Foto: Rosario Ruiz

Solidaridad decretó saldo blanco por el paso del huracán Delta; en Playa del Carmen y Puerto Aventuras sólo se reportaron árboles caídos, que en muchos casos afectaron el cableado eléctrico y de servicios.

Desde tempranas horas del miércoles, diferentes dependencias iniciaron con la contención de daños por el paso del ciclón: Protección Civil y Bomberos se abocaron al corte, poda y retiro de árboles derribados.

Muchos vecinos se organizaron para la limpieza de calles, auxiliados por elementos de la Guardia Nacional. En un recorrido por la zona turística se comprobó que a lo largo de la Quinta Avenida cayeron varios árboles, incluso cortando la circulación peatonal; las fachadas de los comercios mostraron afectaciones, como anuncios derribados, inundaciones o decoración de balcones o terrazas voladas por el viento.

No faltaron los intrépidos, incluidos turistas, que acudieron a las playas a verificar la fuerza del oleaje, que al menos hasta el mediodía seguía muy intenso. Algunos aprovecharon para grabar videos y subirlos a sus redes sociales o tomarse una selfie.

 

 

Otros puntos de la ciudad tuvieron inundaciones, y colonias como Villas del Sol o la zona centro no contaron con luz parte del día.

La presidente municipal, Laura Beristain Navarrete, acompañada del titular de la Secretaría de Protección Civil, Prevención de Riesgos y Bomberos, Francisco Poot Kauil, recorrieron la ciudad para verificar las afectaciones. Constataron que las cerca de 450 personas que ocupan los 10 refugios habilitados están seguras, con alimentos y atención médica.

La munícipe informó que en respuesta inmediata para atender a la ciudadanía por el paso del meteoro desplegaron 111 vehículos y 600 elementos de todas las fuerzas policiacas, así como la Guardia Nacional, Marina y Sedena.

Detalló que están llegando más familias a los refugios, debido a que fueron afectadas por la entrada de agua en sus hogares; son canalizados a través del DIF Solidaridad.

 

Edición: Laura Espekp