Paul Antoine Matos
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 28 de septiembre, 2016

La amenaza de los taxistas se cumplió tanto en Mérida, como en toda la península y el sureste de México. Durante poco más de ocho horas, tres mil transportistas en la capital yucateca, más los que se sumaron en las entidades de Campeche, Quintana Roo, Tabasco, Chiapas y Veracruz, detuvieron su actividad, para protestar en contra de la aplicación del servicio de transporte privado Uber.

En una manifestación desorganizada, en la que ni los mismos taxistas conocían el itinerario del día, el Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV) reunió, a través del Frente Único Peninsular de Taxistas, desde las cuatro de la mañana en Mérida, y después en otras ciudades de los estados vecinos, a los trabajadores del volante.

Fue una protesta tranquila, alejada del caos que se preveía a través de las redes sociales, y que se creía podría ocurrir, tras los recientes actos de violencia generados por taxistas contra los conductores de Uber.

Ni cierres de calles, ni bloqueos, ni el temido asedio medieval ocurrió. Los miles de taxis, alrededor de tres mil, entre todas las organizaciones de transportistas de Yucatán, se posicionaron en la orilla de los carriles de las avenidas Itzáes, Circuito Colonias, Colón y la calle 50. Algunas combis foráneas también les acompañaron.

En Yucatán el paro fue de cuatro mil vehículos, al igual que en Campeche (2500 en la capital, mil 500 en Ciudad del Carmen), y siete mil en Quintana Roo, en una marcha lenta. Sólo en la península, 15 mil taxistas detuvieron sus actividades.

Mientras eso ocurría, Uber anunció que su servicio en los seis estados del sureste mexicano sería gratis durante el día, al menos en la mitad de los usuarios, elegidos al azar e informados al arribar a su destino. Replican la estrategia que les ha redituado en otras ciudades del mundo.

Los taxistas descansaban, algunos dormían dentro de sus vehículos, otros comían alguna torta o platicaban mientras el tiempo avanzaba. Pocos sabían con certeza cuántos estaban en paro y si recorrían en caravana la ciudad.

El Centro Histórico de Mérida se mantuvo en una extraña calma, atípica para un día laboral, sólo comparable con un domingo de puente. El tránsito era fluido en el primer cuadro de la ciudad, mientras que había un mayor silencio en la Plaza Grande, sólo interrumpido por las pláticas de los transeúntes, el zureo de las palomas y el tronar de los cohetes de los gremios religiosos en la Catedral.

Al mediodía, mientras las campanas de la Catedral de Mérida repicaban, los dirigentes de los taxistas presentaban su pliego petitorio ante Gaspar Quintal Barra, subsecretario de Gobierno y Desarrollo Político.

Los dirigentes transportistas eran 12, como los apóstoles de Jesús. También tenían un líder al que siguen fielmente, Héctor [i]Billy[/i] Fernández Zapata, salvador de los taxistas, cual mártires de la tecnología. ¿Habrá un Judas entre los 12 elegidos?

Más tarde, en la asamblea extraordinaria, los líderes taxistas del sureste se sentaron en una mesa, con [i]Billy[/i] en el centro, emulando el pasaje bíblico de La Última Cena. Se amenazó con desobedecer las leyes “injustas” y se convocó a luchar unidos.

En las puertas del Palacio de Gobierno, Fernández Zapata indicó que se solicita a las autoridades que se ponga una solución al reglamento, “porque las plataformas prestan un servicio que no es el que de inicio mencionaron prestar”.

Afirmó que existe un desconocimiento de cuantos choferes de Uber ofrecen el servicio, y expresó que “han creado en nuestro estado un miedo, la gente se siente presionada por lo que pudiera pasar de enfrentamientos entre taxistas y plataformas. Nosotros hemos cumplido trabajando, respetando la ley y los tiempos”.

Al ser cuestionado sobre las declaraciones de Celia Rivas Rodríguez, diputada local del PRI, en la que afirma que las modificaciones a la Ley de Transporte permiten el servicio de movilidad urbana, Fernández Zapata expresó que “yo respeto lo que digan las autoridades, nosotros sentimos que no es legal y por eso venimos a pedir el apoyo al señor gobernador; que nos ayude, porque se están viendo afectadas las familias”.

“Están acabando con el empleo de más de 10 mil familias que trabajamos en el transporte”, agregó.

El líder transportista se dirigió a la asamblea, mientras en las avenidas de Mérida los taxistas encendían sus motores otra vez.


Lo más reciente

Siete años de prisión para ex monje ruso que negó el Covid-19 y desafió al Kremlin

Exhortaba a sus seguidores a desobedecer las normas de cuarentena del gobierno y difundía teorías conspirativas

Ap

Siete años de prisión para ex monje ruso que negó el Covid-19 y desafió al Kremlin

Claudia Sheinbaum vs. Sandra Cuevas: La propaganda de odio y las reacciones

Miles de volantes en contra de la jefa de Gobierno fueron halladas en dependencia de la Cuauhtémoc

La Jornada

Claudia Sheinbaum vs. Sandra Cuevas: La propaganda de odio y las reacciones

Arqueólogos investigan significado de una mano tallada en piedra en Jerusalén

Expertos aún no descartan la posibilidad de que se trate de una broma

Afp

Arqueólogos investigan significado de una mano tallada en piedra en Jerusalén

Talibanes insisten en que quieren reconocimiento por parte de la ONU

La organización contempla el impacto político que podría tener una aceptación internacional

Efe

Talibanes insisten en que quieren reconocimiento por parte de la ONU