Nuevo terremoto, magnitud 5.9, remece Puerto Rico

íctor Huérfano, dijo que prevé nuevas réplicas debido al fuerte sismo

Ap
Foto: Afp
La Jornada Maya

Ciudad de México
Sábado 11 de enero, 2020

Un sismo de magnitud 5.9 remeció el sábado Puerto Rico y causó daños por millones de dólares en la costa sur de la isla, donde otros temblores recientes derrumbaron casas y escuelas.

El Servicio Geológico de Estados Unidos informó que el temblor ocurrió a las 8:54 de la mañana a 13 kilómetros al sureste de Guánica y a una escasa profundidad de cinco kilómetros. Hubo varias réplicas, incluida una de magnitud 5.2 menos de dos minutos después.

De acuerdo con las autoridades no hay reportes de muertes ni heridos.

El terremoto del sábado se registró cuatro días después de uno de magnitud 6.4 que sacudió la misma zona y en medio de más de mil 200 sismos pequeños ocurridos en las últimas dos semanas, todos de baja profundidad.

La gobernadora Wanda Vázquez dijo que los daños del sismo del martes se calculan en unos 110 millones de dólares, con un total de 559 estructuras afectadas. Agregó que su gobierno decidió canalizar de inmediato dos millones de dólares para los seis municipios más dañados.

Vázquez pretende que el gobierno de Estados Unidos emita una declaración de desastre, lo que liberaría más recursos federales para la isla.

Debido al temblor del sábado, la Autoridad de Energía Eléctrica señaló que han sido reportados apagones en gran parte del sur de Puerto Rico y diversas cuadrillas evaluaban posibles daños en las plantas generadoras. Los funcionarios indicaron que también realizarán de nuevo peritajes en todas las estructuras inspeccionadas anteriormente, dada la magnitud del sismo del sábado.

La vicealcaldesa Elizabeth Ocasio de la ciudad costera sureña de Ponce dijo que las autoridades cerraron la zona centro de la ciudad y dos sectores contiguos debido al debilitamiento de la infraestructura.

“Un edificio cayó por completo”, subrayó. “En Ponce hay mucha infraestructura antigua”.

Bárbara Cruz, una fiscal que se encontraba en Ponce cuando se produjo el nuevo sismo, detalló que trozos de hormigón cayeron a la acera y varios edificios seguían derrumbándose.

“Todo el mundo está en la calle”, sostuvo.

Fueron reportados más aludes de tierra y daños a viviendas, además de serias grietas en un puente en la localidad costera suroccidental de Guánica.

El sismo, cuya magnitud se calculó inicialmente en 6.0, ha sido el más fuerte después del de 6.4 del martes y es el más potente que ha sacudido la isla en un siglo.

Ese temblor dejó una persona muerta y nueve lesionadas y dañó o destruyó centenares de viviendas y varias escuelas y negocios en el extremo suroccidental de la isla.

Más de 4 mil personas permanecen en albergues, muchas temen regresar a sus casas y otras no pueden hacerlo porque sus viviendas tuvieron daños serios.

El director de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico ordenó el cierre temporal de la planta más grande de la compañía, la cual es inspeccionada por cuadrillas debido a los daños causados por sismos anteriores.

Desde el 28 de diciembre, el suroeste de Puerto Rico ha registrado más de mil 280 sismos, de los cuales más de 100 se han sentido y más de 70 alcanzaron una magnitud de por lo menos 3.5.

La NASA informó el viernes que los sismos habían provocado desplazamientos de tierra de hasta 14 centímetros en el sur de Puerto Rico, con base en las imágenes satelitales tomadas antes y después de los temblores.

Víctor Huérfano, director de la Red Sísmica de Puerto Rico, dijo que prevé nuevas réplicas debido al fuerte sismo.

“Va a renergizar una situación de inestabilidad”, dijo, y añadió que los sismólogos estudian cuáles fueron las fallas activadas. “Es una zona compleja”.