Economía en la 4T

La Resaca 2.0

Normando Medina Castro
Foto: Notimex
La Jornada Maya

Jueves 28 de noviembre, 2019

En contraste con las minorías constituidas en un bloque que critica, sabotea y obstaculiza todo lo que emprenda el actual gobierno federal mexicano, el hombre más rico de México, Carlos Slim y los banqueros han asumido posturas y acciones concretas que fortalecen nuestro país.

Carlos Slim no sólo no se prestó al juego de golpear al presidente Andrés Manuel López Obrador y lastimar al país, sino que destacó que este año se han puesto las bases para tener unas finanzas sanas. Para desilusión de quienes destilan rabia contra el gobierno de AMLO, el magnate mexicano, uno de los hombres más ricos del mundo, afirmó que el Plan Nacional de Infraestructura detonará inversiones.

El empresario dejó claro que López Obrador ha echado andar la economía mexicana por el camino adecuado, con disciplina fiscal , sin aumentar la deuda, con el incremento del salario mínimo y la disminución de la inflación, lo cual es la base para la inversión financiera.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, no se prestó a criticar los recortes presupuestales a organismos autónomos, como el INE, y dejó claro que es necesario hacer más eficiente el gasto y adaptarse a la política presidencial de austeridad. Afirmó que el sistema electoral mexicano es demasiado caro y es momento de replantear qué hacen y cómo lo hacen.

Asimismo, puso a disposición del gobierno de AMLO créditos hasta por 600 mil millones de pesos para llevar a cabo el Plan Nacional de Infraestructura.

También obtuvo el apoyo de banqueros, la presidente de Santander, Ana Patricia Botín Sanz, se reunió con AMLO para manifestarle que su banco, desde el martes 26 de noviembre dejó de cobrar comisiones a los envíos de remesas de sus cuentahabientes desde los Estados Unidos a México.

En un entorno mundial complejo en el que las economías dependen de frágiles mecanismos que, a su vez, son manipulados bajo los intereses y mandatos de los más poderosos, la unidad nacional es más que un factor de crecimiento y desarrollo, un elemento obligado para la subsistencia. La desigualdad social en Chile, gobernado por Sebastián Piñera, propiciaron el estallido social que se ha agravado por la cerrazón de los que más tienen y apuestan al uso de la fuerza para mantener sus privilegios.

Lo mismo ha ocurrido en Ecuador, gobernado por Lenin Moreno. En Bolivia ocurrió lo inverso, las clases más favorecidas, no toleraron la promoción que han tenido los más pobres y los indígenas en los 13 años de gobierno de Evo Morales, a quien echaron con la policía nacional y el ejército para recuperar sus privilegios clasistas, aunque eso cueste muchas vidas y la zozobra de una guerra civil en la que todos pierden.

En las guerras los únicos que ganan son los que venden las armas y además aprovechan el conflicto para adueñarse de los recursos naturales, sea el litio, el gas, o el petróleo. Los ricos que abren desde dentro las puertas de sus países a los poderosos extranjeros reciben, casi siempre, migajas en comparación con lo que se llevan.

La desigualdad social es el factor más importante de la polarización que, regularmente se da en mayor medida de arriba hacia abajo, es decir que, el desprecio de los que más tienen hacia los menos favorecidos se derrama en cascada como debieran caer las riquezas que son generadas en lo alto de la pirámide sin permear por la codicia insaciable de los ricos.

Bolivia tiene un poco más de 11 millones de habitantes. Chile ronda por los 19 millones de habitantes. Ecuador está habitado por alrededor de 17 millones de personas. Argentina tiene cerca de 45 millones de habitantes. Colombia un poco más de 48 millones. México, vecino del país más poderoso del mundo, tiene alrededor de 130 millones de habitantes. En Estados Unidos viven aproximadamente 43 millones de personas de origen mexicano. La magnitud del problema que se echarían a cuestas los norteamericanos con un México incendiado sería inconmensurable.

Al final de cuentas, los opositores de AMLO que absurdamente festinan la prepotencia electorera de Trump se quedarán solos, con su odio y su clasismo, cada día más alejados de las mayorías soberanas en las democracias.

Cuando el Partido Verde de México propuso la desaparición de los circos con animales, se dieron diferentes reacciones de activistas y de la ciudadanía en general, al final de cuentas muchos argumentos no se sopesaron adecuadamente y tampoco fueron tomadas las previsiones necesarias para evitar el impacto en la actividad económica y por supuesto, el destino de los presuntos beneficiarios. Muchos animales que en los circos recibían alimentos y cuidados, porque eran parte del negocio del espectáculo, cuando la ley entró en vigor terminaron sus días en el abandono, en jaulas insalubres, en condiciones mucho peores de las que tenían.

Las leyes mexicanas sobre el cuidado animal habían evolucionado y en muchos sentidos eran suficientes. El problema era la corrupción y la falta de eficiencia institucional de los inspectores, funcionarios, etcétera, encargados de aplicarlas para evitar los abusos y el mal trato a estos seres vivos que, definitivamente, en casos tipificados debe ser severamente castigado.

Lo más simple era desaparecer los circos, como si no fuera posible la convivencia respetuosa del ser humano con otros animales. Muchas mascotas reciben respeto y cariño, así como otras sufren aberraciones de parte de seres humanos que son sociópatas en potencia. No por eso tendría que prohibirse que las personas tengan animales domésticos
.
Ahora, en Quintana Roo ya fue publicada en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado, la Ley de Protección y Bienestar Animal, con lo cual quedan prohibidas las corridas de toros y las peleas de gallos. Ahora sí, “enmudeció el palenque…” La fiesta de los toros, las ferias taurinas, también quedaron en el olvido por la ley promovida por los aliados del gobernador Carlos Joaquín González. Las chicuelinas, manoletinas, los trasteos, verónicas, gaoneras, y los pasodobles que hacen vibrar el coso, son cosa del pasado.

Atrás quedará la admiración del gran compositor Agustín Lara hacia el faraón de Texcoco, “mirando torear a Silverio me ha salido de muy dentro lo gitano de un cantar. Con la garganta sequita, muy sequita la garganta, seca de tanto gritar. Silverio, Silverio Pérez, diamante del redondel…”

La aplicación del Mando Único en seguridad parece discrecional y a conveniencia, a juzgar por la actitud asumida por el gobierno estatal en la inseguridad carretera, en fin, son cosas que pasan en nuestro país y en nuestro caribeño estado.

¡Hasta la próxima!

[email protected]