Foto:

Sabina León
Fotos: Israel Mijares
La Jornada Maya

12 de febrero, 2016

Como ocurre con cualquier ciudad, Mérida tiene opciones para este fin de semana. Por una parte, Cupido, cuyos orígenes romanos han sido reducidos a eso que entendemos como un romanticismo cifrado en corazones, cajas de chocolates y flores rojas, recorre calles, restaurantes y centros de convivencia social: por otra, para aquellos que prefieren festejar con su contraparte griega, ese Dios que pondera el amor que da origen a la vida y que no excluye (no podría) el placer del sexo, se encuentra Eros, para guiarlos en el breve camino de San Valentín.

El motel que eligió justamente ese nombre, el Eros Suites, ha apostado a envolver a sus huéspedes en una atmósfera multicolor de luz neón, incluso desde que observas sus instalaciones de lejos, cuando pasas por el periférico. Su recepción es la antesala del servicio anónimo que recibirás: una bocina ubicada debajo de pantallas que muestran en un menú las habitaciones. Una amable voz de mujer te saluda e inmediatamente te indica las habitaciones están disponibles. La oferta sorprende no por vasta, sino por su clara clasificación, basada seguramente en el probado gusto de sus visitantes. Puedes elegir entre una habitación de de lujo, lujo, una sado, lujo Jacuzzi, lujo Spa o lujo Alberca. Eso es lo que encuentras, definición y lujo anónimo.

La Suite Alberca reúne casi todas las amenidades que ofrecen las otras; pero es, por supuesto, la única con alberca, así que, sin dudas es la mejor selección del menú.

Una vez que se elige la suite y el tiempo de estancia, se levanta la pluma que da entrada al recorrido que tantas personas, quizá abochornadas o desinhibidas, han transitado en ese templo meridano, de origen chilango, del sexo simbólico.

El portón automático que aloja al coche en la habitación ya está abierto y se cierra de inmediato, apenas cruzando el umbral; nadie te ve, a nadie ves. Frente a ti hay una escalera custodiada por un maniquí erótico. Franquéandolo, se encuentra la habitación que ya está iluminada por las características luces neón rojas y azules.

La luz roja ilumina la cama King Size, tradicional, hasta que te acercas a ver el menú junto a ella: un condón como obsequio, lubricantes, disfraces, y una amplia variedad de vibradores (tienen el Rabbit, aquel famoso multiorgásmico). Enfrente y debajo de la pantalla, que sólo basta prender para encontrar una película porno setentera, se encuentra un sillón tantra, sí, también de la época a la que remiten las películas, que, se supone, te permite experimentar esas posiciones tan famosas del Kamasutra.

La luz azul ilumina la cama colgante circular y el jacuzzi. La cama colgante no es apta para quien se marea con facilidad y, a pesar de lo atractivo que parece ser el jacuzzi, te recomendamos explorar primero la planta alta de la suite, es más atractiva para empezar tu noche.

Las escalares que están frente al jacuzzi llevan a la sección de la alberca. Una puerta corrediza da acceso al exterior; ahí está la piscina, bajo una cúpula, redonda, de gran tamaño, encendida con los mismos colores neón del piso de abajo. Otro switch enciende dos chorros de agua que saltan desde la orilla hasta el centro de la alberca y que no tienen utilidad sexual, pero se ven muy lujosos.

Y es que eso es lo que emana de esta suite sexual, lujo y elegancia comparables con los de cualquier hotel Ramada o Fiesta.

La piscina está a la temperatura perfecta y posee una especie de chapoteadero con un escalón perfecto para… apoyarse. Junto a ella también hay una cama que recuerda a las de las películas de las reinas francesas del siglo XIV, con mantas blancas colgantes. Suponemos que se usa en caso de cansarse de la alberca.

Al salir del agua hay dos batas y toallas disponibles que sirven para calentarte, si es que lo necesitas, mientras esperas que se llene el jacuzzi.

El servicio al cuarto es excelente y totalmente anónimo. Tocan un timbre y te pasan tus alimentos, o lo que hayas pedido, por una compuerta junto a la puerta. Si te bañas en la amplísima ducha estarás rodeado de un backlight de mujeres en ropa interior sexi posando; está todo pensado para provocarte y que no pares. La pantalla se mueve para verla desde cualquier ángulo y la luz del día no llega al piso principal, por lo que la noche no acaba hasta que tú quieras.

[h2]Para tener en cuenta[/h2]

No subas, ni bajes las escaleras mojada.

Pulcro hasta los huesos, nunca dudas de la limpieza.

Puedes ver otros canales de TV, pero a quién le importa.

Cuentan con facturación y pago de tarjeta, aunque es una oferta que, se nota, no es muy solicitada.

Si vas por más de 12 horas, hay que pagar en cuanto llegas a la habitación.

Si te cansas de la luz roja y azul, son intercambiables por una blanca que sale desde la pared a través de un marco con figuras abstractas, ideal para cuando te tomes un descanso...


Lo más reciente

Multa INE al PAN de San Luis Potosí por compra de libro de brujería

Usó recursos públicos para adquirir productos que no son de objeto partidista

Astrid Sánchez

Multa INE al PAN de San Luis Potosí por compra de libro de brujería

Anuncian Carrera Color 5K Run en Campeche: Conoce los detalles

El evento será el 21 de febrero a las 8 horas

Jairo Magaña

Anuncian Carrera Color 5K Run en Campeche: Conoce los detalles

Carmen: Piden asegurar unidades de transporte que no cuentan con placas

SUTV señala que de no seguir la ley, se pone en riesgo la seguridad de los usuarioso.

Gabriel Graniel Herrera

Carmen: Piden asegurar unidades de transporte que no cuentan con placas

Campeche: Cuarta Feria del Tamal será en el Centro Histórico

Más de 25 expositores participarán, cada uno con un estilo diferente para los gustos de los visitantes

Jairo Magaña

Campeche: Cuarta Feria del Tamal será en el Centro Histórico