En tan sólo un mes, tres ciclones golpean a QRoo

En 2005 también hubo una tormenta tropical 'Zeta'
Foto: Juan Manuel Valdivia

La temporada ciclónica 2020 del Atlántico sigue rompiendo récords; en octubre, Quintana Roo recibirá el impacto de tres ciclones: Gamma, Delta y Zeta, y falta más de un mes para que concluya la actividad, señaló el meteorólogo de Solidaridad, Antonio Morales Ocaña, quien recordó que en 2005 también hubo una tormenta Zeta, pero esta se presentó a finales de año.

“Desde 2005, cuando comenzó a sentirse el cambio climático, fue una temporada que nunca en la historia se había dado, con 27 ciclones tropicales. Tuvimos dos impactos: Emily en julio y Wilma en octubre y pensamos que esto no volvería a repetirse; sin embargo, 2020 no sólo lo repitió, sino que está rebasando”, señaló.

En 2005 hubo una tormenta tropical Zeta que se formó el 30 de diciembre y terminó el 6 de enero de 2006; “este año ya se formó la tormenta Zeta, ya igualamos a 2005 y todavía tenemos tiempo y temperaturas muy cálidas en el océano para que continúe la formación de estos ciclones tropicales, esto es un récord que no se tenía previsto”.

Esta temporada, Quintana Roo ha recibido efectos de varios ciclones: Cristóbal, en junio, que aunque no impactó el territorio sí dejó lluvias e inundaciones en la zona sur; Gamma, como tormenta tropical, el 4 de octubre, y Delta el 7 de octubre como huracán categoría dos, que fue el que dejó más daños. Zeta llegaría a tierra mañana 27 de octubre.

Coincidió en que la trayectoria de Zeta es errática y mientras más tiempo pase estacionada en mar abierto, se organiza y fortalece: “el tiempo de espera se prolonga, es incierto, avanzó muy poco durante la noche del sábado y volvió a estacionarse. No podemos afirmar nada, todavía está en definición. Los meteorólogos siempre hablamos de probabilidad, nunca hablamos con certeza porque estos fenómenos no tienen palabra”.

Explicó que el calor alimenta a los huracanes, pero también sube su presión barométrica y a menor presión el huracán es más potente. En ese aspecto Gilberto sigue siendo el ciclón más fuerte que haya afectado al estado.

Edición: Elsa Torres