Sin inversión no hay desarrollo, declara el empresario y político Miguel Alemán

Carlos Joaquín González, señaló que la economía mundial ha cambiado radicalmente

Carlos Águila Arreola
Foto: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Domingo 20 de octubre, 2019

La México Cumbre de Negocios Business Summit pretende concienciar a los emprendedores de que “si no hay inversión no hay desarrollo”, dijo el presidente del evento, Miguel Alemán Velasco, quien anunció que buscará fomentar el formato blockchain: trabajo en equipo basado en la confianza y la honestidad.

“Todo el proceso termina en que debe haber confianza en las instituciones, en nosotros mismos, en el gobierno, en el trabajo: esa cadena es muy importante, y en México la necesitamos practicar todos los días y necesitamos ser parte de la cadena; no hay cadenas sueltas, todos tenemos que poner de nuestra parte de eslaboncito o de eslabón grande; el caso es que esto es lo que queremos promover en esta ocasión”, señaló el empresario ayer, al presentar la decimoséptima edición del encuentro.

Refirió que en esta ocasión la México Cumbre de Negocios se lleva a cabo en un entorno económico muy sombrío, marcado por recesiones y una guerra económica, comercial y tecnológica entre Estados Unidos y China.

En el caso del país, anunció que durante el encuentro, se hará el balance del primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador en el poder, y las discusiones se centrarán en identificar y buscar cómo impactar los elementos clave de la fórmula de crecimiento para México, ante los acelerados cambios tecnológicos y la digitalización global de las economías.

Sostuvo que el mundo está preocupado, enojado, y citó el caso de Chile (toque de queda ante las protestas y se militarizó para frenar la violencia), y el de Inglaterra por el Brexit (proceso político para la salida de la Unión Europea), y preguntó si México está preparado y qué se piensa hacer; por lo pronto, la propuesta es lo que se platicará durante la cumbre.

“Innovando, proponiendo y escuchando muchas cosas, en un mundo en que no hay inversión como debería de ser en todas partes, para promover más el desarrollo, y si no hay inversión no hay desarrollo, y si no hay desarrollo, lo único que hay que hacer, que estamos haciendo bien en el gobierno federal y en los gobiernos estatales es que no haya inflación.”

Miguel Alemán se comprometió e involucró a los asistentes, con la obligación personal de cada uno de poner “su pedacito de parte”; si no, no hay cadena, advirtió.

Fortuna

El anfitrión y gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, señaló que la economía mundial ha cambiado radicalmente, los servicios del comercio electrónico han crecido enormemente y hoy la industrialización implica una fuerza laboral altamente calificada, regulaciones simples y una infraestructura de primera.

Destacó que el estado tiene la fortuna de contar con el turismo como su principal pilar de inversión, trabajo y actividad económica debido a los esfuerzos compartidos de los diferentes órdenes de gobierno, los empresarios y la sociedad, unión que es de vital importancia para aprovechar al máximo el potencial económico.

“En los tres años de gobierno hemos recibido más de 58 millones de visitantes, con una derrama económica de casi 40 mil millones de dólares, que representa más de 40 por ciento de las divisas que por turismo llegan al país. La infraestructura hotelera cuenta con más de 105 mil habitaciones y mantiene una ocupación promedio superior a 80 por ciento, muy por arriba de la media nacional.”

Subrayó que el Caribe mexicano tiene una gran conectividad internacional y nacional, con más de 63 aerolíneas que operan hacia el norte, centro y Sudamérica, Europa y Medio Oriente, y Cancún tiene el aeropuerto con más pasajeros extranjeros en el país, y tiene confirmados 80 nuevos vuelos.

Sostuvo que Quintana Roo avanza, pero puntualizó que también es testigo de los desafíos que como sociedad gradual se enfrentan en materia económica, comercial, social y ambiental porque “los problemas de hoy son complejos y requieren de acciones terminadas entre gobierno: sector privado, academia y sociedad para seguir avanzando con paso firme en posibles soluciones”.

El mandatario indicó que la economía estatal sólo se puede fortalecer cuando se impulsa y se desarrolla el conocimiento, y se vincula a las vocaciones regionales del territorio, por lo que es imperioso dejar atrás los modelos tradicionales de administración y empezar a considerar la innovación gubernamental como herramienta para incentivar la competitividad y la economía.