La IP debe hacer negocios, no depender del gobierno: Miguel Alemán

Ahora es el momento de invertir, indica el empresario

Roberto González Amador
Foto: Reuters
La Jornada Maya

Ciudad de México
Jueves 3 de octubre, 2019

Empresario y político, Miguel Alemán Velasco cree que en definitiva hay un cambio de régimen en México. Por lo pronto, dice, ya nadie protesta de que haya impunidad. "Estamos viendo que cambia la fórmula de las relaciones entre el gobierno y el sector privado", apunta. Desconfianza hacia la administración que inició en diciembre del año pasado, considera, "podría haberla de aquellos que ven la política como un negocio o de aquellos que conseguían contratos representando a políticos y luego salían con un progreso rapidísimo".

Alemán Velasco califica de invención promovida por otras empresas que Interjet –la aerolínea que fundó– esté quebrada. "Sigue volando y va a seguir volando. A ver qué dicen cuando vean los 40 aviones nuevos que acabamos de comprar". También revela que la negociación para que su grupo empresarial se haga con la mitad de las acciones de Radiópolis, filial radiofónica de Televisa, sigue en curso. Hubo un cambio de condiciones, señala en una entrevista con La Jornada.

Creador del foro México Cumbre de Negocios –uno de los encuentros empresariales más relevantes en América Latina–, Alemán Velasco expresa confianza en lo que está haciendo el gobierno. Ve un pendiente en mejorar la seguridad pública y califica como una pena la decisión gubernamental de cancelar la construcción de un aeropuerto internacional en Texcoco. Aunque acota: "han descubierto que era una ola de robos terribles; cuando se aclare eso, la gente se va a dar cuenta".

¿Cuál es el alcance del cambio que vive el país?
Es un cambio total. Para bien o para mal, el gobierno no funciona como estamos acostumbrados. De un sexenio a otro es el primer año cuando se sienten los cambios por la fuerza que tiene el Presidente. Tiene mayoría en el Congreso y varias gubernaturas. Esa fuerza es totalmente nueva y además sabemos que fue lícita. Esa es la diferencia.

En esa circunstancia, agrega el ex gobernador de Veracruz, "mi consejo a la iniciativa privada es que ahora es el momento de invertir".

Sobre el recelo que en algunos sectores del empresariado han despertado las decisiones del actual gobierno, señala:

"Ha impactado a la comunidad empresarial que no les han dado contratos. Nada más. Se han detenido obras porque el gobierno no ha abierto licitaciones. Pero ahí es donde la iniciativa privada, si es iniciativa, se tiene que lanzar a hacer sus negocios, no depender del gobierno".

Añade que el gobierno cambió la forma de hacer compras, como en el caso de medicamentos. "Sí hay un freno, se hace lento el cambio; no se siente actividad, pero estoy seguro que en el segundo año vamos a empezar a ver hechos. Veo al grupo de Carlos Slim (Grupo Carso y América Móvil) que se fue para adelante y va a avanzar más que todos aquellos que duden o se queden atrás".

El vuelo de Interjet

Alemán Velasco habla sobre la situación financiera de Interjet. La empresa está en un litigio sobre un cobro fiscal, que se dirime en tribunales.

"La gente utiliza invenciones para competir", asegura el también ex vicepresidente de Televisa. "En la aviación, por ejemplo, yo tengo el problema de que otras empresas inventan que la mía está quebrada; que no compren boletos ahorita para volar en diciembre porque no van a poder hacerlo. Ahí está volando (Interjet), sigue volando y va a seguir volando. Acabamos de comprar 40 aviones nuevos y cuando los vean a ver qué dicen. Lo que necesitamos son más aeropuertos y que los impuestos no sean exorbitantes. Hoy representan entre 38 y 40 por ciento del precio del boleto", dice.

¿En el contexto del cambio de gobierno hay reglas claras para la inversión?
Sí, hay reglas muy claras.

"Cuando en el ámbito de los negocios vean que está ganando el señor Slim, van a decir 'caray, vamos a hacer lo mismo'; cuando vean que no se puede ganar contratos por amistad con funcionarios, sino por competencia, van a cambiar un poquito".

Casos puntuales como la cancelación del aeropuerto, la suspensión de las licitaciones en el sector de energía o la apertura de contratos para la construcción de gasoductos fueron criticados por empresarios.
Lo entiendo muy bien. Es que las reglas cambian y tienen que cambiar, ahora sí, con el apoyo del Congreso y no solamente por decreto. Al presidente todavía le gusta preguntarle a la gente que levanten la mano para ver si están de acuerdo. Pero en el momento en que las cosas se ponen en orden, las cosas caminan.

¿Considera necesaria una reforma fiscal para aumentar los recursos públicos y financiar los programas del gobierno?
Sí. El Senado y los diputados deberían invitar a fiscalistas, ver protocolos de otros países, comparar porcentajes. Al que debe, que no le perdonen. El caso es subir el salario mínimo. Si se logra engranar una cadena para que si sube la inflación también lo haga el salario habrá menos vendedores en la calle. No hay otro camino para aumentar la recaudación.

¿Cómo explica la afirmación del Presidente de que está en curso un cambio de régimen?
Para mí se refiere al estilo de gobernar. El Presidente se compara con las épocas que ya vivió México, por ejemplo de Juárez, Cárdenas y dice "yo voy a ser cómo él" y lo está demostrando. No quiso vivir en Los Pinos, pero vive en Palacio Nacional. Todo eso está muy bien.

¿Se está dando ese cambio?
Se está dando ese cambio definitivo. Por lo pronto ya nadie protesta de que haya impunidad. Estamos viendo que otra vez revisa lo de Ayotzinapa y esto va a traer como consecuencia muchas otras investigaciones. Me parece que es correcto.

Este primer año de gobierno, si hacemos una lista de su equipo actual, vemos que nadie conoce a nadie. A nivel pueblo, las personalidades que forman su gobierno son poco conocidas. Pero si se mete uno a examinar el currículum de cada una, se ve que es gente valiosa, que sabe. Yo no sé si políticamente funcionen, pero el tema en que están, conocen. Poco a poco eso se va a sentir también, lo vamos a comprobar.

¿Qué tema debe atenderse con urgencia?
Primero que nada la seguridad. Tiene que sentirse que se está organizando. La Guardia Nacional tiene que ser ejemplo de inteligencia para prevenir y ejemplo de seguridad.