Falla geológica "vacía" la laguna Chakanbacán

Conagua informó que los socavones se crearon de forma natural

Texto y foto: Joana Maldonado / Quadratín
La Jornada Maya

Othón P. Blanco, Quintana Roo
Miércoles 22 de agosto de 2018

Al fondo de la laguna de Chakanbacán se formó no uno, sino diversos pozos o socavones causados al parecer por una falla geológica que provocó que este ojo de agua se vaciara parcialmente. Los habitantes aseguran que no ha sido la primera vez que ocurre y que fue desde el pasado domingo cuando comenzó todo, pues antes del hecho ocurrido en el cuerpo lagunar ubicado en el poblado de Nicolás Bravo en Othón P. Blanco, un estruendo anticipó que algo pasaría.

La laguna de Chakanbacán forma parte de un proyecto para desarrollar esta zona que compone el ejido Laguna Om y una zona arqueológica que no está abierta al público, aún así, integra uno de los atractivos de un centro de hospedaje cercano que difunde actividades ecoturísticas brindando al poblado una actividad económica alternativa.

Este desastre natural, no solo representa daños al ecosistema natural del ejido, sino también afectaciones para la actividad agrícola, ganadera y turística, pues de aquí dependen los pobladores para abastecer de agua a sus parcelas y ganado.

Este miércoles, un día después de que los habitantes –mediante redes sociales- hicieron virales las imágenes en las que se muestra el espacio que ocupaba la laguna, ahora prácticamente es un hueco, las autoridades de la Procuraduría de Protección al Ambiente (PPA), Instituto de Biodiversidad y Áreas Naturales Protegidas en Quintana Roo (Ibanqroo), Comisión Nacional Forestal (Conafor), Comisión Nacional del Agua (Conagua), Procuraduría Federal de Protección Al Ambiente (Profepa), Cocodrilia y autoridades del ejido, realizaron un recorrido para conocer el origen del problema.

Se estima que las pozas formadas, tienen alrededor de seis metros de profundidad, mismas que “tragaron” prácticamente tres cuartas partes del agua de la laguna que mide alrededor de 200 hectáreas y cuya profundidad se estima en hasta diez metros.

En el lugar se percibe un olor fétido, principalmente por la muerte de algunas especies de peces, tortugas o anguilas que habitan la región, aunque se cree que la mayoría pudo dispersarse hacia otras áreas al sentir el movimiento del agua.

Entre los animales que habitan este sitio, se localiza un cocodrilo negro de pantano. Algunos habitantes aseguraron que los animales sobrevivientes han sido saqueados por algunas personas, por lo que el sitio se encuentra resguardado por elementos de la fuerza rural.

Cuerpo lagunar conformaría una UMA

“Es una laguna conformada por dos positas una estaba de este lado que es la más grande y otra más chica, este cuerpo de agua tiene más agua en temporada de lluvia, por lo que en temporada de seca disminuye el nivel”, precisa una bióloga, representante de Cocodrilia.

La especialista afirmó que este cuerpo de agua forma parte además de un proyecto de rancho de huevo de cocodrilos e iba a fungir como una Unidad de Manejo Ambiental (UMA).

“Andábamos en trámites con la Semarnat para hacer este proyecto con la comunicad y se iba a beneficiar con la colecta y venta de huevos”,dijo. Según precisó, se mantendrá el monitoreo para saber cuántos cocodrilos pudieron sobrevivir al fenómeno.

Conagua informa sobre tres socavones

El delegado de Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Blanco Pajón, informó que el Sistema Laguna Om desapareció al ser drenada a través de tres socavones, uno de ellos de 10 metros de diámetro. La laguna Om desapareció en menos de 24 horas y se formó de manera natural un dique o presa que permitió concentrar agua en un punto específico del sistema lagunar.

El funcionario detalló que luego de la inspección se determinó que los socavones se crearon de forma natural, descartando que haya habido abuso de tractores en la zona, y aclaró que no se sabe si ocurran más en la zona, porque el planeta está vivo.

Asimismo, indicó que Conagua buscará apoyo estatal para reforzar el dique con una represa a fin de evitar que el agua pase al otro lado y se pierda adentro de los tres socavones. “Por la estructura carvernosa de la Península de Yucatán, las corrientes subterráneas van lavando la parte de arriba y en un momento dado, el peso cede, se abren los socavones y el agua se va a los ríos subterráneos, como sucedió”, indico.

Del cuerpo hídrico del Ejido Om, que ocupaba unas 20 hectáreas, se perdió 80 por ciento del agua, dejando peces muertos, tortugas y cocodrilos sobre el fango, que ante el calor ha comenzado a secarse.

Por su parte, la alcaldesa de Nicolás Bravo, Ady González, indicó que se teme que se abran socavones en la zona arqueológica de Chakanbakán, que rodeaba a lo que era la laguna.

El lugar del fenómeno natural se ubica a 90 kilómetros de Chetumal, capital de Quintana Roo, por la carretera federal 186, Chetumal-Escárcega, cerca de los límites con Campeche y el entronque del poblado de Caobas. La ciudad maya de Chakanbakán está considerada dentro de la extensión geográfica del estilo Río Bec; sin embargo, en el sector nuclear es El Petén. El sitio arqueológico es estudiado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) desde los años 80’s. Se calcula que la fundación del asentamiento es de etapas tempranas y que por el cuerpo de agua, se habían asentado en el Preclásico Tardío (300-50 antes de Cristo) y que los primeros habitantes procedieron de El Petén guatemalteco. Chakanbakán es considerada una reserva ecológica.

Preocupa a habitantes

Ejidatarios del lugar, precisaron que desde el domingo se escuchó un estruendo que al parecer hizo temblar la zona de la laguna, un evento que según recuerdan, había ocurrido hace unos seis años, pero con el tiempo los socavones se cubrieron y las lluvias permitieron nuevamente cubrir de agua el lugar.

El comandante de la fuerza rural del Ejido de Laguna Om, Atilano López expresó que tras el reporte del incidente, solo queda una parte de este ojo de agua y la subsistencia de algunas especies como lagartos y tortugas, sin embargo su temor es que el problema empeore dado que cerca se localizan otras lagunas.

Debido al riesgo que representa para los habitantes, el lugar se encuentra resguardado por elementos de la fuerza rural, en tanto las autoridades determinan qué ocurrió.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), anticipó que este jueves dará a conocer un comunicado sobre lo acontecido, y académicos del Colegio de la Frontera Sur, darán a conocer sobre las consecuencias ecológicas de este fenómeno.

No representa riesgo

Mediante un comunicado, el Ayuntamiento de Othón P. Blanco informó que se trata de un sistema lagunar de gran dimensión que fue afectada sólo en un porcentaje, ya que se percató de la presencia de agua en la zona norte de este lugar.

Se realizó la puesta de balizas para la medición del agua, por lo que se pudo observar que ya no hay una disminución en el nivel del vital líquido. Al momento, este fenómeno no representa riesgo para la vida humana de las poblaciones circunvecinas.