Sigue búsqueda de Fernanda en Isla Mujeres; su madre denuncia amenazas

La menor, de 12 años, desapareció el 21 de julio
Foto: Fiscalía General del Estado

Fue el pasado 21 de julio cuando la menor Fernanda Cayetana Canul Blanco, de 12 años de edad, desapareció en la zona continental de Isla Mujeres y hasta ahora no hay pistas sobre su paradero. Su madre denunció que sufrió un intento de privación de la libertad.

La menor es estudiante de primaria y su domicilio se ubica en la colonia Nazareno, de la zona continental en isla Mujeres; fue vista por última vez el jueves 21 a las 10 de la mañana, cuando salió de su casa para dirigirse a otra vivienda cercana donde trabajaba como lavatrastes, según lo relatado por sus padres, Deysi Blanco y Laureano Canul.

Vestía un short color rojo, sandalias azules con estrellas y como seña particular tiene dos lunares, uno en la mejilla y otro cerca del labio superior, es de tez morena clara, complexión delgada, cabello negro, lacio y largo hasta los hombros, ojos café claro, de 1.40 metros de estatura, aproximadamente.

Tras la denuncia de los padres la Fiscalía General de Quintana Roo activó la Alerta Amber e implementó un operativo al que se sumaron elementos de Bomberos, pero hasta ahora no ha dado avances de su paradero. Este sábado voluntarios del comité de búsqueda de personas desaparecidas, junto con agentes policiacos, recorrieron nuevamente la zona por donde transitó la menor previo a su desaparición, sin encontrar rastros.

De acuerdo con la información que han brindado los padres, el lunes 18 una vecina, esposa de un hombre que trabaja como taquero y taxista, le llamó a la señora Deysi Blanco para que le recomendara a alguien para lavar trastes. Fue cuando su hija Fernanda le pidió que la dejara ir a ella, porque quería juntar dinero para comprar un celular. La joven comenzó con el trabajo. El jueves 21 de julio la vecina y su esposo pasaron por ella, pero la menor ya no regresó a su hogar.

Alrededor de la 13 horas del jueves, la hermana mayor de Fernanda fue a buscarla a su trabajo (la taquería), pero encontró las puertas cerradas y el lugar vacío. La vecina respondió las llamadas, pero se justificó al decir que su coche se había descompuesto. El sábado 23 de julio el taquero y taxista -al que han calificado como presunto sospechoso de la desaparición- fue al hogar de Fernanda a decirle a sus padres que no tenía nada que ver con lo ocurrido a su hija, pero desde esa fecha no lo han vuelto a ver.

Desde entonces se han realizado varios operativos de búsqueda entre familiares y vecinos, casa por casa, el más reciente este sábado, además de los anunciados por la Marina, Guardia Nacional, Policía Quintana Roo e incluso Protección Civil, Bomberos y el grupo Topos.

Ahora, la madre de la menor asegura que teme por su vida, pues denunció que el sábado 30 de julio, mientras repartía volantes de búsqueda de su hija, unos sujetos trataron de privarla de la libertad en el fraccionamiento Villas del Mar. La señora asegura que fueron dos hombres encapuchados en un automóvil negro, quienes intentaron llevarla por la fuerza.

“Me dijeron que me iban a llevar con mi hija, yo les pedí una foto primero o un video… pero me dijeron que tenía que retirar la demanda, empezamos a forcejear y yo empecé a gritar, ellos se fueron”, relató. Esta situación -dijo- se suma a los intentos de extorsión que ha vivido de personas que supuestamente tienen información sobre la niña, pero le piden dinero a cambio.

 

Lee también: Buscan en cenotes el cuerpo de Michelle, joven desaparecida en Tulum


Edición: Estefanía Cardeña


Lo más reciente

India otorga igualdad de acceso al aborto a todas las mujeres

Permitirán la interrupción del embarazo hasta las 24 semanas sin importar el estado civil

Ap

India otorga igualdad de acceso al aborto a todas las mujeres

Favorecer a Ejército y Gertz

Astillero

Julio Hernández López

Favorecer a Ejército y Gertz

El resguardo de todos los afectos

Invitación a la lectura de ''El nombre del mundo es bosque'' de Úrsula K. Le Guin

Rulo Zetaka

El resguardo de todos los afectos

Ucrania: deponer la insensatez

Editorial

La Jornada

Ucrania: deponer la insensatez