Mauricio Sahuí y sus tarjetas

¿Campaña anticipada?

Texto y foto: Eduardo Lliteras Sentíes
La Jornada Maya

Viernes 28 de julio, 2017

¿Existen riesgos de que en Yucatán se caiga en los excesos y abusos electorales como lo que hemos visto este año en Coahuila y en el Estado de México?
Algunos comienzan a ver hacia el IEPAC y la delegación del INE con preocupación ante los actos que debieran ser investigados, como el reparto de propaganda por parte del titular de la Sedesol Yucatán, Mauricio Sahuí Rivero, la cual circula en los municipios en forma de tarjetas de presentación, en las que se observa su rostro y aparece su nombre a un costado. En la parte de atrás reza: Fundación Juventud y Educación A.C., #ConectandoContigo, y sus vínculos en redes sociales.

En municipios como Akil, Ticul y Mérida se han detectado dichas tarjetas, como señala el presidente de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Yucatán, Mario Mex, quien nos dijo que las están repartiendo casa por casa, situación que hemos podido corroborar.

Dichas tarjetas se elaboran en una imprenta ubicada curiosamente en las instalaciones de la ya famosa OCME Estructural (acusada de estar involucrada en el ataque con ácido a calles recién pavimentadas en Mérida) en la colonia Ávila Camacho de esta capital. Ahí, según indican trabajadores, se mandó imprimir un millón y medio de tarjetas.

Como se recordará, Jesús Pérez Ballote acusó a OCME, a su propietario Raúl Sánchez y al jefe del Despacho del Gobernador, Sergio Vadillo, de estar tras los daños a las calles recién pavimentadas por el Ayuntamiento de Mérida.

Asimismo, pudimos saber, de primera mano, que brigadistas vestidos de blanco han estado “realizando encuestas” en Mérida, preguntando a vecinos de las comisarías si conocen a Mauricio Sahuí, si éste podría ser gobernador, y si nos parecería bien en ese cargo.

En Cholul esto ocurrió hace unas semanas, cuando hasta nuestro domicilio acudieron personas que andaban haciendo dicho sondeo.

Cuestionados por separado los presidentes del Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Morena, nos dijeron que tales acciones podrían caer en el ámbito de actos anticipados de campaña.

Alejandro Cuevas, del PRD, llamó a todos los actores a frenar sus ansias y respetar los tiempos que la ley estipula.

Raúl Paz, del PAN, dijo que de comprobarse lo del reparto de las tarjetas podríamos estar ante un acto anticipado de campaña.

Cabe señalar que a pesar de nuestras llamadas al IEPAC (Instituto Electoral y Participación Ciudadana de Yucatán) sus consejeros no respondieron las llamadas o se negaron simplemente a dar algún parecer; nos señalaron que mientras no haya alguna denuncia formal ellos no pueden hacer nada.


¿Alarma para las instituciones?

La pregunta es si en Yucatán debemos encender las alarmas porque, tras ver las elecciones en Coahuila y el Estado de México, estamos a las puertas de la compra de medios de comunicación por parte de al menos una facción del gobierno estatal en la que aparecen, como supuestos columnistas y periodistas, personeros y burócratas del gobierno estatal.

Como advirtió la organización civil Ahora, durante una conferencia de prensa -en la que participaron algunas figuras nacionales como Cuauhtémoc Cárdenas, Sergio Aguayo y Denisse Dresser- “Estamos frente a autoridades electorales que han sido incapaces de frenar o levantar la voz, ante el cúmulo de irregularidades que se advierten; frente a autoridades incapaces de reconocer que la fiscalización de las que son responsables ha fracasado de modo sistemático; que las autoridades electorales que ellos y ellas eligieron para los estados están al servicio de gobernadores; autoridades indispuestas a enfrentar al Presidente y su gabinete convertidos en maquinaria electoral; de autoridades que abdican de las facultades que tienen”.

Le tomamos la palabra a la diputada local priísta Marisol Sotelo, quien en el 145 aniversario luctuoso del Benemérito de las Américas, Benito Juárez García, hizo “un llamado a preservar las condiciones democráticas que imperan en Yucatán y que han permitido el desarrollo económico y social”. No permitamos una restauración autoritaria.