Asilo a Evo Morales no causó tensiones con México: Gobierno de EU

"No tenemos ningún problema con esto": Kevin O'Reilly

Ana Langner
Foto: Cristina Rodríguez
La Jornada Maya

Ciudad de México
Jueves 21 de noviembre, 2019

El gobierno de Estados Unidos habló con las autoridades mexicanas sobre el asilo político que el Estado Mexicano concedió a Evo Morales Ayma, presidente en el exilio de Bolivia sin que existiera problema alguno por ello, dijo este jueves un funcionario estadunidense de alto nivel.

En conferencia de prensa telefónica Kevin O’Reilly, Subsecretario de Estado Adjunto en la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos descartó que la protección que México brindó a Morales Ayma haya provocado tensiones bilaterales al asegurar que “tenemos una amplia relación con México y hemos hablado con autoridades mexicanas sobre la oferta de asilo, no tenemos ningún problema con esto”.

Agregó que el asilo forma parte de la “tradición en la diplomacia latinoamericana y es parte integral de la tradición mexicana (…) Apreciamos la decisión de México a ofrecer el asilo al señor Morales después de su abandono de su cargo hace una semana”.

Morales Ayma llegó el martes 12 de noviembre a tierras mexicanas donde fue acogido por el titular de la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, tras de recibir asilo político por parte del Gobierno mexicano.

La postura del gobierno del presidente estadunidense Donald Trump frente a los acontecimientos suscitados en Bolivia ha sido distinta a la mexicana. Mientras la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador reconoce que hubo un golpe de Estado en contra del gobierno de Evo Morales; en el país vecino del norte se acusa que hubo un fraude electoral.

En este contexto, Kevin O’Reilly declaró: “Nuestra posición siempre era clara: que todos tienen el derecho de participar plenamente, cada corriente política, en el futuro de su país según la constitución y las leyes de Bolivia, pero los que han participado en el fraude tienen que tomar un paso para atrás y dejar al proceso democrático avanzar”.