Foto: Ap

Con un triplete de Mohamed Salah, el Liverpool goleó 5-0 en su visita al Manchester United, este domingo en el partido estrella de la novena jornada de la Premier League, una humillación histórica que deja en el aire el futuro del técnico local, el noruego Ole Gunnar Solskjaer.

Salah consiguió los tres últimos tantos del Liverpool (minutos 38, 45+5, 50), para rubricar la 'manita' en Old Trafford. El jugador egipcio dio además la asistencia para el tanto de Naby Keita (1-0, minuto 5) y el otro gol de su equipo lo firmó en el 18 el portugués Diogo Jota.

Esta victoria permite al Liverpool resituarse segundo en la clasificación, a un punto del líder Chelsea, mientras que el Manchester United queda descolgado, como séptimo a ocho puntos del primero y a siete de su rival de la tarde.

Cristiano Ronaldo no pudo evitar la bofetada sufrida por su equipo. Al astro luso se le anuló un tanto en el 52, tras la revisión en vídeo (VAR), aunque entonces el marcador era ya de 5-0 y el tanto hubiera sido probablemente anecdótico.

A la hora de juego, el United se quedó con un hombre menos por la expulsión del francés Paul Pogba, que había entrado en el partido en el descanso. Fue por una acción que dañó a Naby Keita.

Solskjaer apareció durante gran parte del partido hundido y abatido en su banquillo, mientras su equipo volvía a evidenciar problemas en defensa.

Ya dejó ver descoordinación en la zaga esta semana en la Liga de Campeones, donde el Atalanta se adelantó 2 a 0 en Old Trafford, aunque entonces el equipo inglés pudo remontar y ganar 3-2.

Esta vez el resultado al descanso era ya de 4 a 0 para el Liverpool y los 'Red Devils' no estuvieron en ningún momento en disposición de poder remontar.

El Liverpool muestra una vez más su peligro como visitante. Fuera de casa lleva ocho partidos seguidos consiguiendo al menos tres tantos, mientras que el United no mantiene su arco imbatido como local en Premier League desde marzo.

Edición: Emilio Gómez