Aoun nombra al multimillonario Nayib Mikati nuevo primer ministro de Líbano

Tendrá que hacer frente a la grave crisis económica que atraviesa el país: 'L'Orient le jour'
Foto: Ap

El presidente libanés, Michel Aoun, ha nombrado este lunes al empresario multimillonario Nayib Mikati nuevo primer ministro encargado del país tras un proceso de consultas que ha comenzado con la llegada del propio Mikati al palacio presidencial, donde se ha reunido esta mañana con el mandatario.

Tras ello, los ex primeros ministros Saad Hariri y Tamam Salam, entre otros, han mostrado su respaldo a la candidatura de Mikati, que tiene 65 años y ha sido 'premier' en dos ocasiones; en 2005 (durante tan solo dos meses tras del asesinato del ex primer ministro Rafik Hariri) y entre 2011 y 2014. El político, natural de la ciudad de Trípoli, ha obtenido así 72 votos, los necesarios para ser ahora el encargado de formar un nuevo gobierno.

Mikati se ha dado un plazo hasta el 4 de agosto -fecha del aniversario de la doble explosión que tuvo lugar en el puerto de Beirut- para constituir su gobierno. Para ello, ha dicho, espera hacerse "con la confianza de la gente".

En sus primeras declaraciones tras ser nombrado primer ministro encargado, ha dado las gracias al presidente y los diputados por el apoyo recibido y ha matizado que espera "colaborar" también con aquellos que no le han votado.

"Estamos en una situación muy difícil, mi misión es muy difícil, pero si todos cooperamos y somos solidarios, saldremos de ella. Ahora no es el momento de discusiones y acusaciones sino de la cooperación de todos", ha aseverado.

Asimismo, ha puntualizado que de no haber contado con "garantías externas, no habría aceptado la misión" de formar un gobierno en Líbano.

Mikati, que se ha ganado el apoyo del partido-milicia chií Hezbolá y el Movimiento del Futuro pero no el de los principales grupos parlamentarios cristianos, tendrá que hacer frente a la grave crisis económica que atraviesa el país, según informaciones del diario L'Orient le jour.

Según la Constitución libanesa, el presidente debe celebrar una serie de consultas con los diferentes grupos parlamentarios antes de encargar a un primer ministro la formación de un nuevo gobierno. Ahora, el nuevo Gabinete tendrá que centrarse especialmente en la gestión de la crisis económica, la peor que atraviesa Líbano desde el fin de la guerra civil en 1990.

Poco después de su nombramiento, del gran muftí de Líbano y principal autoridad religiosa suní del país, Abdul Latif Derian, ha felicitado a Mikati por su nombramiento y le ha ofrecido su apoyo. "Defendemos cualquier acción que permita a Líbano salir de la crisis política y socioeconómica en la que se encuentra y esperamos que sea capaz de poner fin al colapso", ha señalado.

Baja popularidad

Mikati, el hombre más rico de Líbano, tiene una fortuna estimada de unos 2 mil 700 millones de dólares, según la revista Forbes; sin embargo, cuenta con un índice de popularidad bajo dado que parte de la población lo considera un claro símbolo del poder, por lo que ha sido acusado de incompetencia, corrupción y nepotismo.

El domingo, decenas de personas se manifestaron frente a su residencia en Beirut y lo acusaron de corrupción. No obstante, un gran número de diputados lo consideran un candidato "consensuado" capaz de deshacer el bloqueo que hasta ahora ha obstaculizado la formación de un gobierno capaz de desbloquear una ayuda internacional que se ha vuelto crucial para el país.

La comunidad internacional, liderada por Francia, se ha comprometido ahora a enviar ayuda al país en caso de que se logre establecer un gobierno capaz de combatir la corrupción.

Apoyo a la iniciativa francesa

Antes de la votación, el propio Aoun había recalcado que mantiene su apoyo a la iniciativa presentada por Francia para intentar impulsar una serie de reformas en el país y ha dado gracias a su homólogo francés, Emmanuel Macron, "por su apoyo a Líbano".

El mandatario libanés ha hecho hincapié en este apoyo de París desde las explosiones de agosto de 2020 en el puerto de Beirut y ha dado igualmente las gracias a Francia por organizar una cumbre sobre Líbano que tendrá lugar el 4 de agosto.

Por otra parte, ha expresado su deseo de que el nuevo Gobierno "sea mostrado lo antes posible para poner en marcha las reformas requeridas para salvar la situación económica en el país", según ha recogido el portal libanés de noticias Naharnet.

"El nuevo Gobierno completará en el próximo periodo las reformas necesarias que Líbano ya ha comenzado", ha dicho, al tiempo que ha hecho hincapié en que se tratará de un Ejecutivo "de salvación" que tendrá entre sus tareas "supervisar las parlamentarias" para "sacar al país de las crisis" a las que hace frente.

Las consultas tienen lugar después de que el propio Hariri presentara el 15 de julio su dimisión debido a su incapacidad de formar un Ejecutivo, proceso que abordó en octubre y que no fructificó debido a sus tensiones con Aoun sobre la composición del nuevo gobierno.

El líder de Al Mustaqbal fue nombrado cerca de un año después de dimitir en medio de movilizaciones masivas contra él por la crisis económica y tras la dimisión del actual primer ministro en funciones, Hasán Diab, tras las explosiones registradas en agosto de 2020 en el puerto de la capital, Beirut, que dejaron más de 200 muertos y enormes daños materiales en la ciudad.

Edición: Emilio Gómez