Enrique Galván Ochoa


post Image

Compartir


Dinero

Las tres principales agencias de calificación crediticia han sido acusadas de contribuir a la crisis financiera global, lo que ha suscitado mayor supervisión de los reguladores de Estados Unidos y Europa, dijo el Council on Foreign Relations en un documento que publicó en su sitio de Internet en febrero de 2015. Y agregó: “No obstante, los inversionistas siguen confiando en esos servicios en gran medida sin cambios. Las agencias de calificación crediticia global conocidas como las Big Three, Standard and Poor’s (S&P), Moody’s y Fitch Ratings, todas con sede en Estados Unidos, han sido objeto de un intenso escrutinio. Destinadas a proporcionar a los inversionistas información fiable sobre los varios tipos de deuda, han sido acusadas de “exacerbar la crisis financiera y defraudar a los propios inversionistas ofreciendo evaluaciones excesivamente favorables de instituciones financieras insolventes y aprobando valores hipotecarios extremadamente riesgosos”. Pemex decidió prescindir de los servicios de una de ellas, Fitch Ratings. Por razones no conocidas, se ha obsesionado en crear desconfianza en torno a la petrolera nacional… y cobrarle al mismo tiempo.

Favoritas del viejo régimen

Enrique Peña Nieto y sus tres secretarios de Hacienda –Luis Videgaray, José Antonio Meade y José Antonio González Anaya–, así como el de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, fueron extremadamente generosos con las calificadoras de crédito. (También los directores de Pemex). Como publiqué en este espacio el 11 de marzo de 2019, en su sexenio pagaron a S&P 500 mil dólares, a Moody’s 450 mil y a Fitch Rating 350 mil, de acuerdo con información obtenida vía el portal de transparencia de la empresa. (Un millón 300 mil dólares, equivalentes a 25 millones 650 mil pesos de entonces). Las agencias correspondieron a la generosidad de los funcionarios con opiniones favorables sobre la reforma energética… Sin embargo, al terminar el sexenio la deuda del gobierno era de 11 billones de pesos y la de Pemex excedía 100 mil millones de dólares, no había subido su producción y estaba invadida de corrupción. ¿Qué sigue? Habrá que esperar una embestida todavía más fuerte de Fitch Ratings, perdió un buen cliente.

Expropiaciones, no

El presidente López Obrador enfatizó que no quiere “expropiar por expropiar” ni generar miedo a los inversionistas tras la aprobación de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, lo que sí hará es renegociar contratos con una decena de empresas de energía, entre ellas Iberdrola. Movieron todos los hilos posibles los representantes empresariales, inclusive en la Casa Blanca, sin resultados. Seguramente amanecieron muy frustrados: los moches que pagaron a los senadores de la anterior legislatura para que aprobaran la reforma energética de Peña Nieto fue dinero tirado al cesto de la basura. Todavía seguirán pataleando en la Suprema Corte de Justicia, pero los hombres de negocios más experimentados se acercarán a negociar con el gobierno las nuevas condiciones de operación. Si ustedes recuerdan, la vía que siguió Vicente Fox fue distinta: expropió la industria azucarera comenzando su sexenio. Y los panistas lo aplaudieron.

Arcas vacías

Grupo Famsa, fundado por Humberto Garza González en la década de los 70, atraviesa su peor crisis financiera. Sus acreedores exigen el pago de 9 mil 172 millones de pesos, pero la empresa asegura no contar con recursos; además, sus ventas han caído 53.8%. A través del concurso mercantil, Grupo Famsa y sus acreedores buscan acordar una forma de pago; el proceso requiere una etapa de conciliación, pero de no lograrse un acuerdo entre las partes, el asunto concluirá con la quiebra de la compañía y la liquidación de sus activos.

Ombudsman Social

Asunto: INE y las vacunas

Además de la supervisión de la vacunación que pretende realizar el INE, se le tendría que dar un nuevo super presupuesto para contratar personal y capacitarlo para que vigile la aplicación del biológico; que no vean moros con tranchetes donde no hay enemigo a la vista.

Rodolfo Ayala /CDMX (verificado por teléfono)

R: ¿Por qué mejor no vigilan más de cerca los recursos que ya están fluyendo hacia los partidos por las elecciones de este año?

Twiteratti

Las calificadoras de Pemex cobran por partida doble. Cobran a Pemex por calificarla y cobran a la oposición para calificar mal a Pemex. Qué chingones.

Escribe @JorgeLoboGama1

Twitter: @galvanochoa

Facebook: @galvanochoa

Correo: [email protected]

Edición: Emilio Gómez

OPINIONES ANTERIORES

...
10 de Abril del 2021
Enrique Galván Ochoa
Elecciones en marcha… y no hay confianza en el INE
Leer más
...
10 de Abril del 2021
La Jornada
Avances contra la corrupción
Leer más
...
09 de Abril del 2021
Julio Hernández López
Tribunal electoral ¿con cerca?
Leer más
...
09 de Abril del 2021
Enrique Galván Ochoa
El subsidio a la gasolina
Leer más
...
09 de Abril del 2021
La Jornada
Desafuero: aniversario de una infamia
Leer más
...
08 de Abril del 2021
Julio Hernández López
Potenciar a Genaro 'G'
Leer más
...
08 de Abril del 2021
Enrique Galván Ochoa
Hacienda obtiene préstamo por 3 mil 250 mdd
Leer más
...
08 de Abril del 2021
La Jornada
México-EU: voluntad de cooperación
Leer más