México y el mundo condenan asesinato del mandatario de Haití

Jovenel Moïse y su esposa fueron atacados por hombres armados en su residencia
Foto: Ap

Tras el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, en un ataque armado en su residencia de Puerto Príncipe, diversos líderes mundiales y diplomáticos han expresado su condena y condolencias ante el hecho. Entre ellos el presidente Andrés Manuel López Obrador quien inició su conferencia de prensa de este miércoles con un mensaje de solidaridad con la población de ese país.

“Enviar un abrazo al pueblo de Haití por el lamentable asesinato del presidente de ese país, de su esposa, es algo que lamentamos mucho. El presidente de Haití, Jovenel Moïse, estuvo en el acto de toma de posesión cuando asumí la presidencia de México; recientemente estamos por enviar 150 mil dosis de vacunas a Haití, que es un pueblo pobre, muy necesitado de la ayuda internacional, y esto que sucedió es muy lamentable”, indicó el jefe del Ejecutivo federal.

Minutos antes lo habia hecho, a través de sus redes sociales, el canciller mexicano Marcelo Ebrard: “México expresa sus condolencias al pueblo haitiano y reitera su enérgica condena a la violencia”.

A estas expresiones se sumó Pedro Sánchez, presidente del gobierno español: “España condena firmemente el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse. Hacemos un llamamiento a la unidad de las fuerzas políticas para encontrar una salida a la grave crisis que vive el país”.

Horas más tarde se pronunció el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien afirmó que la situación en Haití es muy preocupante y que se requiere más información sobre la muerte del presidente Jovenel Moïse

A las condenas se unió Iván Duque, presidente de Colombia, quien a través de su cuenta en Twitter calificó el asesinato de "un acto cobarde y lleno de barbarie".

Le siguieron a este los mandatarios de Chile, Ecuador, Argentina, Honduras, Bolivia, Costa Rica, Perú, El Salvador, Nicaragua y Cuba.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, también calificó como muy preocupante la situación en Haití y dijo que se necesita más información sobre la muerte del presidente del país caribeño.

La Casa Blanca calificó el miércoles de "horrible" el asesinato, cometido horas antes y dijo que Estados Unidos estaba dispuesto a ayudar en la investigación.

La secretaria de prensa, Jen Psaki, calificó el magnicidio perpetrado por asaltantes aún no identificados como un "ataque horrible".

"Ayudaremos de cualquier manera al pueblo de Haití, al gobierno de Haití si hay una investigación", dijo, añadiendo que la Casa Blanca estaba "todavía reuniendo información" y que el presidente Joe Biden sería informado sobre el ataque en breve.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, condenó el asesinato y pidió que los responsables del hecho sean llevados ante la justicia, dijo su portavoz en un comunicado.

"El secretario general pide a todos los haitianos que preserven el orden constitucional, se mantengan unidos ante este horrendo acto y rechacen la violencia", sostuvo Stephane Dujarric. "La ONU seguirá respaldando al gobierno y el pueblo de Haití".

En el mismo tenor se pronunció la Organización de Estados Americanos (OEA), al asegurar que lo ocurrido es un ataque a la estabilidad institucional del país.

"Condenamos en los términos más enérgicos el asesinato del presidente de Haití. Este ataque es una afrenta a toda la comunidad de naciones democráticas representadas en la OEA. Deploramos con gran vehemencia este intento de socavar la estabilidad institucional del país", afirmó en un comunicado.

La organización consideró que el desacuerdo es parte de un sistema de Gobierno "fuerte y vigoroso".

Al deplorar el asesinato y solicitar que los atacantes sean atrapados y llevados a la justicia, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, pidió a los haitianos que se preserve el orden constitucional y que se mantengan unidos en rechazar la violencia.

 

También te puede interesar: Comando extranjero asesina en su casa al presidente de Haití


Moïse, fue asesinado este miércoles por hombres armados que perpetraron un asalto a su residencia de madrugada en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe.

En el asalto resultó herida de bala la primera dama, Martine Moïse, quien fue llevada a cuidados intensivos. Aunque inicialmente se dijo que había fallecido, la Embajada de Haití en República Dominicana confirmó que se encontraba con vida.

Por la tarde fue trasladada a Estados Unidos para recibir atención médica. Según muestran videos de medios locales del sur de Florida, la primera dama llegó en un vuelo de Trinity Air Ambulance, desde donde fue llevada al hospital Baptist de Miami. 

 

Sigue leyendo: Estado de sitio en Haití, tras el asesinato del presidente Moïse
 

Edición: Ana Ordaz