Foto:

De la Redacción
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán. El parque zoológico del Bicentenario Animaya recibió ayer por la tarde a un hipopótamo que fue llamado Hipoberto, el cual fue trasladado de su lugar de nacimiento, el zoológico del Centenario.

Bajo la supervisión de personal calificado, encabezado por el Dr. Luis Jorge Montalvo Duarte, subdirector de Servicios Generales, y de los jefes de los dos zoológicos involucrados, William Cabrera Borges e Iber Rodríguez Castillo, del Centenario y Animaya, respectivamente, Hipoberto subió lentamente desde su estanque en el Centenario, a las 16:30 horas del sábado, al remolque que lo conduciría a su nuevo hogar.

Para ambientarlo con su medio de transporte, instalaron el remolque a media semana junto a su encierro y allí le depositaban su alimento. Como parte de las medidas adoptadas, se le cambió su dieta que normalmente es a base de manzana, cebolla y zanahoria, y en cambio se le proporcionaba alfalfa.

El personal del Centenario dedicó parte de las mañanas y de las tardes para inducir al animal a entrar a través de una rampa al remolque donde viajaría. Hipoberto es un hipopótamo joven, de dos años, y fue una de las primeras crías que recibió el zoológico durante la actual administración municipal. Su peso es de aproximadamente una tonelada.

Hipoberto era uno de los tres hipopótamos machos del Centenario. De manera natural, cuando entran a su etapa reproductiva, la competencia por la hembra puede tornarse peligrosa, lo cual también fue uno de los motivos para el traslado.

Para que tenga un espacio adecuado en su nuevo hogar, se ordenó la construcción de amplio encierro que, aparte de la zona de comedero, cuenta con área de manejo y contención,
además de dos fosas de 8 por 23 metros en conjunto, con capacidad para 70,000 litros de agua, lo cual es vital para estos animales ya que son considerados semiacuáticos. El nuevo encierro en Animaya está ubicado en la zona conocida como la "Pradera Africana", al sur de la entrada del zoológico.

El traslado duró poco más de media hora. A las 6 en punto de la tarde de ayer, Hipoberto tocó por vez primera la tierra de su nuevo encierro y se dirigió al área de alimentación donde le esperaba de nuevo su dieta acostumbrada de zanahoria,manzana y cebolla, aderezada con zacate de corte.

Sin embargo, no fue posible verlo meterse a su estanque porque se quedó a la entrada de su nuevo hábitat, desde donde le echaron agua para refrescarlo. Los especialistas consideraban que durante la noche estrenaría a sus fosas. El hipopótamo es una especie de gran tamaño y llega a pesar hasta 3,200 kilogramos y vivir unos 45 años. En cautiverio maduran sexualmente entre los tres y cuatro años de edad. La gestación dura aproximadamente ocho meses.

Secretan un líquido rojizo que les sirve como antiséptico, cicatrizante y pantalla solar y por eso se piensa que sudan sangre.


Lo más reciente

No es momento de aprobar reforma para aumentar el aguinaldo: Coparmex

Advierte que esta medida puede causar un incremento en la informalidad laboral

La Jornada

No es momento de aprobar reforma para aumentar el aguinaldo: Coparmex

El Museo y los despojos de los héroes

Noticias de otros tiempos

Felipe Escalante Tió

El Museo y los despojos de los héroes

Cocodrilo americano, especie amenazada por la depredación

Especial: Fauna Nuestra

Miguel Améndola

Cocodrilo americano, especie amenazada por la depredación

Incendio forestal en Texas, el más grande en la historia del estado

El siniestro causó la muerte de una mujer de 83 años

Ap

Incendio forestal en Texas, el más grande en la historia del estado