Carlos Águila Arreola
La Jornada Maya

Cancún
28 de abril, 2015

El hallazgo de un túnel en el Centro de Reinserción Social (CERESO) de Cancún –hecho inédito en la historia del penal–, así como el amago de levantamiento por parte de los internos si fallece el reo que recibió un machetazo en la cabeza durante la riña del domingo volvió a prender los focos rojos y a tensar la situación en torno al centro carcelario. Alrededor de las dos de la tarde del martes fue suspendida la visita, que se reinició tras los hechos del fin de semana, cuando los internos del Cuadro empezaron a correr de la voz de que “quemarían la cárcel y aniquilarían a los presos de la “I” (i) si Hugo (Alejandro Amaral García) fallecía”, de acuerdo con decenas de familiares apostados afuera del penal. Fueron necesarias máS de dos horas para evacuar a entre 300 y 350 personas que visitaban a sus familiares, mismos que fueron reunidos en el área de aduana y quienes tuvieron que imprimir sus huellas dactilares, la nueva forma para controlar el ingreso, pues antes se dejaba en depósito la fotocredencial de elector.
Al respecto, el doctor Rubén Maldonado Villanueva, director del Hospital General de Cancún, reportó que hasta las 5’30pm Amaral García continuaba con vida aunque destacó que su situación “es muy delicada y en cualquier momento se podría dar un desenlace fatal, incluso está en coma y tuvimos que entubarlo”. En la misma situación está Piter Figueroa Sánchez, quien también tiene una herida en la cabeza producida también con machete, así como una serie de cortadas en la mano derecho; su situación “también es crítica, aunque menos riesgosa”, dijo el galeno.
En el mismo sentido, la madre del lesionado (Rosa María Amaral) ingresó al penal cerca de las 3pm a entrevistarse con el director Manuel Virgilio Morales Herrera, quien la pasó al Cuadro, donde informó a los reos que su hijo estaba grave pero aún con vida.
No obstante, entre las 2pm y las 5pm, cuando empezó el retiro de uniformados, el ajetreo con rechiflas e improperios al interior de la cárcel se sucedían de vez en vez y todo quedó en una tensa espera, pues en cualquier momento se esperaba la refriega.
Minutos después de que empezó el retiro de la visita salió un grupo de ocho trabajadores de la Secretaría de Infraestructura y Transportes (SINTRA), quienes se apostaron a un costado del portón de ingreso al penal, y quienes confiaron que “nos sacaron cuando íbamos a empezar a tapar un túnel”.
El líder de la cuadrilla, quien por obviedad se reservó sus generales, refirió que supo que el hallazgo del subterráneo se realizó anoche y que ingresaron a la cárcel alrededor de las 10 de la mañana para taparlo después de sacar puntas y recipientes con los que, intuyó, sacaron tierra y piedras. Cuestionado sobre qué tiempo calculaba se habría cavado, dijo “que tenía tiempo porque tiene una profundidad de tres metros y cinco de largo”; incluso, calculó que ya estaba bajo la calle que pasa frente al centro de reclusión. Añadió que escuchó que durante la riña del domingo, y después que los internos de la “I” derribaron entre tres y cuatro metros cuadrados de barda, y casi 20 metros de malla alrededor del campo de futbol, el túnel habría quedado al descubierto.
En esta ocasión alrededor de 200 elementos de las policías Municipal, Estatal y Judicial del municipio de Benito Juárez arribaron a la cárcel, lo mismo que tres binomios caninos (policía-entrenador, cada uno con su perro).


Lo más reciente

Muñecas clásicas de Barbie y su competidora Tressy, reinas en una subasta en Francia

La colección privada incluía modelos lanzados entre los años 1960 hasta 1990

Afp

Muñecas clásicas de Barbie y su competidora Tressy, reinas en una subasta en Francia