Antonio Martínez
Foto: Enrique Osorno
La Jornada Maya

Viernes 30 de agosto 2019

Pocas esculturas existen tan contradictorias en términos como la chimenea denominada Monumento a las Haciendas que agracia, o agravia, la glorieta construida en la intersección de las colonias Maya, Montecarlo y Altabrisa en las afueras de esta Honorable Villa Blanca. A simple vista, la advocación resulta un tanto extraña. Levantar un Monumento a las Haciendas equivale a erigir el Monumento a los Castillos, a las Mezquitas o a las Cárceles, los cuales afortunadamente no existen.

En la monotonía del llano paisaje del norte peninsular, algunos pueblos yucatecos son anunciados con antelación por las figuras de hoy ruinosas chimeneas de las haciendas henequeneras, como un triste recuerdo de un tiempo de esclavitud y cruel injusticia que, nos dicen, se ha superado. El Monumento a las Haciendas del extrarradio no es sin embargo una reliquia de otros tiempos. Es nueva, o hechiza, como se acostumbra a decir en nuestra poética lengua; jamás funcionó como chimenea ni lo hará; es la chimenea que no humea. Podría pensar el visitante sensible que el monumento estuviera dedicado a las Victimas de las Haciendas, pero a juzgar por la plusvalía de los terrenos que lo rodean más parece que está dedicada a los Dueños de las Haciendas. Nadie sabe bien como sucedió, pero las cosas fueron más o menos así:

- A ver Ulises, hay que poner un monumento ahí en la glorieta de Altabrisa, dijo el Alcalde que tenía grandes inversiones con otros sátrapas por esos rumbos.

- A sus órdenes Su Señoría, ¿alguna preferencia? ¿Maya, futurista, abstracto…?
- No, no. Algo yucateco, pero señorial, para que se den cuenta que están entrando en tierra de ricos, como en una Hacienda.
- Un Arco Triunfal no cabe, la glorieta está muy chiquita, habría que ampliarla bastante…

¿Estás loco Ulises? ¿Sabes cuánto cuesta el centímetro cuadrado en esa zona?
- Pues nada más cabria una chimenea.
- Lo que sea, pero grande y lujoso. Y que salga barato.
- Inmediatamente, Su Excelencia.
- Diríase que realizar una escultura de una chimenea no es una tarea de alta dificultad, pero a la sazón nada más había un escultor en toda la Villa Blanca, el anciano maestro Matusalén Castillo, quien se negó tajantemente.
- ¡Jamás de los jamases!, tronó el artífice, quien pertenecía a la corriente artística Metafísica, ¿Cómo hacer una escultura de algo que sólo es función, como una chimenea, si le quitamos la función que es su razón y destino? Busque Usted un arquitecto que se la construya, que ellos tienen menos escrúpulos. O ninguno.
Y, en efecto, así fue como el pasante de arquitectura Cirilo Marrufo se apersonó al día siguiente en el Cabildo.
- Una chimenea grandota, con pedestal fino. Si queda bien te pagamos los dibujos.
- Lo que Usted diga. ¿Puede ser Neo-Maya?
- No, no. Colonial y Rancia. Severa. Que sea a la vez Castigo, Recordatorio y Advertencia.
- Muy bien. Muchas gracias, Doña Prístina.
- Salúdame a tu mamá.
- Si señora.

[b]El poder del dinero[/b]

Aunque los arquitectos son bastante débiles ante el poder del dinero, las consideraciones artísticas no les asustan. Así, donde el escultor se declaró impotente, el esforzado arquitecto introduce una valiente propuesta artística, optando por distraer la atención del problema conceptual y embellecer el pedestal con unos nichos vacíos y relieves de hermosas guirnaldas de flores y puntiagudas plantas de henequén, muy agradables de ver. El resultado es admirable, no importa por dónde se mire, pero además es una escultura moderna, interactiva. Aislada totalmente de su contexto original, el paseante ha de hacer un pequeño ejercicio intelectual para entender lo que está viendo, con una variedad de resultados que van desde los más cultos, que la confunden con un obelisco, hasta quienes ven primero un cigarro, una zanahoria, un cohete, un símbolo fálico o un cañón gótico apuntando al hiperespacio.

Una consecuencia natural de su carácter cilíndrico es que la percepción de la chimenea es la misma desde todos los ángulos, produciendo un efecto hipnótico en los conductores que la circundan. Son comunes los casos de desorientación severa y se conoce un caso de un chofer de la Guagua de Cholul que dio trece vueltas a la glorieta antes de salir del trance y agarrar por la Avenida de las Concesionarias. Estudios realizados por la Universidad Metropolitana San Quintín muestran que el promedio de vueltas innecesarias provocadas por la fuerza centrípeta de la Chimenea es del 69 por ciento, lo que aparte de épicos atascos, la convierten en la única glorieta que no ahorra tiempo, sino que lo consume. Un auténtico agujero negro.

Los lectores más moderados observarán con justeza que en esta columna no se han considerado los aspectos amables o bondadosos que pudiera tener el monumento. En efecto, la ejecución fue exitosa y la torre no salió inclinada, ni torcida, ni abultada. Pero aún más, en palabras del cronista don Orondo Batallas en la inauguración del monumento, los valores de la Neo Chimenea son universales: “Inaugura hoy nuestro Honorable Cabildo una estupenda escultura disfuncional que pocas ciudades tienen en el mundo. Desde su vanguardista estética postfilosófica se convierte en la chimenea que se niega a sí misma, el tubo que no quiere ser chimenea, la Antichimenea, la Nada Cilíndrica. Pero aún más importante, deviene en la Mojonera simbólica que separa Mestizolandia del Lucratán propiamente dicho, y así es, por un lado, una metáfora de nuestros tiempos, donde ya todo da lo mismo, y por el otro un recordatorio de que el tiempo de las Haciendas no ha pasado, solo ha cambiado”.

La chimenea tan derecha y los ricos doblados de la risa. A darle vueltas se ha dicho.

[b][email protected][/b]


Lo más reciente

Arrestado el hombre que cedió su identidad al capo de la mafia Cosa Nostra

Investigadores consideran a Andrea Bonafede como uno de los más estrechos colaboradores del líder mafioso

Efe

 Arrestado el hombre que cedió su identidad al capo de la mafia Cosa Nostra

Detienen al chofer del tren que chocó en la Línea 3 del Metro de la CDMX

Fiscalía lo señala de conducción negligente; acusa quema y corte doloso de los cables

La Jornada Maya

Detienen al chofer del tren que chocó en la Línea 3 del Metro de la CDMX

Padre e hijo capturan un pez más antiguo que los dinosaurios

El ejemplar rompió el récord de tamaño en el estado de Alabama, Estados Unidos

Astrid Sánchez

Padre e hijo capturan un pez más antiguo que los dinosaurios