Problema de gasoductos en la Península de Yucatán ya está resuelto: AMLO

Reforma educativa "se va, se va, y se fue", aseguró en Acanceh

Abraham Bote
Fotos: Gobierno del Estado de Yucatán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Viernes 20 de septiembre, 2019

El presidente Andrés Manuel López Obrador, afirmó que el problema del abasto de gas en la Península de Yucatán ya está resuelto, con lo que se generaría energía eléctrica más barata y se acabaría el problema de los apagones.

López Obrador subrayó este viernes durante su visita por los hospitales rurales de Izamal y Acanceh, como parte del diálogo con la comunidad, que solo faltan 16 kilómetros para hacer la conexíon con la península.



"Ya resolvimos el problema de los gasoductos y se tiene el contrato de la compra de gas de Texas a México, también se tiene la posibilidad de traer gas desde Tuxpán hasta Tabasco y solo faltan 16 km para hacer la conexión y traerla hasta la península, con lo que se garantizará el abasto", indicó el mandatario.

También resaltó que se trata del gas más barato del mundo, por lo que tenemos que aprovechar esa oportunidad para desarrollar al sureste. "Vamos a tener esa ventaja para que no haya apagones en la península y además vamos a tener plantas termoeléctricas para que no falte luz".



Para esto, indicó que colabora con el gobernador de Yucatán. "Con él me llevo muy bien, y estoy trabajando de manera coordinada con Vila Dosal", destacó.

Por otro lado, López Obrador prometió basificar a todos los trabajadores del sector salud en México antes de que termine su sexenio, lo que causó la ovación del personal de salud asistentes en ambos municipios y afirmó que esto se daría de manera paulatina y empezaría con los trabajadores de mayor antigüedad.



En ambas comunidades, la visita del Presidente causó bastante euforia, incluso algunas mujeres de Acanceh se trepaban a las albarradas para poder ver al mandatario o para que vea las pancartas de apoyo o peticiones que tenían para él.

Puntualizó que su gobierno ya realiza cuatro acciones centrales en materia de salud: basificar a todos los empleados, que no falten medicinas, ni médicos o enfermeras. Y se comprometió a que los médicos que trabajen en las comunidades rurales más alejadas tengan mejores salarios que quienes trabajen en las ciudades.

Además prometió terminar las obras inconclusas, pues el gobierno anterior dejó 300 obras sin terminar en el país, reveló.

Hospital de Ticul

En este caso, sobre el Hospital de Ticul afirmó que se va a terminar. Por lo que pidió llegar a un acuerdo a la empresa que demandó al gobierno del estado. "Esa empresa que tiene la demanda (Infraestructura Hospitalaria de la Península, S. A. P. I. de C. V., de Grupo Marhnos),es mejor que nos arreglemos, quieren abusar y cobrar millones de pesos por un supuesto incompleto del gobierno, hay que llegar a un acuerdo", indicó.



Esta empresa, añadió, tiene dos hospitales más, "era una empresa consentida por gobiernos anteriores, pero no vamos a permitir que hagan negocio con la salud, va haber orden y justicia".

El presidente también aseguró que la reforma educativa "se va, se va, y se fue", luego de visitar el hospital rural de Acanceh, Yucatán.

Dijo que la reforma se quitó porque solo generó discordia y para darle su lugar a los maestros. "Nunca más va a haber campaña de desprestigio en contra del magisterio. Nuestros maestros merecen respeto", subrayó.