de

del

Esto es en serio

Nunca el humor había sido tan importante como en las actuales circunstancias
Foto: Juan Manuel Valdivia

Sí, es 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, día de las bromas serias y de la gran oportunidad de hablar con aplomo, sin sonar arrogantes. Día de explotar el lado lúdico que nos caracteriza como mexicanos. Estamos seguros que muchos lectores nos escribirán para reconocer que “cayeron” ingenuamente dando por ciertas nuestras noticias “ficticias”; otros tantos apuntarán, como en ocasiones anteriores, que en algunos casos la realidad y la ficción están separadas por una frontera muy débil.

Nunca el humor había sido tan importante como en las actuales circunstancias. ¿De qué otra forma puede el espíritu humano tomarse un respiro de las tragedias y retos que nos rodean? Es el fin de un año muy difícil y la cuesta todavía se siente vertical. Vienen más pruebas. 

Son muchos los que ya no están con nosotros y los echaremos de menos. Son más los que quedan esperando que sus sueños, aspiraciones y vidas no se rompan, por ellas y ellos vale la pena seguir trabajando y, sobre todo, informando.

Sí, el 2020 nos deja claro que el reto de informar ha cambiado radicalmente, ya no se trata sólo de publicar noticias, datos, hechos y luego hacerlos llegar a quienes están interesados en ellos. Ahora la misma verdad está en disputa. La información y la desinformación están trenzadas en una batalla increíblemente pareja. La Jornada Maya se lanza a fondo en esa contienda en la que el periodismo con integridad tiene mucho que aportar si queremos que el futuro sea más justo. 

Este diario tiene su estilo, sus temas, sus visiones, pero lo que jamás hará es construir una realidad alterna. La realidad social, económica, humana, ambiental, de igualdad de género, de respeto a las minorías y de construir una comunidad que nos incluya a todos, siempre nos tendrá como aliados ante cualquier circunstancia. Esa es nuestra mejor promesa y propósito para el año que viene. Es nuestra obligación con la Península de Yucatán entera y con nuestra alma mater que es La Jornada nacional. 

Damos gracias a todos los que, en este año, pese a todas las adversidades, nos permitieron crecer, consolidarnos, renovarnos, llegar a más casas, pantallas y celulares. En esta casa editorial sentimos la energía de una ciudadanía exigente que ha renovado su compromiso con la participación en el espacio público. Eso nos emociona y nos llena de optimismo. Son muchos los que han creído en nosotros y no les vamos a quedar mal. 

Nuestra meta es consolidarnos como un periódico que ofrece análisis amplios, especializados, que aborda los temas que otros evaden, que se mantiene optimista sin caer en la ingenuidad y que, firmemente anclado en la realidad de nuestra península, no deja de echar una mirada amplia al mundo.

Claro que importa la política, pero importa igualmente la lucha de las mujeres mayas, la preservación de nuestras selvas, la creación de nuestros artistas, el cuidado de nuestro patrimonio o las fotografías de nuestros científicos. Nuestras páginas -en papel o en el ciberespacio- quieren reflejar la amplitud y diversidad del acontecer social. La realidad es una construcción comunitaria, no es privilegio de unos cuantos. Toda esa construcción y actividad social merece ser difundida, arropada si nos hace mejores y, obvio, denunciada, cuando es destructiva. 

Sí, el periodismo debe ser de fondo, porque estamos viviendo tiempos cruciales. Es cierto, la historia se escribe a diario, pero en estos días esa escritura ha tomado una nueva urgencia y ritmo. Así que nuestra tarea es mejorar nuestra capacidad como caja de resonancia, como investigadores francos, como curadores de los temas importantes. 

Parafraseando a Francisco Zarco: jamás escribiremos nada que no estemos dispuestos a sostener como seres humanos comprometidos con su comunidad, su península, su país y su mundo. 

Nos preparamos para el 2021 y la lista de pendientes y cosas por venir, lo hacemos dedicados a servirte, pensando en que te veas reflejado en este medio porque aquí todos tenemos espacio, voz y una tarea importante que jugar. Aquí, el lector es nuestro mejor director y único juez; eso, como todo lo jornalero, es irreverente, renovador, sentido y, sobre todo, es en serio. 

Vayamos juntos a la jornada anual que está por reiniciar. Nosotros te deseamos un 2021 de primera plana. 

[email protected]


Lo más reciente

Distribuyen libros en unidades del Va y Ven para promover la lectura

Alrededor de 400 historias circulan por las diversas rutas del transporte público

La Jornada Maya

Distribuyen libros en unidades del Va y Ven para promover la lectura

Carín León cierra los festejos de la feria de Playa del Carmen

El artista cantó sus mayores éxitos ante más de 25 mil personas

La Jornada Maya

Carín León cierra los festejos de la feria de Playa del Carmen

Sorprenden a los turistas del ''aeropuerto de la selva'' con cocteles TQO

Los estudiantes de la Universidad Tecnológica de Tulum fueron los responsables de preparar las bebidas de arranque

Miguel Améndola

Sorprenden a los turistas del ''aeropuerto de la selva'' con cocteles TQO

Convocan en Yucatán al Primer Foro Estatal de Prevención del Maltrato Animal

El evento se llevará a cabo el viernes 19 de julio en el Gran Museo del Mundo Maya

Astrid Sánchez

Convocan en Yucatán al Primer Foro Estatal de Prevención del Maltrato Animal