Gran gol de Chucky Lozano sella paliza del líder Napoli al Udinese: 4-0

Responde el mexicano tras ingresar de cambio; Barcelona empata con Granada
Foto: Twitter @sscnapoli

Cuatro hombres, cuatro toques. Un gol exquisito.

El Napoli ejecutó a la perfección una jugada a balón parado para conseguir su segundo gol en el triunfo por 4-0 en el campo del Udinese ayer, que incluyó otra gran anotación, de Hirving Lozano, con lo que extendió su buen arranque en la Serie A italiana.

Lorenzo Insigne centró su tiro libre a Fabián Ruiz, quien levantó el balón hacia el segundo palo para que Kalidou Koulibaly corriera y lo enviara a Amir Rrahmani, quien marcó de cabezazo.

Los otros tantos del Napoli también fueron dignos de admiración.

El cuadro visitante se adelantó en el marcador gracias a un pase en profundidad de Mario Rui que sirvió para que Insigne remate a placer.

Koulibaly agregó otro tanto tras el descanso, con un disparo fulminante luego de otro tiro libre. Chucky Lozano, quien ingresó de cambio, selló la victoria con un disparo enroscado a seis minutos del final para concluir un contraataque.

Con su cuarto triunfo consecutivo en el arranque de la temporada, el Napoli tiene dos puntos de ventaja sobre el actual campeón, Inter de Milán, y el Milán.

El Udinese, que llegó al encuentro sin derrota, se puso cinco puntos detrás del Napoli.

 

Se salva el Barcelona de otro revés 

Ronald Araujo salvó al Barcelona de una nueva derrota en casa.

El zaguero uruguayo anotó un tanto de cabeza durante las postrimerías para que el Barcelona iguale 1-1 con el Granada, en la conclusión de la quinta jornada de La Liga española. El defensor portugués Domingos Duarte abrió el marcador para el Granada con otro testarazo a los dos minutos. 

Araujo concretó su frentazo de gol a los 89, después de que los azulgranas habían realizado más de 45 centros al área en busca del empate.

“Intentamos llegar por fuera con centros y es una lástima que el gol llegara tan tarde, porque si llega antes hubiera podido ser otra historia”, dijo Araujo. “Estoy acá para ayudar al equipo, primero para tener el marco en cero y luego si me puedo sumar arriba, pues buscar ayudar con goles”.

La igualada deja al Barcelona con ocho unidades en la séptima posición de la tabla general, cinco menos que el líder Real Madrid. Granada sigue sin conseguir victoria y se ubica en el 17o. lugar con tres puntos.

El conjunto catalán afrontó este duelo con la presión de la derrota de la semana pasada por 3-0 cuando recibió al Bayern Múnich en el inicio de la fase de grupos de la Liga de Campeones. A raíz de esa caída aumentó la presión sobre el entrenador neerlandés Ronald Koeman, quien para afrontar al Granada hizo rotaciones y confió de inicio en los jóvenes Álex Balde y el austriaco Yusuf Demir.

El cuadro andaluz sorprendió al tomar la ventaja en una jugada que nació de un tiro de esquina mal despejado, que Sergio Escudero reenvió a segundo palo, donde Duarte remató abajo ante la falla del neerlandés Frenkie de Jong para despejar.

Sergi Roberto tuvo la mejor opción azulgrana de la primera mitad con un remate en el área que se estrelló en el travesaño antes de cumplirse 20 minutos.

Momentos antes del descanso, el arquero portugués Luís Maximiano evitó el tanto de la igualada con una soberbia atajada a un cabezazo de Araujo.

Koeman volvió a mover el esquema y metió a Gerard Piqué de cambio a los 75 para que jugara junto a Luke de Jong en el ataque, con lo que apostó por centros al área en busca de la igualada. Araujo encontró la recompensa a esa estrategia cuando el centrocampista juvenil Pablo Martín Páez Gavi tuvo el esférico y lo mandó bombeado a la zona del manchón de penal, donde Araujo lo remató abajo para remecer las redes.

A continuación, el Barcelona visita el jueves al Cádiz y el domingo recibe al Levante, en La Liga, y la próxima semana se mide al Benfica en la Liga de Campeones, choques que pueden marcar el futuro de Koeman en el banquillo.

Edición: Ana Ordaz