de

del

Cartago delenga est

Claudianas
Foto: Fernando Eloy

En las campañas electorales a veces existe una circunstancia que bien puede ser denominada la condena al mal candidato. Esa condena o trampa inescapable se da en los partidos pequeños, los que no tienen ninguna posibilidad real de triunfo. 

El partido pequeño no puede postular un buen candidato, porque no tiene posibilidades de triunfo y, por lo tanto, no es atractivo para políticos serios e -irónicamente- al no estar en posibilidad de postular un candidato viable, el partido se condena a seguir siendo marginal. Es una espiral hacia la irrelevancia.

Esa es la razón por la que los partidos pequeños, también denominados satélites (porque no pueden subsistir como fuerzas electorales de forma independiente), generalmente postulan candidatos que no se entiende cómo llegaron ahí o qué méritos tienen. Son candidatos coloridos que están en la palestra porque son los únicos que aceptaron jugar un papel de relleno o están ahí para satisfacer un protagonismo de cálculo muy peculiar (para decirlo de forma amable). Pueden ser también (cuando el personaje es serio) candidatos o candidatas que abanderan un tema que no puede ganar una elección, pero que aceptan correr-para-perder a cambio de dar visibilidad al asunto que les preocupa o apasiona (medio ambiente, derechos humanos, etc.)

Hoy, el Partido Revolucionario Institucional en Yucatán es un partido satélite, sin oportunidades reales de triunfo por sí mismo y, por tanto, si decidiera competir por la gubernatura será presa de la trampa inescapable del mal candidato. 

Si el PRI decide ir por su cuenta, es probable que sea encabezado por un político o política que sea cartucho gastado o alguien buscando un protagonismo a toda costa pensando que la mejor manera de iniciar (o terminar) una carrera política será una campaña que distará mucho de hacer un papel digno. El PRI es un partido demasiado politizado, en el sentido mundano de la palabra, para decidir que, en el 2024, en Yucatán, convertirá su campaña a la gubernatura en la oportunidad de dar visibilidad a un tema agudo de la agenda pública, es una organización muy lejana del idealismo requerido para esa apuesta. 

En ese marco, un mal candidato combinado con un instituto desgastado en lo nacional y agotado -por el momento- en lo local, puede sepultar a una organización política por larga que sea su historia o pedigrí. Ese es el riesgo de un PRI que parado por sí solo y sin un candidato serio o atractivo puede perder su registro local en un abrir y cerrar de ojos, ante un pobre resultado en las elecciones del 2024. 

Entonces, salvo que en las filas del tricolor exista un disciplinado kamikaze que decida salir a hacer una campaña incansable, bien planeada, de caminar y caminar, de remar contra corriente, sin recursos ni apoyos, para al final del día tener como único premio la continuidad del magro registro del PRI local. Es obvio que el PRI no tiene más opción que ir en alianza y renunciar a tener un candidato a gobernador surgido de sus filas. El PRI nunca ha sido tierra de mártires, sino de pragmáticos, algunos más preparados o intelectuales que otros. 

Así, ahora que los tiempos se adelantan y la contienda política se crispa como nunca en la historia contemporánea, empecemos a pensar que en Yucatán sólo habrá dos abanderados o abanderadas, uno guinda y uno azul (con distintos tonos de intensidad en su color, pero únicamente en esos dos colores) y empecemos a ver las encuestas (o a sumarlas), sin el imposible tercer candidato y concentrándonos en cómo se comparan los dos primeros. Ser realista es una obligación en estos tiempos en los que el país se juega su futuro entero (para uno u otro lado).

[email protected]

 

Lea, del mismo autor: Qui totum vult totum perdit: Ulises Carrillo



Edición: Estefanía Cardeña


Lo más reciente

Puebla, a un paso de despenalizar aborto

Cifras del Inegi señalan que en 2021 se realizaron 275 interrupciones del embarazo en la entidad

La Jornada

Puebla, a un paso de despenalizar aborto

Desplazados de Chenalhó, Chiapas, claman ayuda a autoridades

Se refugian en escuela por ataques armados del grupo de 'Los Herrera'

La Jornada

Desplazados de Chenalhó, Chiapas, claman ayuda a autoridades

Muere a los 53 años la actriz estadunidense Shannen Doherty, protagonista de la serie 'Hechiceras'

Falleció a causa de un cáncer de mama, de acuerdo con representante

Efe

Muere a los 53 años la actriz estadunidense Shannen Doherty, protagonista de la serie 'Hechiceras'

El FBI identifica al tirador que intentó matar a Trump como Thomas Crook

Era un hombre blanco de 20 años; se desconoce si tenía cómplices

Efe

El FBI identifica al tirador que intentó matar a Trump como Thomas Crook