Tabacón B. Linus
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 26 de septiembre, 2016

México nunca deja de sorprendernos, esta vez para mal. Cuando aparecieron los motes de Ladies y Lores en las redes sociales, las etiquetas parecían justas y apropiadas para exhibir los abusos de los ricos y poderosos sobre el común de los ciudadanos. El escarnio era un acto de justicia en la opinión pública.

Que [i]Ladies[/i] y [i]Lores[/i] fueran tema viral, tenía ese sabor irreverente, revolucionario y lúdico frente a ciertas élites y conductas que nos recordaban lo peor del régimen y sus atropellos. Frente a hijas de papi, mirreyes, guaruras, funcionarios engreídos, ricachones de pacotilla y demás fauna asimilable, la foto o el video que los ponía en evidencia eran nuestra única vela de esperanza para enfrentarnos a los privilegiados descarriados.

Con el atroz linchamiento de Emma ([i]Lady Coralina[/i]) por el festejo de su despedida de soltera en un club de playa de la Riviera Maya, se perdió esa faceta inspiradora de Facebook, WhatsApp, Twitter, etc., y sólo nos quedó la vacuidad y ligereza de las redes sociales, nos quedó el morbo sin rumbo y sin contenido. Se perdió cierto ánimo revolucionario del ciberespacio, y en su lugar quedan el chisme y la sinrazón, el [i]reality show[i] sin más.

Emma no hizo nada. En tiempos de poliamor, de equidad de género, de nuevas fronteras y de tantas cosas, la condenan a la hoguera por dar un beso a un extraño, justo cuando corrían ríos de alcohol. Un maldito beso. Como si en las despedidas de soltera, especialmente en la Riviera Maya, nunca pasara nada.

Las despedidas de soltero -las de hombres, claro- han sido glorificadas como las bacanales por definición, son punto de referencia de excesos, lo mismo en chistes de cantina que en películas de Hollywood. Todo puede pasar en una despedida de soltero, desde el cliché de la rubia y la mulata, hasta el asesinato y el contrabando. Todo es celebrado y festinado, de nuevo, entre hombres.

Quienes hemos pasado por esos ritos de supuesta iniciación masculina, recordamos el clásico antro de [i]table dance[/i], en el que no ocurre un beso, pero ocurren cosas “peores”. Mínimo ocurre el bailecito en las rodillas. En las despedidas “clásicas” el o la estríper son estándar; es un valor entendido e implícito que algo de tono sexual pasará, porque todos andan buscando que pase (ése es el fetiche). En el caso de la pobre Emma no pasó nada, si acaso la traición de alguien que filmó y, después, el puritanismo de todos los que viralizaron el video.

Quisiera saber si todos los que de “puta” no la han bajado en las redes sociales, son más castos y puros que un simple beso en una despedida de soltero, con la tácita tolerancia que debe esperarse en dichos eventos. No creo que nadie pase la prueba.

Lo único que podemos decirle a Emma es que, si su prometido no es capaz de protegerla, arroparla y salvarla en su momento de mayor necesidad y fragilidad, qué bueno que no se casó con él.

Un prometido así no pintaba para buen esposo: incondicional para todas las vicisitudes y circunstancias de la vida, la vida erótica en pareja y el matrimonio. Si el ahora ex-prometido de Emma la hubiera perdonado, protegido y nunca hubiese cancelado la boda, qué lección de amor y generosidad nos hubiera dado. Hubiese sido una inspiración para todos, una inspiración casi poética.

Sin embargo, si nos queremos poner moralinos para defender a Emma, citemos la Biblia y los más trillados versículos para leer en una boda. Me refiero a Corintios 13:7-8: El amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser...

Emma perdió, primero, porque el amor que le tenían no era real y, después, por nuestra frivolidad, nuestro morbo, nuestro deseo de destrozar como si fuéramos santos y tuviéramos derecho a tirar la primera piedra.

Sin embargo, México es el gran perdedor aquí. Perdimos algo de esas redes revoltosas, rebeldes y agudas que apuntaban sus cañones hacia quienes hacen de este país un desastre social y económico, y no hacia quienes tan solo viven su vida privada. ¿Dónde quedaron las redes sociales que pueden hacer realidad la primavera árabe o la revolución de las sombrillas en Hong Kong?

Hoy todos merecemos que nos tachen de [i]Ladies[/i] y [i]Lores[/i] vacuos, vacíos, morbosos. Es nuestra cruz. No la de Emma.


Lo más reciente

Encuentran el meteorito más grande del mundo en la Antártida; pesa 7.6 kilos

Científicos hallaron en una expedición cinco rocas espaciales jamás descubiertas

Astrid Sánchez

Encuentran el meteorito más grande del mundo en la Antártida; pesa 7.6 kilos

ONU pide medidas urgentes ante el auge de la ideología neonazi en internet

Las ''redes sociales son cómplices y también lo son los anunciantes'', aseguró Antonio Guterres

Efe

ONU pide medidas urgentes ante el auge de la ideología neonazi en internet

Hallan a 57 migrantes adolescentes hacinados en un camión cerca de la frontera México-EU

De origen guatemalteco, ocupaban un remolque junto a ocho hombres y una mujer y su hija

Ap

Hallan a 57 migrantes adolescentes hacinados en un camión cerca de la frontera México-EU

Brasil investigará posible genocidio con la salud indígena

ONU prepara ayuda de emergencia para los yanomamis de Brasil

Efe

Brasil investigará posible genocidio con la salud indígena