Representación LGBTTTI en los JO puede cambiar vidas: Daley

El medallista olímpico señala que podrían ayudar niños que se sienten ''asustados y solos''
Foto: Reuters

La representación LGBTTTI cada vez mayor en los Juegos Olímpicos tiene el potencial de cambiar vidas, dijo el lunes el medallista de oro recién acuñado Tom Daley, después de decir que creció sintiéndose como "un extraño".

Cuando el británico hizo su debut olímpico en 2008 a los 14 años, menos de 20 de sus compañeros competidores se identificaron abiertamente como lesbianas, gays, bisexuales, transgénero o queer. En los Juegos Olímpicos de 2020, ese número ha aumentado a más de 160.

 

También te puede interesar: JO Tokio 2020 con más atletas LGBTTTI que nunca

 

Después de recoger su primer oro olímpico, en el salto de plataforma sincronizado de 10 metros masculino con su compañero de equipo Matty Lee, el joven de 27 años dijo que él y otros atletas LGBTTTI podrían mejorar la vida de los niños que se sienten "asustados y solos". 

"Cuando era un niño pequeño y me sentía como un extraño y me sentía diferente y sentía que nunca iba a ser nada porque quien era no era lo que la sociedad quería que fuera, y poder ver a las personas LGBTTTI actuando en los Juegos Olímpicos, espero que puedan dar esperanza a los niños pequeños ", dijo a los periodistas.

Daley, quien obtuvo medallas de bronce en los Juegos de Londres y Río, se casó con el guionista y director ganador del Premio de la Academia, Dustin Lance Black en 2017 y dio la bienvenida a un niño en 2018, al que llamó "el punto de inflexión masivo" de su carrera como atleta.

"Me di cuenta de que, ya sea que me vaya muy bien o que me vaya muy mal en la piscina, puedo ir a casa con un marido y un hijo que me quieran", dijo Daley.

 

También te puede interesar: Laurel Hubbard, atleta transgénero en Juegos Olímpicos

 

Daley y su esposo, Lance Black, visitaron Yucatán en 2019. Durante la visita, activistas les comentaron que en el estado no se permite el matrimonio igualitario y Lance Black compartió en sus redes las denuncias de los ciudadanos.

 

Edición: Laura Espejo