‘Pamela’ desborda río San Pedro en Nayarit; cientos de afectados

Habitantes del municipio de Tuxpan se negaron a ir a los albergues y pasaron la noche en los techos de sus casas
Foto: La Jornada Nacional

Myriam Navarro y Javier Santos

Cientos de familias del municipio de Tuxpan lo han perdido todo porque el agua que se desbordó del río San Pedro, tras el paso de Pamela, inundó la región y alcanzó los dos metros de altura; pese a ello, muchas de ellas se negaron a irse a los albergues y pasaron la noche en sus techos.

Desde las 10 de la noche del miércoles el cauce, proveniente de la zona serrana, empezó a anegar las calles, además de que colapsó un puente de concreto que apenas hace dos años fue construido por la afectación que causó el huracán Willa en 2018, y se llevó una parte de la carretera.

"En estos momentos se reporta el colapso del puente que había sido rehabilitado por el lado de Peñas a Tuxpan", dio a conocer la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

La dependencia estatal destacó que su personal y bomberos se encuentran en el lugar realizando las labores correspondientes de acordonamiento y seguridad.

Por la noche y madrugada, sus elementos rescataron a 50 personas que quedaron atrapadas entre cuerpos de agua en la carretera en el municipio de Acaponeta, pues "algunas que decidieron abandonar hora más tarde sus casas, y en el trayecto hacia los refugios quedaron atrapados en carreteras", pues en su camino al norte de Nayarit, por donde pasó el fenómeno meteorológico, quedaron rodeados por la creciente de los ríos y no pudieron seguir su camino, explicó la SSPC.

Es por eso, añadió la dependencia estatal, que "los operativos se realizaron en distintos puntos de la zona norte de Nayarit, donde los elementos policíacos y el personal de bomberos se trasladaron a los sitios donde la ciudadanía los requería, con el apoyo de patrullas, pangas y drones"

En Ruiz, la crecida del río San Pedro cubrió puentes y tramos carreteros; más arriba, en el municipio serrano Del Nayar, afecta a los pueblos de la zona; no obstante, hasta el momento no se reportan afectaciones considerables.

En Tecuala y Acaponeta, durante la madrugada, el río homónimo de este último municipio disminuyó su altura de manera considerable, y aunque amanecieron anegadas sus calles tras el desborde del afluente, en muchas de las casas sus moradores ya las empiezan a limpiar.

En tanto, alcaldes de municipios no afectados avisan a través de redes sociales que acudirán a las zonas de desastre a prestar ayuda; por su parte, los regidores del municipio de Amatlán de Cañas, su sindica, encabezados por el presidente municipal Rafael Sandoval, adelantaron que no cobrarán esta quincena y donarán esos recursos para apoyar a la zona afectada.

El gobierno de Nayarit acaba de abrir dos puntos de acopio de alimentos, ropa y medicinas con el objetivo también de ayudar a los damnificados.

El gobernador del estado, Miguel Ángel Navarro Quintero, estará este jueves en Tecuala, Acaponeta, Ruiz y Tuxpan, encabezando las acciones inmediatas de ayuda para los afectados.

Edición: Emilio Gómez