Comando armado asalta barcos de Pemex en Sonda de Campeche

Los incidentes sucedieron en menos de una semana

Gabriel Graniel Herrera
Foto: Fernando Eloy
La Jornada Maya

Ciudad del Carmen, Campeche
Martes 16 de julio, 2019

Dos embarcaciones que prestan sus servicios a Petróleos Mexicanos (Pemex) fueron asaltadas en menos de una semana. Los hechos los perpetró un comando armado que arribó a los buques en embarcaciones ribereñas. En entrevista, Alejandro Miranda Oceguera, comandante de la Séptima Zonal Naval Militar, reconoció que este lunes se recibió aviso por parte del Centro de Control Marino de Pemex, que el barco grúa Sampson, de bandera panameña, había sido abordado por un comando armado, en la Sonda de Campeche.

Sin detenidos

Los hechos se registraron aproximadamente a las 18 horas. Los delincuentes, encapuchados y armados, se llevaron herramientas, equipos de protección y de respiración autónomos, entre otros bienes.

“No se tienen personas aseguradas debido a que los delincuentes esperan el momento en que las unidades de la Secretaría de Marina se encuentran alejadas, para poder realizar sus fechorías”, señaló Miranda Oceguera.

Otro asalto

De la misma manera, tripulantes de la embarcación Don Fausto dieron a conocer, a través del Centro de Control Marino de Pemex, que el pasado sábado 13 de julio, cerca de las 22:20 horas, un grupo de al menos siete personas encapuchadas y armadas abordó el buque, amagando a la tripulación.

De acuerdo con los denunciantes, los delincuentes los despojaron de sus pertenencias y equipos, para darse a la fuga a bordo de lanchas ribereñas.

La embarcación se encuentra localizada a ocho millas náuticas al este-noreste de la boya de recalada del Puerto de Isla del Carmen, Campeche, y se encuentra sin contrato vigente con Pemex.

Recomendaciones

Miranda Oceguera recomendó a los capitanes de embarcaciones apegarse a los protocolos vigentes de seguridad, para salvaguardar a su tripulación.
Recordó que el Código de Protección de Buques e Instalaciones Portuarias (PBIP) obliga a las embarcaciones navales a contar con un oficial de seguridad, que además de resguardar la integridad de los obreros durante los trabajos que lleven a cabo, debe actuar con base en los protocolos establecidos para evitar ser asaltados o que se ponga en riesgo a la tripulación en caso de que se registren estas acciones.