Dependencias sin estructura mínima requerida: Rafael del Pozo

En el caso del estado hay Órganos Internos de Control que pertenecen a la Secoes

Joana Maldonado
Foto: Twitter @RafaeldelPozo
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Domingo 6 de octubre, 2019

De las 56 dependencias y entidades del gobierno del estado, por segundo año consecutivo, solo cuatro cuentan con la estructura indispensable en la integración de sus Órganos Internos de Control (OIC). El secretario de la Contraloría, Rafael del Pozo Dergal, consideró que lo más viable sería homologar criterios con la federación y que estos OIC se concentren a la dependencia a su cargo y sean fortalecidos.

En el último resumen de labores, el titular de la Secretaría de la Contraloría (Secoes), Rafael del Pozo, indicó que de las 56 dependencias, 29 cuentan con Órganos Internos, 25 de las cuáles no tienen la estructura mínima básica, mientras 27 dependencias carecen de un OIC.

Y nuevamente, como lo mencionó en la glosa del Segundo Informe de Gobierno, este año solo cuatro dependencias cumplen con la estructura mínima al contar con titular, un área de auditoría, un titular del área jurídico consultiva y uno más del área de control interno y seguimiento.

Las Secretarías de Educación (SEQ), Finanzas y Planeación (Sefiplan), Salud (Sesa) y Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) son las cuatro Contralorías Internas integradas adecuadamente de acuerdo a la Ley del Sistema Anticorrupción del estado.

Rafael del Pozo dijo que de entrada no existe un criterio homologado para los OIC y a nivel federal desde hace unos meses todos estos órganos se han adscrito a la Secretaría de la Función Pública (SFP) y están integrados por su personal.

“Esto es muy importante porque tienen un solo jefe, y saben para quién trabajan y conocen quien determina objetivos y metas y supervisa o verifica los alcances de las tareas”, indicó.

Del Pozo, quien precisó que en el caso del estado hay OIC que pertenecen a la Secoes y otros son adheridos a las propias dependencias, lo que consideró que es una mala práctica.

El secretario abundó en que ha hecho la observación y ha solicitado a legisladores revisar el tema de las facultades: “por eso toco el punto, porque lo que no hace el OIC lo terminamos haciendo en la Contraloría por temas de responsabilidad pública, al final, legalmente esos OIC dependen de nosotros aunque no está en nuestra nómina ni presupuestos y a veces para tomar decisiones tiene que pasar por las propias dependencias”.

Para el secretario de la Contraloría, lo más factible sería que todos los OIC sean centralizados y garanticen el mínimo de estructura para que cumplan con su responsabilidad.

“Todos requieren información, es común que los secretarios, subsecretarios directores, coordinadores, piden a los OIC información sobre el margen de actuación, éstos tienen que ser fortalecidos porque son quienes conocen las actividades sustantivas y podrían ser mucho más eficientes, es lo deseable”, dijo.

Sin embargo, por otra parte apuntó que hay que ser conscientes en que es un tema de presupuesto. “No hay que dejar títere sin cabeza (…) todos requerimos más, pero los recursos son limitados, lo que es importante es advertirlo y en medida de lo posible ir avanzando en la conformación”, aunque acotó que es mucho más importante que se fortalezcan las áreas de responsabilidades, de resolución e investigación de la Secoes que los OIC, porque es en donde hay mayor presión toda vez que al inicio de esta administración era un área olvidada.

El secretario dijo que han solicitado fortalecer estas áreas, y también que no sigan creando entes públicos que carezcan de ellas como recientemente aconteció con el Servicio de Administración Tributaria (SAT-Q), y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal Anticorrupción.