Foto: Península Deportiva

El Circo Teatro Yucateco fue el primer recinto en Mérida destinado al entretenimiento, fue inaugurado en el año de 1900 y de manera coloquial le llamaban el “Coloso de Santiago”, por su ubicación en el icónico barrio. Este famoso lugar fue sede de las primeras funciones cinematográficas proyectadas en la ciudad; corridas de toros, circos, zarzuelas, comedias y las emocionantes peleas de box; deporte que, años más tarde, un eminente empresario de sangre libanesa llevaría a la gloria, poniendo a Yucatán en el escaparate del boxeo mundial.

En 1921 llegaron a esta tierra Massad Abraham Kahlil y Salima Dáguer Tanús (por sus nombres como fueron registrados en migración al llegar a costas yucatecas) venían con Asís, su primogénito de apenas un año de edad y eran originarios de Aaba, un poblado del Líbano del que decidieron emigrar en busca de nuevos horizontes. Poco después de llegar a la gran ciudad se mudaron al poblado de Halachó, donde el 8 de enero de 1931 nació William, el quinto de sus seis hijos. 

William cursó sus estudios en la escuela Modelo y posteriormente ingresó a la Academia Comercial Marden; desde niño fue un gran deportista -su deporte predilecto era el beisbol- y no perdía oportunidad para asistir a las funciones de box y ver pelear a su púgil favorito, Julio César Jiménez el “Schmeling yucateco”.

A los 16 años, Willy -como le llamaban algunos de sus más cercanos- incursionó en el mundo laboral, el infatigable Asís había inaugurado un local en el que vendía telas al menudeo entre el edificio de Correos y el Siglo XIX, llamado “El Trancazo”. En 1950, a tan sólo tres años de su apertura, la prosperidad del negocio les permitió abrir una segunda tienda en la que ahora venderían también al mayoreo, la fábrica “San Francisco” era su principal proveedor, el dueño, don Carlos González, era buen amigo de Asís y se les ocurrió que ya que el nombre de la fábrica se había popularizado entre la clientela le agregaran solamente dos palabras “de Asís”, para aprovechar su posicionamiento, no confundir de dueño y apelar a la protección del venerable santo. El nombre San Francisco de Asís, se convertiría en la “marca registrada” de los hermanos Abraham.

Como encargado de la cobranza en las tiendas, William diseñó una ruta por el interior del estado, la que recorría casa por casa recaudando pagos “en abonos” de su vasta clientela. 

En 1970 el joven empresario se entera que un muchacho aficionado al boxeo de nombre Héctor Mendieta, trabajaba como vigilante en la tienda San Francisco y estaba interesado en boxear profesionalmente. Decidió llamarlo para ofrecerle su apoyo y así se le ocurrió la idea de inaugurar un gimnasio para boxeadores amateurs. William les ofrecía trabajo en las tiendas y en su tiempo libre, entrenaban.

El gimnasio “San Francisco de Asís”, se convirtió en un auténtico semillero de campeones yucatecos. 

El 8 de diciembre de 1973 se celebró el campeonato estatal de box en la Plaza de Toros Mérida, Héctor Mendieta fue derrotado por Gustavo Guty Espadas Cruz en una reñida pelea a 12 rounds. La actuación del vencedor dejó sorprendido a William.

Don Guty Espadas Cruz, campeón mundial de boxeo: "Yo le debó mucho a don William, fue como un padre, (fue) un hombre que a pesar de lo que era y todo lo que tenía se sentaba en la escarpa con nosotros a comer salbutes y panuchos como si fuera un muchacho, lo teníamos en un pedestal. Era un tremendo empresario, la humildad lo caracterizaba. Si hubo un deporte que le gustaba, ese fue el box. Tuvimos la dicha de que nos apoyara, y él, la de lograr campeones del mundo".

Cuentan que, en una de sus peleas, Guty Espadas Cruz fue derribado por el boxeador norteamericano Willie Jansen quien lo dejó inmóvil en la lona, al parecer, noqueado, en ese momento William se paró junto al ring y le grito "¡levántate Gustavo!" y cuando Guty escuchó su voz se levantó como resorte y continuó en la pelea que acabó siendo empate.

William se convirtió en uno de los grandes promotores del boxeo en México, saboreó el triunfo en cinco campeonatos mundiales, gracias a cuatro grandes boxeadores; en 1976 con Guty Espadas Cruz el Huracán Yucateco en el Sports Arena de Los Ángeles; con Freddy El Chato Castillo en dos ocasiones, 1978 y 1982; en 1981 con Juan Juanito Herrera y en 1983 con Guadalupe Lupe Madera venciendo al japonés  Matsue Tokashiki.

Juan Carlos Gutiérrez, director del diario electrónico Península Deportiva: "Antes los campeonatos del mundo eran algo muy importante, mucho más que ahora porque en la época de don William sólo existían dos organismos (reguladores del boxeo) hoy existen cuatro, ahora es mucho más fácil ser campeón mundial. De 1975 a 1982 don William fue el promotor más importante del boxeo en México y estuvo en la élite de los promotores de boxeo en América Latina, lo que logró en su tiempo tiene mucho mérito. Era un verdadero 'aficionado promotor del box' pues nunca dependió económicamente de ese negocio. Como ser humano, sin duda, fue un 'grandes ligas'”.

Un dato curioso en la historia del box es que William y su hijo Mario Abraham Xacur -quien continúa su legado en el boxeo- han coronado, respectivamente, a dos campeones del mundo que a su vez son padre e hijo; Guty Espadas Cruz y Guty Espadas Espinosa.

 

Reconocimientos

El 15 de marzo de 1997 William fue admitido en el salón de la fama del boxeo de la Comisión Mundial del Boxeo (CMB) y el 19 de noviembre de 2016 se le rindió un homenaje póstumo al ser inscrito en el Salón de la Fama del Deporte Yucateco.

Falleció el 30 de abril de 2005 después de batallar durante largo tiempo contra la diabetes y la insuficiencia cardíaca. 

William fue un “formador de campeones” -creo que el corazón comenzó a pedirle tregua de tanto involucrarlo en todo lo que emprendía-, llegó a la cima por su gran visión en los negocios, tenacidad y trato amable; paso a paso logró alcanzar el éxito en una tierra que en principio era ajena, pero que, de manera memorable, hizo suya. 

Indudablemente Willy consiguió dar el knock out desde el primer round … en el cuadrilátero de la vida.

 

Edición: Laura Espejo


Lo más reciente

Mérida ha crecido casi 100 veces durante siglos XIX y XX: Investigador

Pasó de tener sólo 7 km² a una superficie de 800 km², revela académico de la UADY

La Jornada Maya

Mérida ha crecido casi 100 veces durante siglos XIX y XX: Investigador

Recogen firmas para blindar la tauromaquia en la Ciudad de México

Buscan reactivar eventos en Plaza de Toros México, que hoy cumple 77 años

Efe

Recogen firmas para blindar la tauromaquia en la Ciudad de México

Defensa de García Luna busca impedir que testigo revele supuestos sobornos a 'El Universal'

El juicio se reanuda este lunes

La Jornada

Defensa de García Luna busca impedir que testigo revele supuestos sobornos a 'El Universal'

Ecuador: Registran participación del 80.74 por ciento en comicios locales

En este ejercicio también se vota por referéndum para modificar la Constitución

Efe

Ecuador: Registran participación del 80.74 por ciento en comicios locales