de

del

Aquel nuevo hospital

Noticias de otros tiempos
Foto:

A principios del siglo pasado, Yucatán aceleró el ritmo de su modernización, que estuvo aparejada al auge henequenero. Esto no quiere decir que la riqueza estuviera mejor repartida; al contrario, unas cuantas familias controlaban la exportación de la fibra, que era el verdadero negocio, mientras que los medianos y pequeños hacendados -y algunos grandes también -vivían endeudados. Los trabajadores de las haciendas, mientras tanto, eran mano de obra cautiva aunque en algunas fincas recibían mejores tratos que en otras.

De la primera década del siglo XX data una gran cantidad de construcciones y edificios públicos tanto en Mérida como en el interior del estado, donde lo primordial fue edificar escuelas. En la capital, el paisaje de calles polvorientas en época de secas y convertidas en lodazal durante la de lluvias cambió mientras transcurría la administración de Olegario Molina Solís, quien impulsó la pavimentación de las principales vías. Cabe mencionar que esta mejora de quedó literalmente en el centro de la ciudad, donde residía la élite, por lo que la diferencia social quedó establecida entre los que vivían “en adoquín” o fuera de él. Por entonces, los barrios de Santiago, Santa Ana, San Sebastián y San Cristóbal eran asentamientos de obreros. En Mejorada se encontraba la residencia de la familia Molina, al igual que las oficinas y bodegas de la casa comercial O. Molina S. en C

Pero la transformación de Mérida requirió dinero y en grandes cantidades, y el gobierno de Olegario Molina concibió que la inversión necesaria tendría como eje la higiene: pavimentación y pozos pluviales para disminuir la presencia de mosquitos y otras plagas (aunque todavía se desconocía el papel de vector del Aedes aegypti); escuelas para preparar ciudadanos, y una novedad: un área de la ciudad exclusiva para la atención a quienes de manera temporal o permanente se encontraban excluidos por cuestiones de salud. Así, al poniente, se establecieron el Asilo Ayala, el Hospital General Agustín O’Horán y la Penitenciaría Juárez, aunque esta última ya se encontraba ahí, pero fue remodelada.

¿Aislar a los presos era cuestión de salud? Sí, porque se concebía que la sociedad era un cuerpo y que los delincuentes eran el equivalente a las bacterias infecciosas.

En cuanto al Hospital General, que ha sido materia de otras noticias anteriormente, en esta ocasión encontramos la presentación que de él se hizo poco antes de su inauguración. Esto apareció en un periódico especial llamado Crónica Yucateca, el cual fue subtitulado “periódico moderno, de información, arte y letras”, impreso por la empresa A. López Ituarte y Com. Editores. El ejemplar a la mano carece de fecha pero es notorio que su propósito fue dar publicidad a la visita del presidente Porfirio Díaz, que tuvo lugar del 5 al 9 de febrero de 1906.

La entrega de Crónica Yucateca es un número especial de 32 páginas, con fotografías en prácticamente todas ellas, lo que todavía era una novedad por lo costoso. Aparte, fue un número concebido para presentar varios aspectos de Yucatán, pero destacando las obras que don Porfirio llegaba a inaugurar.

Volviendo al hospital General, el espacio que le dedica es breve a comparación de otras obras, pero lo valioso es que en unos pocos párrafos nos muestra cómo era concebido un establecimiento dedicado a la recuperación de la salud, en el cual pesaba el tener un entorno agradable y la exposición al aire. Por eso, el terreno es de 300 metros cuadrados, pero no todo era construcción; al contrario, había amplios pasillos y jardines, por lo que, más que un edificio, el hospital era un complejo en el cual…

“[...] El espectáculo que ofrece a la vista del observador desde la azotea de la Dirección, no puede ser más atrayente pues se miran diseminados entre treinta y dos verdes prados hasta treinta y cinco pabellones de bonita arquitectura, separados por anchas calles, la mayoría de ellas cubiertas, para que los enfermos y la servidumbre puedan libremente circular de uno a otro pabellón, a pesar de la lluvia”. 

Además del área central, donde se encontraban la administración, dirección y farmacia, había dos departamentos: al norte, el destinado exclusivamente para mujeres enfermas, y al Sur, únicamente enfermos varones. Ambos con el mismo número de edificios, la única diferencia era que en el de hombres existía un balneario, mientras que en el de mujeres cada edificio contaba con baño propio; es decir, no se trataba de espacios de relajación, sino de aseo.

Por el contrario, únicamente había dos pabellones para infantes, con seis camas cada uno, mientras que los de adultos eran nueve; seis de ellos con 20 camas y tres con 12 cada uno. Estos pabellones constaban de comedor, baño, cuartos de distinguidos, sala general, cuarto de agonizantes y cuarto para el enfermero; construidos sobre bóvedas y con perfecto sistema de ventilación.

También existía un departamento de aislados, con tres pabellones especiales, rodeados de una verja de hierro, “dedicados especialmente a enfermedades infecciosas, tales como vómito, viruela, cólera, difteria, etc., y en el fondo del paseo o gran avenida central [...], álzase imponente el depósito de cadáveres, el que está unido a todos los pabellones del establecimiento por medio del ferrocarril ‘Decauville’”.

Sin duda, la amplitud y divisiones de aquel Hospital O’Horán nos hablan de otro paradigma de atención a la salud, del cual tal vez deberíamos recuperar algunas cosas. 

[email protected]

Edición: Ana Ordaz


Lo más reciente

''Trabajo mata grilla, este 2 de junio ganaremos'': Rommel Pacheco

Asegura que la campaña negra en su contra no afectó la preferencia de la gente

Astrid Sánchez

''Trabajo mata grilla, este 2 de junio ganaremos'': Rommel Pacheco

Instalarán hábitats artificiales en aguas de QRoo para la conservación de arrecifes: Conoce el proyecto

Se espera hundir las estructuras en Punta Sam, zona conocida como 'El Meco'

La Jornada Maya

Instalarán hábitats artificiales en aguas de QRoo para la conservación de arrecifes: Conoce el proyecto

Comerciantes buscan espacios en Feria Carmen 2024

El atractivo viene del resultado de los últimos eventos realizados en el municipio

La Jornada Maya

Comerciantes buscan espacios en Feria Carmen 2024

Al menos 37 muertos por ataques israelíes sobre campos de desplazados de Rafah, al sur de Gaza

Los bombardeos azotan la misma zona donde un incendio mortal mató a 45 personas el domingo

La Jornada Maya

Al menos 37 muertos por ataques israelíes sobre campos de desplazados de Rafah, al sur de Gaza