Mérida, ciudad "madura" que requiere regularse para reducir desigualdad

Plan Municipal de Desarrollo Urbano busca orden, sustentabilidad y equidad

Abraham Bote
Foto: Raúl Angulo
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 18 de abril, 2019

Ante la expansión de Mérida, una ciudad “madura”, se requiere ordenar el crecimiento urbano y garantizar la reducción de las desigualdades, acceso a la infraestructura, el equipamiento y los servicios entre todos los habitantes de la ciudad, informó Edgardo Bolio Arceo, director del Instituto Municipal de Planeación (Implan), dependencia que funge como Coordinador Técnico del Observatorio Urbano de Mérida.

En días pasados, el Consejo Consultivo del Observatorio Urbano de Mérida, integrado por grupos académicos, organizaciones empresariales, colegios y representantes de los gobiernos federal, estatal y municipal, tuvo una reunión con el alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, para presentar el informe de actividades de un año de trabajo.

Bolio Arceo explicó que dentro de este informe presentaron un análisis y recomendaciones en materia de urbanismo y movilidad para los planes del municipio, como son mejorar los trámites de permisos de usos de suelo y construcción, entre otros puntos.

El funcionario comentó que con las recomendaciones esperan fortalecer los instrumentos para ordenar y controlar el crecimiento en la ciudad.

La ciudad ha estado creciendo, precisó, y se busca que con el Plan Municipal de Desarrollo Urbano (PMDU) haya orden y sustentabilidad y también equidad, bienestar y certeza jurídica.

Ciudad Madura

El hecho de que exista un Observatorio Urbano implica que la ciudad es suficientemente madura para que esté dispuesta a que evalúen las políticas que su ayuntamiento plantea, reflexionó.

Normalmente, expuso, las ciudades proponen sus planes y acciones y ya. Sin embargo, Mérida ahora tiene un grupo plural y multidisciplinario que analiza y estudia las políticas de desarrollo urbano, el cual construye una serie de indicadores y mecanismos para determinar si dan buenos resultados, así como una serie de ajustes y recomendaciones con el fin de fortalecer los mecanismos de planeación.

Observaciones

Algunas de las observaciones que hicieron al municipio tienen que ver con los trámites y permisos de uso de suelo, construcción y desarrollos inmobiliarios, para que sean más claros y así facilitar el proceso de dictaminación y la vida administrativa, detalló el director del Implan.

Otra recomendación, explicó, es que vale la pena revisar algunas cosas donde hay duda, sobre si funcionan bien o no, que tienen que ver con densidad de usos de suelo, alturas de edificios, la manera en cómo generan las calles.

Atender las recomendaciones que el propio cabildo hizo cuando se aprobó el PMDU, sería otra observación, agregó. Entre ellas, hacer adecuaciones al documento y los planos, ahora se aprobó el cambio de límites municipales con Kanasín y Umán.

También señalaron que el ayuntamiento ha desarrollado en los últimos tres años una serie de grandes proyectos estratégicos que convendría que sus estrategias se incluyen o alinean, temas de movilidad, infraestructura verde, Reserva Cuxtal.

En resumen, tendrían que fortalecer el PMDU, subrayó.

En un comunicado, la arquitecta Carmen García Gómez, consejera ejecutiva del Observatorio, explicó parte de la metodología aplicada en la evaluación del PMDU.

Lo que buscamos, detalló, es que el análisis sea objetivo de manera que se convierta en una de las herramientas que permita medir aspectos cuantitativos y cualitativos en diferentes aspectos, sostenidos en los cuatro enfoques del plan, que son ordenamiento territorial, vivienda, sustentabilidad y desarrollo urbano.

Añadió que con el trabajo realizado, que incluyó la evaluación de numerosos indicadores, el Observatorio dará a la ciudad un punto muy particular de avance, con los lineamientos de lo que se debe hacer y dónde hacerlo.

El trabajo realizado a lo largo de ese año de actividades, abundó, incluye no sólo datos, sino también georreferencias para un mejor registro.