Realizan debate aspirantes al gobierno de España

Hasta ahora Sánchez es el favorito

Armando G. Tejeda
Foto: Afp
La Jornada Maya

Madrid, España
Martes 5 de noviembre, 2019

Pedro Sánchez, presidente en funciones del gobierno de España y aspirante del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), se comprometió anoche a buscar la penalización de referendos ilegales, en el único debate que enfrentó a los cinco principales contendientes de los comicios del próximo domingo.

Los líderes de los conservadores Partido Popular (PP), Pablo Casado, y Ciudadanos, Albert Rivera, así como el del ultraderechista Vox, Santiago Abascal, recordaron que fue el PSOE el que en 2005 eliminó la penalización de la celebración de referendos ilegales y, además, fustigaron la pasividad del gobierno ante las protestas en Cataluña, que se han multiplicado tras las sentencias a 12 líderes independentistas el pasado 14 de octubre.

El secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, defendió una mesa de partidos para buscar una solución con el diálogo, y señaló que cada uno de sus rivales competían entre sí para ver quién tenía la propuesta más dura.

Sánchez abrió el debate al aseverar que la crisis de Cataluña debe resolverse mediante espacios de diálogo y encuentro, y dijo entre otros temas que incorporará al Código Penal la prohibición de celebrar referendos ilegales.

¿Qué es una nación? ¿Cuántas naciones hay en España? ¿Cataluña es una nación, sí o no?, preguntó Casado a Sánchez, quien replicó que los estatutos de las autonomías, aprobados por PP y PSOE, hablan de regiones y nacionalidades.

En su turno, Abascal calificó de hilarante que ahora Sánchez proponga penalizar los referendos ilegales, se pronunció por suspender la autonomía de Cataluña, ilegalizar a los partidos golpistas y encarcelar al presidente catalán, Qim Torra.

De acuerdo con las encuestas más recientes, el futuro Congreso de los Diputados tendría una distribución parecida a la actual, con lo que volvería una situación de bloqueo parlamentario, a menos que los líderes políticos se abran a negociar.

El candidato del PSOE parte como favorito, seguido de su principal adversario, el conservador Pablo Casado. Las dos formaciones emergentes, Unidas Podemos y Ciudadanos, podrían cosechar una debacle electoral, según los sondeos, lo que abriría una grave crisis en ambos partidos.

El ultraderechista Vox podría convertirse en la tercera fuerza del país.

En este contexto, en medio de un fuerte despliegue policial, unas seis mil personas rechazaron en Barcelona la presencia de la familia real, que entregó los premios de la Fundación Princesa de Girona, que preside precisamente la primogénita de los monarcas, Leonor, de 14 años y quien es además la sucesora de la corona.

Los manifestantes gritaron consignas contra los Borbón, golpearon caceloras quemaron fotografías de Felipe VI y su familia e intentaron impedir la entrada a los invitados al recinto. Durante su discurso, el rey de España advirtió que en Cataluña no hay cabida ni para la violencia ni para la intolerancia.