Senado de EU exige a Biden detener ''xenófobas'' deportaciones de haitianos

“Las fotos que he visto me perturbaron profundamente”: Alejandro Mayorkas
Foto: Afp

El líder de la mayoría del Senado estadunidense, el demócrata Chuck Schumer, instó este martes al presidente Joe Biden a poner fin a las deportaciones masivas de migrantes haitianos, calificando esta política de actitudes "detestables y xenófobas" propias de la administración del ex mandatario Donald Trump.

"Insto al presidente Biden (…) a poner fin inmediatamente a estas expulsiones, y a terminar con esta política del Título 42 en nuestra frontera sur. No podemos continuar con estas políticas detestables y xenófobas de Trump que ignoran nuestras leyes de refugiados", dijo Schumer en el pleno del Senado.

Los agentes de la patrulla fronteriza de Estados Unidos se esfuerzan por frenar la afluencia masiva de inmigrantes indocumentados, miles de ellos procedentes de Haití, en una crisis creciente para el gobierno de Biden.

 

Foto: Ap

 

La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos ha dicho que la "mayoría" de los inmigrantes indocumentados serán expulsados en virtud de la política gubernamental del Título 42 que restringe la inmigración debido a la pandemia de Covid-19.

La crisis se intensificó después de que unas imágenes del fotógrafo de la AFP Paul Ratje, que se difundieron rápidamente en las redes sociales, mostraran a unos jinetes blandiendo sus largas riendas para amenazar a los migrantes y empujarlos hacia el río.

 

Mayorkas “horrorizado” por imágenes de campamento migrante

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, dijo el martes que las imágenes donde agentes fronterizos a caballo parecían arrear a los migrantes que intentaban cruzar la frontera sur lo “horrorizaron”, pero no llegó a declarar que la situación en la frontera era de crisis.

Mayorkas dijo al canal de cable CNN que “cualquier maltrato o abuso de un migrante es inaceptable”, y añadió que “las fotos que he visto me perturbaron profundamente”. Pero no declaró explícitamente que reflejaran maltrato o abusos, y prometió que habría una investigación.

 

Foto: Ap

 

“Esto es contrario a todos los valores que tratamos de inculcar en nuestro pueblo”, dijo Mayorkas, y añadió que el departamento enfrentará la situación “con todas sus fuerzas” una vez realizada la investigación.

La Oficina de Responsabilidad Profesional, que encabeza la investigación, enviará personal a vigilar la situación en la población fronteriza de Del Río, Texas, donde han ingresado miles de migrantes haitianos que huyen de una situación inestable en su país y tratan de entrar a Estados Unidos desde México.

Mayorkas aseguró que habrá un “cambio drástico” en el número de desplazados en los próximos dos a cuatro días a medida que continúa el proceso de expulsión.

 

También te puede interesar: Expulsados en masa, haitianos temen regresar a su patria


El aumento reciente de la migración en la frontera ha incitado a los republicanos a redoblar sus ataques al gobierno por lo que consideran su incapacidad de resolver una crisis en la frontera. Pero en CNN, Mayorkas se negó a calificarla como una “crisis”, y dijo que se trata de una “situación desgarradora” y un “reto tremendo”.

“De ninguna manera minimizo el problema humanitario que presenta, pero quiero decir claramente que sí tenemos un plan para enfrentarlo”, aseguró.

Mayorkas dijo que 600 empleados de Seguridad Nacional fueron trasladados a Del Río. Señaló que pidió ayuda al Departamento de Defensa para realizar una de las expulsiones más rápidas y de mayor envergadura de migrantes y refugiados de Estados Unidos en las últimas décadas.

En declaraciones en Del Río el lunes, Mayorkas advirtió a los haitianos que no vengan a Estados Unidos. Dijo que una extensión temporaria de la medida que los protege de la deportación caducó el 29 de julio y no se aplica a los migrantes nuevos.

“Si vienes a Estados Unidos ilegalmente, serás devuelto. Tu viaje no tendrá éxito y pondrás en peligro tu vida y la vida de tu familia”, dijo.

 

Menos opciones en la frontera México-Texas

Las opciones para los miles de migrantes haitianos situados a ambos lados de la frontera de México y Texas se redujeron el martes, luego de que el gobierno de Estados Unidos aceleró los vuelos de expulsión a Haití y México comenzó a sacar a algunos de la zona en avión y autobús.

Más de 6 mil haitianos y otros migrantes han sido desalojados de un campamento en Del Río. Las autoridades estadunidenses han sido criticadas por utilizar patrullas a caballo para impedir que la gente entre a Texas.

 

También lee: Inicia expulsión masiva de migrantes haitianos en Texas


Eso bastó para que algunos migrantes haitianos regresaran a México, mientras que otros trataban de decidir en qué lado de la frontera probar suerte.

Jean Claudio Charles, de 34 años, su esposa y su hijo de un año estaban estirándose al amanecer el martes tras pasar la noche durmiendo sobre cartones en un parque junto al río con otros 300 que decidieron regresar a México del lado estadunidense, algunos por temor a ser deportados y otros por falta de comida.

Charles dijo que no quería dejar la zona, que gradualmente se está convirtiendo en un nuevo campamento del lado mexicano, por temor a ser arrestado.

“Ellos están agarrando a la gente y nos molestan, especialmente a los haitianos porque nos identifican por el color de la piel”, dijo.

 

Foto: Ap

 

Pero miles de personas seguían en el campamento en Texas. El gobernador republicano del estado, Greg Abbott, dijo el martes durante una visita a Del Río que el máximo funcionario del condado le sentenció que el conteo más reciente era de unos 8 mil 600 migrantes en el sitio.

“Ellos no han mostrado capacidad para procesar a esos migrantes para el final de la semana” dijo Abbott. “Lo único que han mostrado es una incapacidad para lidiar con la crisis, inocentemente, por la forma en que pretenden que ni siquiera existe. Estamos aquí para decirles a ustedes que es un caos total y que el gobierno de Biden tiene que tomar acciones grandes”.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, dijo el martes que había hablado sobre la situación de los haitianos con su homólogo estadunidense, el secretario de Estado Antony Blinken. 

Ebrard dijo que la mayoría de los haitianos ya tenían estatus de refugiados en Chile o Brasil y que gran parte de ellos no lo buscaban en México.

 

Sigue leyendo: Organizaciones de migrantes engañan a haitianos para que lleguen a EU: Ebrard

 

Edición: Estefanía Cardeña