Yucatán, parte del 10 por ciento del planeta con buena calidad del aire

“Yucatán es un estado bueno en términos de sostenibilidad pero lo tenemos que cuidar”: Dolores Barrientos Alemán

Texto y foto: Lilia Balam
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Viernes 17 de mayo, 2019

En contraste con el “escenario aterrador” que se vive en la Ciudad de México por la contingencia ambiental, Yucatán forma parte del 10 por ciento de la población mundial con buena calidad del aire. Aunque el estado “es bueno en términos de sostenibilidad, lo tenemos que cuidar”, expresó la representante en México del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Dolores Barrientos Alemán durante la inauguración de la Expo Foro Ambiental 2019.

Además, la entidad cuenta con una de las reservas de agua dulce más importantes del planeta, por lo que la ciudadanía “debe ser muy exigente en el uso del agua” y apostar por la mejora en la calidad y saneamiento del recurso hídrico, ya que se pronostica que uno de los efectos más importantes del cambio climático en México en los próximos años sea la falta de agua, agregó.

Necesario combatir la pobreza para prevenir desequilibrio ambiental

En entrevista posterior al acto inaugural de la Expo, Barrientos Alemán comentó que aunque la agenda ambiental de la entidad es mucho más sólida comparada con otros estados, es prioritario que se trabaje en materia de seguridad energética, que se apueste por el uso de energías renovables y por la conservación de recursos naturales como la selva baja, los animales y los ecosistemas costeros mediante la implementación de programas “para valorizarlos y cuidarlos”.

De igual forma, resulta imperativo el combate a la pobreza y a la pobreza extrema, ya que el “ingreso de los pobres” depende de un 60 a un 80 por ciento de los recursos naturales. “Si no combatimos la pobreza con medios de vida alternativos, con programas integrales, la degradación ambiental seguirá porque lo único que tienen son los recursos naturales a su alrededor”, puntualizó.

De las 22 ciudades del país que monitorean la contaminación atmosférica –de acuerdo a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), y al Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático-, las que tienen graves problemas de calidad del aire son la Ciudad de México, Monterrey, Mexicali, Tijuana, Guadalajara, Salamanca, León y Celaya.

Actualmente Mérida no tiene problemas de calidad del aire por ser una ciudad cercana a la costa y porque el territorio es plano, lo que facilita la circulación de contaminantes. Sin embargo, el parque vehicular creciente –que pasó de 214 mil vehículos en el 2001 a 860 mil en 2019-, podría deteriorar ese recurso. Además la capital yucateca solo tiene un sistema de monitoreo, por lo que es necesario que invierta para contar con más, señaló la representante del PNUMA en México.

En este sentido, Barrientos Alemán comentó que para prevenir problemas ambientales, es necesario que la ciudadanía conozca cuáles son las condiciones que atraviesa el entorno local, ya que “si no sabe que existe un problema, no empezará a trabajar para combatirlo”. También debe modificar sus patrones de consumo, por ejemplo, recurriendo en mayor medida al transporte compartido o al público.

“Si las ciudades no tienen suficiente transporte, hay que invitar a las autoridades e invertir más en ese rubro, cada vez es más asequible comprar equipo de transporte eléctrico que es limpio en términos de emisiones y sonido. SI empezamos a pensar en ciudades más sostenibles, energías renovables y transporte que no emita partículas de diésel, vamos a tener mayor sostenibilidad a mediano y largo plazo”, dijo.

Eso sí, insistió en que tanto la población en general como las autoridades tienen que comenzar a implementar medidas desde hoy, de lo contrario en diez años comenzaría a sufrir efectos más dramáticos del cambio climático, como el incremento de temperatura en 1.5 grados, sequías, mayor número de incendios, pérdida de animales, incremento del nivel del mar, ciclones más fuertes.

En caso de no controlar la producción y manejo de plásticos, en el 2050 probablemente ya no habría recursos pesqueros como consecuencia de arrojar casi 13 millones de toneladas de esos productos al mar anualmente y de la sobreexplotación de peces.

El papel de la ciudadanía y la Expo Foro

Por otro lado, durante la inauguración de la Expo, el gobernador Mauricio Vila Dosal insistió en que la ciudadanía “todo el mundo empieza a pensar en el medio ambiente cuando hay época de calor”. “¿Pero qué pasa el resto del año?”, preguntó a los asistentes.

El Ejecutivo estatal reiteró que los asuntos ambientales “tienen que ver mucho con acciones de gobierno pero principalmente, con acciones individuales”. “Si tú siembras un árbol en tu casa, te garantizo que ese árbol va a crecer. Si nosotros sembramos en un camellón de Ciudad Caucel, pues tiene mucho menos posibilidades. El Ayuntamiento de Mérida no tiene la capacidad de salir a regar todos los camellones de la ciudad de Mérida, necesitamos el apoyo de los vecinos”, apuntó.

Finalmente, Barrientos Alemán anunció que el PNUMA y la Secretaría de Desarrollo Sustentable podrían firmar un acuerdo próximamente, aunque no brindó más detalles.

Cabe mencionar que en la Expo Foro, cuyo lema de la quinta edición es “Por un consumo responsable”, hay 150 stands que ofrecen servicios y productos que tienen el enfoque de crear conciencia con acciones que preserven el medio ambiente. El evento concluirá el próximo domingo 19 de mayo, en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI.