Mérida, cantera de futuros virtuosos del violín

Interpretan melodías clásicas de grandes compositores en el Peón Contreras

Jesús Mejía
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 17 de junio, 2019

Mérida es cantera de violinistas de alto nivel en el entorno nacional de la música: tres jóvenes músicos interpretaron, bajo la guía de maestros de la Escuela Superior de Artes (ESAY) y del instituto Kunst and Música Yucatán, obras de Dvorak, Beethoven, Mozart, Wieniawski, Freisler y Khachaturian.

El maestro, José Luis Chan, así como Elías Puc y Yohualli Rosas, éstos dos últimos de la ESAY, presentaron a futuros virtuosos del violín en la galería de exposiciones contigua el Teatro Peón Contreras.

Se trata de Yelitza Medina, Alejandra Gameros y Héctor Cuenca, de 23, 22 y 24 años de edad respectivamente, quienes han dado los primeros peldaños a la cima con la guía magistral del maestro José Luis Chan, quien de esta manera deja su impronta de más de 20 años de conciertos en Europa.

La música de cámara representa un espacio de difusión del repertorio de reconocidos compositores que tienen en este tipo de formación, dúos, tercetos, cuartetos, quintetos, ensambles y orquestas más pequeñas, las mejores obras de su creación.

El ciclo de solistas y música de cámara en el que participaron los jóvenes interpretes permite dar frescura y vigencia a la música de concierto y darle vitalidad a los espacios en que se fomenta las artes plásticas.

Con temple y seguridad, la violinista de Homún, Yelitza Medina, desplegó las notas de su violín en la interpretación de la Sonata en Sol mayor, opus 100, de Antonin Dvorak, en sus cuatro movimientos, acompañada al piano de Amos Lucidi, en lo que constituyó una cátedra juvenil de considerables proporciones estéticas.

En su segunda intervención, acaparó la atención del público por las secuencias y contrastes propios de una visión futurista y revolucionaria en la interpretación del Concierto para violín y orquesta en re menor número 2, del polaco decimonónico Henri Wieniawski.

Los musicólogos afirman que las obras de mayor calado en en el desarrollo de la música de Beethoven se encuentran en su repertorio de cámara, lo que quedó en evidencia en la presentación de la Sonata para violín y piano número 3, opus 30, interpretado por el campechano Héctor Cuenca.

Dotado de una gran sensibilidad, pero aún inseguro en las arcadas, el joven de Campeche desarrolló, además de la obra del sordo de Bonn, el Concierto para violín y orquesta número 3 de Mozart.

Con garantía de calidad en la interpretación y con la evidente influencia del maestro José Luis Chan, la la violinista meridana de 22 años, Alejandra Gameros, resolvió con evidente ahínco, estudio y dedicación el difícil Concierto para violín y orquesta en re menor, de Aram khachaturian.

También, de Fritz Kreisler, interpretó el Tamborín Chino, siempre en arreglos hechos para violín y piano, el dúo concertante prevaleciente en el concierto de este fin de semana.

El maestro José Luis Sabido, quien promueve orquestas con valores juveniles y presentar conciertos, también se mantiene vigente como artista y formador con su experiencia de futuros talentos de la música.

El espacio de la sala de exposiciones del Teatro Peón Contreras representa un magnífico escenario para la presentación futura de conciertos de música de cámara.