Trans víctima de abuso sexual en Yucatán lleva 5 años esperando justicia

Algunas pruebas importantes habían sido omitidas por la Fiscalía, detalla Grecia Sosa

Texto y foto: Katia Rejón
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 12 de junio, 2019

Grecia Sosa, una mujer yucateca, lleva cinco años esperando la resolución de su denuncia penal interpuesta en 2015 ante la Fiscalía General del Estado por los delitos de abuso sexual y lesiones. Tras varios obstáculos, en noviembre del año pasado comenzó a integrarse la carpeta de investigación S1/323/2015, misma que hoy está detenida debido a que no se localiza a la sicóloga I.A.G., cuya declaración es fundamental para continuar el proceso.

“He aportado muchas pruebas importantes, algunas habían sido omitidas por la Fiscalía. El año pasado, cuando intentaron cerrar la carpeta, tuve que ampararme de manera federal”, explicó en entrevista telefónica.

Comentó que la Fiscalía lleva siete meses intentando localizar a una sicóloga que trabajó en la misma dependencia cuando se realizó la denuncia penal. “Es indispensable que se presente para acreditar la documentación”, afirmó.

Grecia Sosa es una mujer transgénero, por lo que tanto el juez federal como el juez de control activaron el protocolo de identidad de género, “eso es muy importante para el caso porque debe integrarse la carpeta con perspectiva de género; se violentan mis derechos humanos y jurídicos por no realizarse de esa manera”, agregó.

La demandante comentó que tanto la titular del área Sexual Uno de la Fiscalía, Mónica Canto Sánchez, como la licenciada Bárbara Andrade Villanueva, que integra la carpeta, han retrasado el proceso desde 2015.

“La juez de control, Blanca Bonilla, refirió en la audiencia que no debió transcurrir más de ocho meses o máximo un año para pasar con ella, y ya fueron cinco”, expresó.

El año pasado, reiteró, la Fiscalía omitió algunas declaraciones del testigo y se necesita ampliar esa declaración y la de la sicóloga. Son las dos diligencias que se necesitan para pasar al juez de control.

“Estoy angustiada, desesperada. Todo esto me genera ansiedad todo el tiempo”, agregó.

“Ya son cinco años de lo mismo. ¿Cuántos años más tengo que esperar? Me siento como secuestrada, no puedo pedir un trabajo de tiempo completo y estar pidiendo permiso para diligencias constantemente”, manifestó.

Grecia Sosa agregó que el actual fiscal general del estado de Yucatán, Wilbert Antonio Cetina Arjona, sugirió que Mónica Canto saliera del caso debido a que en una reunión “se dio cuenta del trato hostil que tenemos ella y yo, y yo le dije que sí delante de todas las personas, pero ella no quiere dejar el caso”, comentó.

Cabe resaltar que la licenciada Canto tiene dos recomendaciones por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán en los oficios 377/2003 y 09/2003, por posibles violaciones a los derechos humanos.