Biodiversidad de la Laguna de los siete colores está en peligro: Ecosur

Cambios de coloración de la laguna son debido a la fragilidad del ecosistema señala Manuel Elías

Joana Maldonado
Foto: Gerardo Jasso
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Lunes 27 de mayo, 2019

“Es voluntad traducida en recursos y acciones, que nos salgamos del discurso... es una urgencia, esa biodiversidad que estamos empezando a conocer está en peligro y riesgo inmediato porque el daño se puede volver irreversible”, alertó el doctor Manuel Elías Gutiérrez, investigador del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), respecto a la laguna de Bacalar.

En los últimos años han sido detectadas más de 70 especies nuevas de zooplancton en la laguna, muchas de ellas microendémicas y que no tienen antecedente o se desconoce su nombre y origen.

La gran diversidad que existe en esta laguna habla de la calidad del agua, no obstante, sí se han detectado niveles moderados de contaminación que la pone en riesgo.

En el marco de la Novena Semana de la Biodiversidad, el investigador de Ecosur presentó la conferencia “Bacalar. Noticias sobre una biodiversidad desconocida”, en la que hizo un análisis de la situación de la laguna a partir de las especies de zooplancton halladas al momento y llamó a una inversión que dé cabida a nuevas investigaciones.

Durante la ponencia, Elías Gutiérrez dijo que con la implementación de nuevas tecnologías incrementó el número de especies halladas en la laguna de los siete colores a 84 y se hizo una proyección matemática que presume la existencia de hasta 120 especies de este conjunto de organismos animales que forman parte del plancton y que son pequeños crustáceos, medusas, gusanos y moluscos, así como huevos y larvas.

Este descubrimiento ocurrió luego de 16 muestreos dentro de Bacalar que no incluyen el Cenote Azul, en donde se conocían menos de 20 especies y que actualmente se sabe que hay más de 70, con una proyección superior a 90.

“La diversidad de Bacalar es muy grande pese a su ambiente extremo, ¿por qué conocemos tan pocas especies y no tiene intercambio de especies con el Cenote Azul? (…) Actualmente no se sabe qué son muchas de las larvas de peces, que ni siquiera se relacionan a nivel de familia, no se han podido identificar”, dijo.

Estas especies representan la base de todo lo demás que preexiste en la laguna, por ejemplo, son el alimento de todos los peces. De lo encontrado, detalló, hay varias nuevas especies, cerca de 90 microendémicas, es decir, sólo viven en Bacalar y sólo dos de ellas han sido descritas.

A esta variación en el ecosistema se añade la peculiaridad de que las diversas zonas no comparten la biodiversidad, por ejemplo, entre Bacalar sur, Bacalar norte y el Cenote Azul se hallan diferentes especies de zooplancton que no se parecen en nada y tienen relación a los estromatolitos.

Como ejemplo citó: “Bacalar norte con el Cenote azul sólo comparte seis de 61 que se conocen en el cenote, aunque están conectados”.

Amenaza importante

El especialista indicó que el daño en el ecosistema impactaría en el cambio de especies de zooplancton: “podemos saber todas las especies y si hay cambio en ellas, lo que indica que estamos contaminando el agua. Con una variación da también señal de entrada del pez león, cambios en la química del agua o en la coloración o cualquier otro cambio porque es un sistema sumamente frágil, el color azul de su agua significa que es súper frágil y el zooplancton será la primera comunidad que reaccione”.

En la laguna de los siete colores además se han encontrado 47 especies de peces, una de anfibios, cinco de reptiles, siete de mamíferos, osos hormigueros, murciélagos, 15 especies de aves y 75 especies de vertebrados las cuales se identifican sólo filtrando 40 litros de agua bajo un método recién aplicado.

Además, investigadores rusos hallaron dos especies quironómidos y ácaros en este cuerpo de agua, que son indicadores de su buena calidad y que dan origen a un tipo de mosquito que no es dañino (mosco bobo).

Esto representa mayor diversidad de lo que se sabía hace 22 años y la certeza de que las especies son amenazadas por la contaminación.

Aún hay tiempo

El investigador de Ecosur consideró que no se puede hablar todavía de un daño irreversible en la contaminación porque el daño puede ser revertido dado que la contaminación es moderada, principalmente en las cercanías al pueblo.

Sin embargo Elías Gutiérrez advirtió que puede volverse irreversible en corto plazo si no hay medidas preventivas porque Bacalar es alimentado por ríos subterráneo que puede afectar aunque esté lejos, por eso dijo que es difícil dar un plazo sobre la afectación, pero insistió en que deben implementarse tecnologías para detectar tempranamente lo que suceda.