Probablemente me den el Nobel de Economía: Javier Milei, presidente de Argentina

Señaló que lo recibiría por ''desaparecer'' el ''conflicto entre la fábrica de alfileres y la mano invisible''
Foto: Efe

El presidente de Argentina, Javier Milei, fantaseó este lunes durante su visita a Chequia con la posibilidad de recibir el premio Nobel de Economía junto a su asesor Demian Reidel por hacer “desaparecer” con sus políticas “el conflicto entre la fábrica de alfileres y la mano invisible”.

Milei recibió este lunes en Praga un premio que le otorgó un grupo de antiguos dirigentes del Instituto Liberal de la República Checa, pero la institución se desvinculó del acto y dijo que se trata de una iniciativa de personas que llevan años sin vinculación con esa institución y que carecen de autorización para entregar tal galardón.

En la última semana, el presidente argentino ha sido reconocido con premios entregados por laboratorios de ideas cercanos a la filosofía libertaria, de la que Milei es un fiel seguidor.

“Con mi jefe de asesores, el doctor Demian Reidel, estamos reescribiendo gran parte de la teoría económica para poder derivar optimalidad de Pareto, tanto estática como intertemporal, teniendo funciones de producción no convexas. Si nos termina de salir bien, probablemente me den el Nobel de Economía junto a Demian”, aseguró el mandatario en su discurso hoy en Praga.

El Premio de Ciencias Económicas del Banco de Suecia en Memoria de Alfred Nobel, habitualmente nombrado como Premio Nobel de Economía, es un reconocimiento anual que otorga la Real Academia de las Ciencias de Suecia a contribuidores destacados en las disciplinas de la Economía.




Las palabras de Milei durante el acto estuvieron plagadas de referencias a sus economistas predilectos y a los miembros de la escuela austriaca, la corriente de pensamiento económico a la que se adhiere el mandatario argentino.

El presidente argentino criticó duramente al socialismo y a los economistas no liberales, se deshizo en elogios hacia nombres como el de Adam Smith y recordó el origen liberal de los nombres de sus perros -a los que se refirió, una vez más, como sus “hijitos de cuatro patas”-, Conan, Milton, Murray, Robert y Lucas.

Además de su acto de hoy en el Palacio Zofín, el presidente también se reunió en Praga con el primer ministro de Chequia, Petr Fiala, y con el presidente del país, Petr Pavel.

Está previsto que el presidente vuelva a Argentina este martes, después de visitar en los últimos días España, donde recibió la medalla internacional de la Comunidad de Madrid por parte de su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, y Alemania, donde mantuvo una reunión de trabajo con el canciller, el socialdemócrata Olaf Scholz.


Edición: Estefanía Cardeña


Lo más reciente

El impacto ambiental de un Dios

Poseidón, la Profepa y la política ambiental mexicana: en el ojo del huracán

Rafael Robles de Benito

El impacto ambiental de un Dios

''Mejor cerdo que fascista''

Más surrealistas que una película animada son los dictadores de hoy

Pablo A. Cicero Alonzo

''Mejor cerdo que fascista''

Layda Sansores anuncia que continúan las obras por el Tren Ligero en Campeche

La gobernadora compartió que el Tribunal suspendió la cancelación de la obra

Jairo Magaña

Layda Sansores anuncia que continúan las obras por el Tren Ligero en Campeche

Paco Ignacio Taibo II se mantendrá al frente del Fondo de Cultura Económica: Sheinbaum

La virtual presidenta electa todavía dará a conocer la continuidad en el IMSS, Cofepris y la subsecretaría de Salud

La Jornada

Paco Ignacio Taibo II se mantendrá al frente del Fondo de Cultura Económica: Sheinbaum