Notimex
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

10 de febrero, 2016

El presidente del Sistema Producto Mero, Manuel Sánchez González, recomendó a la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) mantener los dos meses de veda de esa especie en Yucatán, porque cada año disminuye su volumen.

“La especie empieza a dar signos alarmantes de una sobreexplotación, por lo que urge un estudio de investigación a profundidad para saber en dónde hay suficiente mero, dónde es escaso y dónde ya no hay el recurso para poder planear mejor la pesquería”, abundó.

También planteó la necesidad de regular cuántos pescadores se dedicarán solamente a la captura de ese recurso, para evitar que lo agoten por completo.

“El año pasado la meta era de 8 mil toneladas y se alcanzaron casi 7 mil, a lo mejor se hubiera logrado el objetivo pero hubo nortes que paralizaron la actividad y se adelantó la protección del recurso. Sin embargo, en otros años la producción también ha quedado debajo de la meta”, apuntó.

En entrevista, recordó que la entidad implementó hace un poco más de 10 años una veda del 15 de febrero al 15 de marzo para proteger al mero, cuya biomasa ya mostraba señales de reducción.

Sin embargo, continuó, luego de 10 años de establecerse la una veda de un mes, los resultados aún son negativos para la pesquería de esa especie porque desde hace mucho tiempo los pescadores no logran su meta de captación anual.

Dijo que entiende la posición de muchos pescadores yucatecos que demandan que la veda se divida en dos etapas, una de 40 días y otra de 20, pero subrayó que no es lo conveniente y se debe respetar los dos meses establecidos.

“La postura de los pescadores es comprensible, pero la realidad es que los niveles de captura bajan año con año, lo que es un indicador de que no se le está dando tiempo suficiente a la especie para poder reproducirse”, anotó.

Además, afirmó que “los precios son excelentes para los pescadores”, porque se ha llegado a pagar hasta 160 pesos por un kilogramo de la especie en playa, pero eso sólo demuestra que hay una escasez severa del producto, pues otras especies de escama se venden en precios mucho más bajos.

El empresario propuso a la instancia federal una verdadera organización en la pesca, porque en los últimos ocho años ha crecido el número de embarcaciones ribereñas, pasando de 4 mil a 5 mil 500.

Hasta el momento, la instancia federal no determina si acepta la propuesta de las cooperativas pesqueras yucatecas de dividir la veda, y por lo pronto, el mero no puede ser capturado del primero de febrero al 31 de marzo próximo.

[h2]Veda no significa parálisis de pesca[/h2]

La rubia, el canané, chac-chí, mojarras, cazón y boquinete son especies con alta demanda para el consumo humano, por lo que la veda del mero no paraliza la actividad pesquera, afirmó Delfín Quezada Domínguez, Comisionado de Pesca y Acuacultura Sustentable de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder).

Los pescadores tienen alternativas para sobrellevar esta temporada y seguir generando ingresos para sus familias. Exhortó a fomentar y hacer uso de la cultura del ahorro, a fin de tomar las previsiones necesarias.

Hizo un llamado a que devuelvan al mar las especies que están prohibidas y que por accidente queden atrapadas en sus redes y recordó que la veda del mero incluye variantes como negrillo, abadejo, gallinola y, sobre todo, el rojo.


Lo más reciente

Real Madrid empata con la Real Sociedad

Barcelona se afianza en la cima

Ap

Real Madrid empata con la Real Sociedad

‘Cholita Transformista’, la versión LGBTTTI de una tradición en Bolivia

Travestis se visten de mujeres indígenas para reivindicar su ropa y visibilizar su movimiento

Ap

‘Cholita Transformista’, la versión LGBTTTI de una tradición en Bolivia

Baluarte de San Pedro en Campeche será ceramoteca; estudiarán ahí hallazgos del Tren Maya

En esta edificación histórica se concentrarán piezas arqueológicas del tramo 2, que va de Escárcega a Calkiní

La Jornada Maya

Baluarte de San Pedro en Campeche será ceramoteca; estudiarán ahí hallazgos del Tren Maya