La mirada artística de Demián Flores que deconstruye una nación

El artista propone el concepto “neo” que juega con la memoria en la relación entre pasado y presente
Foto: Notimex

Johanna Martín Mardones

De-construcciones como Demián Flores titula la reunión de obras que presentó en el Centro Cultural La Cúpula en el 2018 es, como su nombre lo plantea, el análisis y la reflexión profunda desde distintas miradas que desarticula el entramado simbólico propio de un sistema. Deconstruir es pensar ese sistema lejos de sus implicancias, asumiendo las múltiples perspectivas y alcances que pueden surgir en la búsqueda del espíritu que le dio vida, que lo originó. 

Para ello el artista utiliza como punto de partida y base de su propuesta dos series y una pieza individual: De/construcción de una nación, Flora y Tapiz. Las escultóricas “neoprehispánicas”, en De/construcción de una nación, se instalan como manifestaciones de alto carácter icónico. Por su parte, la serigrafía, el grabado y pintura en Flora proponen, desde su plasticidad, mirar desde otro lugar la (de)construcción territorial. En la serie Tapiz el artista refuerza sus lazos afectivos con Oaxaca y desplaza el trabajo de taller al territorio del arte. Las distintas manifestaciones plantean, desde el lenguaje que las tipifica, una nueva instancia reflexiva para (de)construir, desfondar la nación como constructor orgánico. Desde ahí el artista anuncia la multiplicidad de miradas con las que revisa la nación como concepto dominante.

En el proceso, la construcción teórica-gráfica del artista propone el concepto “neo” como soporte medular que juega con la memoria en la relación entre el pasado y el presente a modo de puente histórico. Así aparecen en su trabajo conceptos como: neo-prehispánico, neo-maya, que invitan a (re)pensar el trabajo oficial como base histórica y los “nuevos” planteamientos que no olvidan el pasado ni dejan de mirarlo para construir lo nuevo, para cuestionarlo, desarmarlo o desecharlo por idealizado o engañoso, si fuera necesario. Quizás, el ejemplo más claro son las esculturas bajo la conceptualización “neomaya”, figuras de pequeño tamaño que transitan entre lo tradicional y lo contemporáneo, lo convencional y la ruptura, lo dominante y lo sometido, etc. Bajo esta mirada, las cerámicas asumen la representación de un hibridaje identitario que nace de una “construcción” idealizada y hegemónica y termina en una “(de)construcción neo”, para cuyo efecto trabajó con elementos propios de una cultura contemporánea que exacerba rasgos sin perder la matriz, el corazón de la cultura mexicana. El trabajo de Flores pone el acento en la memoria como valor fundamental para avanzar en la (de)construcción de nuevos valores simbólicos, en cuyo proceso cobran sentido los múltiples cuestionamientos que nunca cesan. 

En la representación de la Flora, el artista opera de la misma manera, vuelve nuevamente la mirada a lo figurativo como base-fuente de su propia interpretación gráfica simbólica, vuelve a mirar a los clásicos para (re)interpretar su visión de Oaxaca, su tierra natal. Para ello basa su trabajo “(…) en la Dendrología natural y botaneología americana, o tractado de los árboles, y hierbas de la América de fray Juan Caballero (ca. 1730-1787), originario de la provincia de Antequera y quien fuera Provincial de la Orden Dominica, cuyo manuscrito que data del último tercio del siglo XVIII, contiene un catálogo de plantas de la región oaxaqueña”. (Lluvia Sepúlveda. Fragmento del texto publicado en el catálogo Flora, 2017) Flores revisa el trabajo de Caballero y propone una (re)valoración de los principios de la época a partir de su propia mirada sobre la vegetación floral y su cercanía emotiva con la geografía natal; algo similar opera en Tapiz donde el artista revisa técnicas antiguas, el fieltro, en una mirada permanente al pasado como valor histórico. En el proceso va superponiendo contexto, memoria y territorio y al mismo tiempo desplaza y arrastra-limpia en un raspaje que descubre, da vida a lo que le ha denominado lo “neo”.

El trabajo que nos plantea Demián Flores en De-construcciones es un acto de búsqueda, pero fundamentalmente de apertura al valor de la historia en el que la memoria juega un papel crucial como antecesor que reconoce-realza y al mismo tiempo cuestiona.

*Artista Visual

Investigadora y Crítica de Arte 

[email protected]

Edición: Ana Ordaz


Lo más reciente

Humanismo Mexicano, modelo de gobierno pertinente

La Resaca 2.0

Normando Medina Castro

Humanismo Mexicano, modelo de gobierno pertinente

Mono con chip de Neuralink logra mover un cursor con su mente; planean pruebas en humanos

La empresa de Elon Musk espera que pacientes con discapacidad puedan moverse y comunicarse nuevamente

Reuters

Mono con chip de Neuralink logra mover un cursor con su mente; planean pruebas en humanos

Al menos 10 muertos en bombardeo a escuela religiosa en Afganistán

La explosión ocurrió en la madraza Al Jihad de Aybak

Ap

Al menos 10 muertos en bombardeo a escuela religiosa en Afganistán

Rinden homenaje a José Saramago en la FIL Guadalajara

Es ''el escritor no latinoamericano más cercano al corazón'' de AL: Restrepo

La Jornada

Rinden homenaje a José Saramago en la FIL Guadalajara