto y foto: Afp
La Jornada Maya

Madrid, España
Martes 10 de octubre, 2017

El gobierno español pidió este martes al presidente regional catalán Carles Puigdemont, que en cuestión de horas podría declarar unilateralmente la independencia de Cataluña, "que no haga nada irreversible".

"Quiero pedirle al señor Puigdemont que no haga nada irreversible, que no emprenda ningún camino que no tenga vuelta, que no lleve a cabo ninguna declaración unilateral de independencia, que vuelva a la legalidad", dijo a la prensa el portavoz del gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo.

"Europa ha dicho con toda claridad que no aceptará una declaración de independencia de Cataluña", añadió el portavoz, amparándose en los apoyos exteriores recibidos por el gobierno de Mariano Rajoy. "Por lo tanto, no hay que hacer nada que al final no tenga efectos", insistió Méndez de Vigo.

Puigdemont se dirigirá este martes a las 16 horas GMT a los diputados del Parlamento de Cataluña, en Barcelona. El gobierno catalán no ha adelantado el discurso del presidente, pero éste podría declarar de manera unilateral la independencia de esta región que representa el 16 por ciento de la población y el 19 por ciento del PIB de España.

El gobierno independentista catalán asegura haber ganado el referendo de autodeterminación del 1 de octubre, prohibido por la justicia española. Según dijo la semana pasada, en la consulta el sí a la independencia obtuvo un 90.18 por ciento de síes, con una participación del 43 por ciento.

Desde la consulta, el ejecutivo catalán ha recibido una fuerte presión tanto del gobierno español, que amenaza con suspender la autonomía de Cataluña, como del empresariado, con el traslado de sede de numerosas empresas señeras de la región.

El portavoz del gobierno español destacó en ese sentido que "hay muchas empresas, grandes, pequeñas, medianas, que se están yendo de Cataluña porque no se fían de su gobierno".

Entre las empresas que decidieron sacar su sede social de Cataluña figuran los bancos CaixaBank y Sabadell, el gigante energético Gas Natural y el gestor de autopistas Abertis.