La UADY genera proyecto para comunidades vulneradas

Busca desarrollar las habilidades de protección contra el acoso escolar
Foto: UADY

El proyecto para el desarrollo de habilidades de autoprotección contra el acoso escolar, llevado a cabo con adolescentes de la Escuela Secundaria Técnica No. 35 de Oxkutzcab, generó experiencias y conocimientos que podrán replicarse en otras comunidades, destacó Norma Heredia Soberanis, profesora investigadora de la Facultad de Educación de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).  

Mediante un financiamiento para proyectos sociales de la Fundación W.K. Kellogg, durante tres años se trabajó con la comunidad escolar a través de talleres artísticos, deportivos y de promoción a los derechos humanos, fomentado entre los participantes sus capacidades de autoconocimiento, pensamiento crítico y solidaridad, entre otras, detalló Heredia Soberanis.  

Las personas participantes, agregó, han mostrado más seguridad en sí mismas, desarrollaron sus capacidades para conversar los problemas sin enojarse, han aprendido a escuchar, compartir y respetar a las otras personas estableciendo relaciones de compañerismo.  

La académica de la UADY expuso que el primer año fueron atendidos 197 estudiantes de segundo grado de secundaria, quienes tuvieron actividades extracurriculares en talleres de danza, literatura y poesía, pintura y dibujo, así como uno deportivo.  

Resultado de esa primera intervención, dijo, se realizó una Feria de Valores, en la que también hubo espacio para la exposición de las creaciones hechas por los adolescentes.  

 

 

Durante el segundo año, agregó, organizaron un taller de literatura creativa para desarrollar sus capacidades de expresión, en un contexto de cultura por la paz, de tal manera que trabajaron con cartografías del municipio para detectar zonas donde habían experimentado alguna situación de violencia y, de esa forma, identificarla.  

En esta segunda etapa, en la que participaron 20 jóvenes, se tuvo una colaboración especial de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), pues una especialista en derechos humanos de esa institución impartió una serie de conferencias.  

Este periodo tuvo como actividad adicional la elaboración de una campaña sobre la juventud y los valores.  

El tercer año fue llevado a cabo en formato virtual, por lo que tres adolescentes que iniciaron el ciclo en Oxkutzcab, quienes permanecían en el proyecto, se sumaron a 25 jóvenes más de otras comunidades como Huhi, Kanasín y colonias del sur de Mérida, precisó Heredia Soberanis.  

A lo largo de ese tiempo, comentó, se implementó el taller denominado “El gran poder”, dirigido a fortalecer las habilidades para sostener una relación social saludable, ya sea en el ámbito familiar, de amistad o en el noviazgo.  

Asimismo, organizaron un taller de literatura que nombraron “La experiencia que somos”, encaminado a la exploración de las distintas subjetividades de quienes lo tomaron.  

Este proyecto se hizo con base en una metodología de investigación-acción participativa, durante los tres ciclos señalados, y esa experiencia se documentó mediante manuales, guías y cursos en línea, lo que facilitará que se replique en otras comunidades, concluyó la profesora de la Facultad de Educación de la UADY.

 

Edición: Laura Espejo