Desovar, una odisea para las tortugas marinas

Veterinarios realizan ardua labor para proteger el campamento tortuguero de Akumal

Rosario Ruiz
La Jornada Maya

Akumal, Quintana Roo
Miércoles 10 de julio, 2019

En medio de la noche, sin más guía que la luz de la luna, las tortugas marinas llegan una a una a desovar al litoral de Quintana Roo, en las mismas playas en las que nacieron.

Con dificultad salen del agua y arrastran por la arena sus pesados caparazones de más de un metro de largo para cumplir con el ciclo de la vida.

En el campamento tortuguero de Akumal, la veterinaria Maribel Escobedo Mondragón es la encargada de vigilar que los quelonios logren su objetivo: depositar sus huevos en la arena y volver al mar.



Acompañamos a la especialista en su monitoreo nocturno y fuimos testigo de cómo llegan hasta la costa; algunas sólo se acercan, pero su instinto les dice que no es el mejor lugar o el momento adecuado, por lo que retornan mar adentro.

Las que sí se animan buscan el mejor lugar en la arena y cavan su nido. Son aproximadamente 30 a 40 minutos para hacer el espacio donde depositarán sus huevos; una sola tortuga puede poner hasta 100 en un nido. El cascarón de éstos es suave y puede soportar la caída a la arena sin romperse.



Completada su labor, deben sellar el nido para proteger a las futuras crías: aletazo tras aletazo regresan la arena a su lugar y terminado este arduo trabajo vuelven al mar. Esta cita la llevan a cabo cada año y gracias a ellas y a las labores de conservación de equipos como el de la veterinaria Escobedo Mondragón, en Quintana Roo seguimos contando con ejemplares de tortugas verde,caguama y carey.

Sin embargo, una vez que la tortuga regresa al mar sigue la labor de los biólogos y veterinarios en tierra: delimitar y marcar el nido, contabilizar el número de huevos y determinar de qué tipo de especie se trata. Esto lo hacen cada noche durante la temporada de desove, que empezó el 1 de mayo y concluirá en octubre.



De acuerdo con el Centro Ecológico Akumal, al 7 de julio han contabilizado 358 nidos, 192 de ellos corresponden a tortuga caguama, 165 a tortuga blanca y uno a tortuga carey.

Lo anterior en sus cuatro campamentos, que son Bahía Media Luna, Bahía Akumal, Playa Tortuga y Akumal Sur.