post Image

Presentan en FIL Guadalajara 'Vindictas: cuentistas latinoamericanas'

La presentación se realzó de forma virtual

Reyes Martínez Torrijos y Juan Carlos G. Partida

La literatura no es sólo una, pues “hay temáticas, particularidades lingüísticas y formas de expresión en el orden retórico que son específicas a las mujeres”, señaló la escritora costarricense Magda Zavala durante la presentación de la antología Vindictas: cuentistas latinoamericanas, realizada de forma virtual este sábado en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

El título, coeditado por la Dirección de Literatura de la Universidad Nacional Autónoma (UNAM) y la editorial española Páginas de Espuma, reúne 20 relatos del mismo número de escritoras de América Latina, nacidas principalmente entre los años 30, 40 y 50 del siglo pasado, que vivieron restricciones sociales y literarias.

Zavala mencionó que lo específico de la literatura escrita por mujeres “no se dice desde la pluma de los hombres, porque tenemos universos compartidos y universos particulares de género. Así lo ha determinado la cultura, y romper esas fronteras va a tomar todavía siglos”.

Señaló que antologías como la que se presentó son necesarias y lo seguirán siendo, pues, aunque se han abierto nuevos espacios para las mujeres en el siglo XX y XXI, “estamos en un periodo regresivo. Las conquistas de las mujeres están sufriendo golpes muy severos”.

Para ella, aún es necesario incrementar la sororidad para el empoderamiento de mujeres, la selección positiva para promover la escritura de más autoras, que las editoriales tengan cuotas especiales para la edición de éstas, así como una crítica especializada que conozca los lenguajes de la creación femenina.

Magda Zavala rechazó que exista un canon literario; sin embargo, dijo que sí hay “en cada cultura una red canónica compuesta por los grupos selectos de escritores y escritoras que cada institución decide elaborar. Por ejemplo, tenemos en Costa Rica y en México un canon universitario donde es muy difícil entrar, el mediático que llama más a las autoras, pero las banaliza, y el de los escritores, donde seleccionan con pinzas a las autoras”.

Zavala, la venezolana Silda Cordoliani y la paraguaya Susy Delgado, incluidas en la selección, conversaron con sus editores Juan Casamayor y Socorro Venegas, así como con Jorge Volpi, coordinador de Cultura de la Universidad Nacional Autónoma de México. Relataron parte de su infancia y acercamiento a la creación literaria, desde sus vivencias particulares, casi todas cruzadas por dificultades dadas en algunas ocasiones por su extracción social o su sexo.

Susy Delgado recordó que desde los años 70 se descubrió feminista, aunque se considera reacia a las etiquetas. “Me reconozco feminista porque coincido con las grandes reivindicaciones de las mujeres y el análisis de Magda. Tenemos situaciones similares en todos los países”.

Mencionó que una antología como Vindictas siempre es necesaria, ya que “estamos lejos de tener la difusión y el conocimiento necesario de ciertas literaturas como las que los editores están revolviendo, dando a conocer. Hay mucho por descubrir.

“Todavía tenemos deudas histórico-culturales por las cuales debemos trabajar, tal vez mucho más, para lograr mayor difusión o conocimiento de esas literaturas marginales y postergadas”.

En su intervención, Cordoliani también se dijo feminista en lo personal, pero “nunca he intentado que eso se refleje en mi escritura. Mis preocupaciones al escribir son de orden estrictamente literaria. El tema del hombre ante al feminismo se le reveló con claridad “cuando me encontré con Elisabeth Badinter, quien me hizo ver que no se trata de un asunto de mujeres sufridas y de hombres crueles o malvados, mucho menos de culpas.

“La verdadera masculinidad ha sido hondamente afectada por absurdas exigencias sociales. Los problemas que plantea el feminismo serio pertenecen a la sociedad en general y es ésta la que debería afrontarlos”.

Vindictas “no sólo está abriendo la puerta a cantidad de voces escondidas, sino, sobre todo, a las que están surgiendo y surgirán. Recordemos que muchos libros de mujeres tuvieron que ser publicados con nombres masculinos o que muchos se han perdido en el tiempo”, agregó Cordoliani.

Juan Casamayor, editor de Páginas de Espuma, mencionó que el volumen es “una cartografía del cuento escrito por latinoamericanas, que representa todas las literaturas, con una escritora de cada país”.

En tanto, Socorro Venegas, directora de Publicaciones y Fomento Editorial de la UNAM, destacó que se trata del “proyecto más desafiante al que me he enfrentado”, porque, debido a la pandemia de COVID-19, las bibliotecas y las librerías han estado inaccesibles; por ello fue fundamental que otras autoras abrieran sus acervos”.

Edición: Elsa Torres

NOTICIAS ANTERIORES

...
24 de Enero del 2021
Sociedad
Subió 13 por ciento cifra de desaparecidos pese a pandemia
Leer más
...
24 de Enero del 2021
Sociedad
AMLO positivo a COVID-19
Leer más
...
24 de Enero del 2021
Política
Agenda legislativa de Morena se centrará en consolidar proyecto de la 4T
Leer más