Demócratas buscan mayor control a las acciones militares ordenadas por Trump

El presidente de EU lamenta que el Congreso insista en el 'impeachment' ante la crisis con Irán

Afp y Sputnik
Foto: Reuters
La Jornada Maya

Washington, Estados Unidos
Martes 7 de enero, 2020

Legisladores demócratas votarán en los próximos días una propuesta de resolución en el Congreso estadunidense que busca controlar las acciones militares dispuestas por el presidente Donald Trump, luego de que el mandatario ordenó el asesinato del general iraní Qasem Soleimani, informó la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

En el ámbito doméstico, Trump criticó ayer la insistencia demócrata en la gran estafa del juicio político en su contra, cuando él se encuentra muy ocupado, en alusión a la crisis con Irán.

Pelosi anunció en una carta enviada a sus colegas el domingo que esta propuesta busca limitar las acciones militares del presidente concernientes a Irán.

Trump dio la orden la semana pasada de eliminar al jefe de las fuerzas Al Quds, de los Guardianes de la Revolución, encargado de las operaciones de Irán en el exterior, quien murió el viernes pasado en un ataque con dron en Bagdad.

Pelosi acusó que esa decisión puso a soldados estadunidenses y civiles en peligro al arriesgar una escalada grave de las tensiones con Irán.

Los demócratas protestaron porque Trump tomó esa decisión sin consultar primero con los principales ocho parlamentarios en el Congreso, grupo que integra Pelosi, y han insistido en que sólo el Congreso tiene la facultad para declarar una guerra.

Como miembros del Congreso, nuestra primera responsabilidad es mantener seguro al pueblo estadunidense, señaló Pelosi en la carta.

Estamos preocupados porque el gobierno ordenó esta acción sin consultar ni respetar al Congreso.

Irán prometió represalias por la muerte de Soleimani, considerado héroe en la república islámica. Pelosi añadió que la resolución para limitar la acción militar de Trump será presentada por Elissa Slotkin, ex analista de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y representante demócrata por el estado de Michigan, quien como integrante del ejército participó en tres incursiones en Irak.

En el ámbito local, Trump criticó la insistencia demócrata en el impeachment: La gran estafa continúa. ¡Gastar tiempo en este engaño político en este momento de nuestra historia, cuando estoy tan ocupado, es triste!, tuiteó el magnate.

En tanto, John Bolton, ex consejero de Seguridad Nacional, dijo estar dispuesto a declarar si es convocado por el Senado durante el juicio político a Trump.

Los demócratas creen que el ex asesor, quien dejó el cargo en septiembre pasado, tiene información que sostendría las acusaciones de abuso de poder y obstrucción al Congreso que la cámara baja presentó contra el presidente. Pero, hasta ahora el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, ha dicho que no quiere llamar a testigos para el juicio, que se espera comenzará este mes.

El ex consejero, considerado un halcón de Washington por su línea dura hacia Corea del Norte, Cuba y Venezuela, es uno de los cuatro funcionarios del gobierno de Trump que los demócratas quieren como testigos. Los otros son el jefe de gabinete Mick Mulvaney, el asistente de Trump Robert Blair, y el funcionario de la Oficina de Administración y Presupuesto Michael Duffey, pero para ser citados es necesario que varios senadores republicanos se unan a los demócratas, lo cual se ve muy difícil porque el partido se ha mantenido unido y solidario con el magnate en todo el proceso del juicio de destitución.