Serenar al país, tema pendiente para 2020: AMLO

Durante la mañanera - 2 de enero de 2020

Néstor Jiménez y Alonso Urrutia
La Jornada Maya

Ciudad de México
Jueves 02 de enero, 2020

En su primera conferencia de prensa de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador confió que al país le irá mejor en este nuevo año, con un progreso con bienestar, y sin generar endeudamiento, pero reconoció que como asignatura pendiente se mantiene el serenar al país, para lo cual afirmó que no permitirá contubernio en su administración entre autoridades y delincuencia común.

Durante su conferencia de este jueves 2 de enero en Palacio Nacional, aseguró que el gobierno “hará lo que le corresponde, con un recto proceder en las acciones de los servidores públicos, vamos a seguir predicando con el ejemplo, y deseando a todos los mexicanos que nos vaya bien. Ya en lo muy íntimo y personal (desear), que haya salud, que no nos enfermemos, que no sufra y seamos muy felices en este 2020”.

A más de un año del inicio de su gestión, afirmó que sus opositores “no terminan de despabilarse” y “sus reacciones no han sido las más inteligentes”. Al insistir que “están derrotados moralmente”, llamó a aprovechar eso para avanzar y “no quedarse en el regodeo y autocomplacencia de que vamos bien”.

El mandatario arrancó con un mensaje por el nuevo año, y aseguró estar “absolutamente seguro” de que nos va a ir bien este año, con una política en materia económica en la que el desarrollo signifique “crear riquezas y distribuirlas; nos importa mucho que haya progreso con bienestar, progreso con justicia. Eso ya se ensayó y se acreditó porque desde el año pasado se destinan muchos recursos a la gente más pobre, más necesitada de nuestro país”.

Tras indicar que en el presente año no habrá aumento en impuestos ni en combustible en términos reales, agregó que es posible acabar con la corrupción ya que ésta no es parte de la cultura del pueblo mexicano.

Ayuda mucho, dijo, que no haya excesos ni lujos en el gobierno, porque ello permite liberar fondos para el desarrollo como miles de millones de pesos.

No obstante, reconoció que “tenemos como asignatura pendiente, como reto, como desafío: serenar al país, parar la violencia que se inició cuando se declaró la guerra a las bandas de delincuentes comunes, toda la descomposición que significó el periodo neoliberal, por corrupción, por contubernio, por asociación delictuosa entre delincuentes de cuello blanco y delincuentes comunes”.

“Todo eso lo estamos padeciendo, se heredó y se arraigó bastante. Tenemos que arrancar de raíz ese mal y creo que, estoy convencido, que lo mejor es atender las causas, que no se abandone a los jóvenes como se hizo de manera irresponsable en todo el periodo neoliberal”, agregó, además de subrayar que no permitirá contubernio en su gobierno, o asociación delictuosa.

A nivel personal, dijo, su meta es que se consolide el gobierno llevando a la práctica con buenos resultados la transformación del país.

Recordó que en diciembre solicitó a la población un año más para que se perciban los cambios en el país, ante lo cual, dijo que trabajará para dar buenas cuentas el próximo 1 de diciembre, en el que será su segundo informe de gobierno.

Insistió que cuando concluya su administración en septiembre de 2024 se retirará por completo de la administración pública, por lo que “no podemos perder el tiempo”, y pidió a sus colaboradores aplicarse a fondo.


Críticas del EZLN al Tren Maya, por falta de información: AMLO

Al responder a las críticas vertidas por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en contra del proyecto estratégico del Tren Maya, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que en buena medida están basadas en la falta de información.

"No tienen toda la información" porque las prácticas instrumentadas por su gobierno han beneficiado "como nunca" a las comunidades indígenas, dejando atrás el uso político, ideológico que se hacía de ellas.

López Obrador dijo no tener problema de conciencia porque hay congruencia en su actuación que se orienta por una visión forjada en 42 años que ha tenido de vida pública. "No soy un oportunista", dijo antes de mencionar que las demandas serán atendidas.

"De todas maneras que no esperen nuestros adversarios de izquierda y derecha que actuemos de manera autoritaria. No somos iguales, somos pacifistas, partidarios de la no violencia, así triunfamos. Cuando pensaban algunos que era imposible lograr un cambio, sin el uso de las armas, nosotros insistimos que se podía lograr la transformación sin la violencia".

Aseveró que ya es tiempo de ir más allá de sólo analizar la realidad, hay que transformarla, "no sólo estar administrando la pobreza, la marginación, sacando provecho de la pobreza sin hacer nada para transformarla. Muchos se dedican al análisis de la realidad pero no a transformarla. Hay organizaciones que hasta reciben dinero para eso y se la pasan mucho muy bien administrando la pobreza".

Dijo que su gobierno está instrumentando políticas para enfrentar esta condición porque "está en marcha la Cuarta Transformación".



Reconoce el presidente labor de la ex embajadora en Bolivia

Tras reivindicar la política de asilo que ha instrumentado su gobierno en el conflicto boliviano, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó la actuación de la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, que fue expulsada en días pasados.

"La embajadora hizo un papel destacadísimo, es una diplomática de primer orden que actuó con inteligencia y firmeza. Seguramente la secretaria de Relaciones Exteriores va a saber reconocer su trabajo, como presidente estoy muy orgulloso del desempeño que tuvo".

Cuestionado sobre la evolución que ha tenido el conflicto diplomático con Bolivia, López Obrador dijo que se ha dado la instrucción al personal diplomático de hacer valer el principio del derecho al asilo, "no podemos flaquear en este asunto de darle protección a perseguidos políticos que recibieron en nuestra embajada un asilo. Y luego de que se les otorgó el asilo, se produjeron las órdenes de aprehensión. Si nosotros entregamos a estas personas, estaríamos acabando con el derecho de asilo que para México es sagrado, es un asunto de principios".

En otro orden de ideas, al ser cuestionado sobre el informe sobre los abusos cometidos en el seno de la orden de los Legionarios de Cristo, López Obrador declinó opinar para no politizar estos temas. "Claro que todos tenemos derecho a expresarnos pero no conviene que el presidente de México trate estos asuntos".

Puntualizó que si existen denuncias penales entonces se actuará de conformidad al derecho, pero "pienso que corresponde a la sociedad, a los medios" analizar este tipo de temas. Ofreció que habrá respeto al estado de derecho y la laicidad vigente en México.



EU avalará el T-MEC en el transcurso de enero

El presidente adelantó que el Senado de Estados Unidos podría avalar el nuevo Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en la próxima semana o a más tardar en el transcurso de enero. En Canadá, dijo, tardará un poco más por sus procesos legislativos.

“Una buena noticia que pueda dar por adelantado, es que en el Senado de Estados Unidos se va a aprobar el tratado, y se va a aprobar la semana próxima posiblemente, en este mes. Y eso va a ayudar mucho”, indico el mandatario en su conferencia de prensa de este jueves.

El Tratado representa garantías para la inversión y hacer negocios en México, ya se tiene garantizado el mercado más importante del mundo, agregó. Con el aval del T-MEC, subrayó que “ayudará mucho a que llegue más inversión extranjera y se impulse el crecimiento y haya empleos bien pagados en el país”.

Al reiterar que en su administración no se buscará ninguna reforma fiscal porque “eso obedece a la antigua política neoliberal”, y lo cual vinculó con aumentos de impuestos, agregó que algunos de sus adversarios “se dan gusto” diciendo que en este mes vienen los aumentos de impuestos, “pero se van a quedar con las ganas. No tiene porque haber aumentos en los precios, no hay aumentos en las gasolinas, en el gas”. Por primera vez en muchos años, apuntó, no aumenta la deuda con relación al PIB.

En el arranque del 2020, recalcó que la relación con los empresarios nacionales es “tan buena”, que además de haber firmado un primer acuerdo para el desarrollo de infraestructura y uno más en puerta en materia energética, que “aceptaron y propusieron que aumentara el salario mínimo en 20 por ciento”.

Recordó que con el inicio del año entró en vigor el ajuste al salario mínimo de 185.56 pesos en la frontera norte y en casi todo el país de 123.22 pesos al día, por lo que llamó a los empresarios a pagar dicho ajuste, ya que en sus giras por el norte del país recibió denuncias de sitios donde no se pagó por lo menos el salario mínimo.

“No se trata que aumente el salario y quede nada más en ley, en letra muerta. Se tiene que garantizar el pago de cuando menos el salario mínimo a los trabajadores”, apuntó.

Entre los temas que refirió en su conferencia de prensa, dijo que como parte de las primeras acciones en el año en su gobierno se reforzará las acciones relacionadas con el área de Bienestar.

Mientras que en materia de seguridad, explicó que su gobierno trabajará más en lo relacionado con “información en lo que suele llamarse como inteligencia. Más inteligencia y menos uso de la fuerza. En eso vamos a trabajar mucho”, así como buscar consolidar la guardia nacional, y no permitir la asociación delictuosa por el contubernio entre delincuencia y autoridades.

Reconoció que sigue habiendo enfrentamientos y violencia pero no se da en todo el país, ya que 80 por ciento de los homicidios se concentran en diez estados. “Por eso también estamos dando atención especial donde tenemos más brotes de violencia: Guanajuato, Tamaulipas, Jalisco, Michoacán, estado de México, Guerrero, y otros”.

Además, detalló que cuando inicien campaña ya no irá a los estados con elecciones, pero estará muy pendiente que no haya fraudes y que “no se compren votos, un no se repartan despensas; ya pasó el tiempo del frijol con gorgojo”.




No es necesario estar inscrito en Insabi para recibir atención: AMLO

Ante la entrada en operaciones del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), que sustituye al Seguro Popular, el presidente Andrés Manuel López Obrador explicó que la diferencia con el sistema anterior es que ahora “no hace falta estar inscrito para recibir la atención médica. Ahora todos los ciudadanos tienen derecho a recibir la atención y medicamentos gratuitos”.

Lo que se busca el gobierno con el Insabi, dijo, es que la atención médica sea cada vez mejor, pero apuntó que no se puede resolver el problema del mal servicio médico en instituciones públicas sólo con una ley, sino que ello se logrará con la presencia de medicinas en los centros de salud, en las unidades médicas rurales y en los hospitales, así como médicos, especialistas y camas suficientes para la atención de la ciudadanía.

“Ya se está trabajando para que el sector salud tenga todos los recursos, todo el presupuesto. Este año se incrementó el presupuesto del sector salud en 40 mil millones de pesos. El propósito es mejorar cada vez más el sistema de salud pública. Vamos hacia allá”, indicó.

A la población pidió informar dónde no hay médicos o medicamentos, pero indicó que ya se realizó la compra de medicinas y el gobierno federal está en el proceso de distribución.

Durante 2020, agregó, se iniciará el equipamiento de edificios abandonados para atención médica.





Video: Youtube Andrés Manuel López Obrador