de

del

Semper sursum

Claudianas
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán

En México tristemente hemos transitado del “tapado inmóvil” de la era del autoritarismo al “aspirante atado” de la democracia entendida de la forma más simplona. Antes el tapado no podía moverse pues debía esperar a que el tlatoani del momento lo designara, en un acto de abyecta disciplina. Después, cuando llegó la democratización, nos inventamos que los gobernantes debían firmar ante notario que concluirían el encargo para el que aspiraban ser electos y no buscarían otra posición más duradera o mejor, en un absurdo total respecto a la dinámica de las democracias maduras. 

Ni los “tapados” ni los “atados” sirven al buen funcionamiento democrático. Unos le deberán todo a un solo dedo y otros complicarán que la democracia se nutra de personas con experiencias reales y vigentes. Los mejores alcaldes probablemente saldrán de regidores o legisladores, los mejores gobernadores de alcaldes o secretarios estatales y los mejores presidentes de la República de entre gobernadores o cargos federales relevantes. Así, es deseable que el gobernante democrático nos diga sus aspiraciones y, si sus resultados son buenos, que esas aspiraciones sean su carta de presentación. Es importante saber qué quieren ser y que proyecten y promuevan lo que están haciendo. Eso es una democracia electoral funcional y transparente. 

En México y en Yucatán esa ecuación es obvia. Yucatán -hay que decirlo con todas sus letras- es un ejemplo nacional en seguridad, generación de empleo y atracción de inversión; por tanto, si México tuviera un desempeño nacional similar al desempeño estatal de Yucatán, nuestro país estaría en una ruta francamente mejor. Quien está al frente de esos esfuerzos es el gobernador Mauricio Vila, por lo que sería deseable que la democracia mexicana lo tomara en cuenta para el siguiente nivel de gobierno y que su trabajo pudiera ser conocido y valorado con mayor amplitud nacional. 

En los temas que más importan (seguridad, empleo y crecimiento) a los yucatecos, en lo específico, nos convendría un país con los niveles y desempeños en seguridad, empleo y crecimiento que tiene Yucatán, y a los mexicanos, en general, les convendría también. Quien está haciendo bien el trabajo en Yucatán puede aspirar legítimamente a hacer trabajos más amplios y -de hecho- estaría en el interés de los yucatecos apoyarlo en ese esfuerzo de proyección en la más pura y transparente acción de conveniencia y funcionalidad democrática. 

El gran dilema es que el desempeño de Yucatán puede pasar desapercibido en el escenario nacional y ahí se puede perder una gran oportunidad de liderazgo para nuestro estado y para el país. Los yucatecos somos menos del 2 por ciento de la lista nominal nacional, así que cuando el gobierno estatal logra primeros lugares nacionales en la aprobación a su desempeño, quienes manifiestan esa opinión son electores de una demarcación que agrupa a menos del 2 por ciento de los electores del país. Ahí perdemos todos. 

Si en promedio el 70 por ciento de los yucatecos están satisfechos con Mauricio Vila en los temas clave, entonces todos ganaríamos en impulsar o permitir impulsar de forma sana y franca esos logros y cartas de presentación a nivel nacional. En democracia el mejor premio al trabajo bien hecho es la oportunidad de seguir haciendo trabajo bien hecho en niveles más complejos, pues la mejor democracia se nutre de cuadros probados, hombres y mujeres de resultados concretos que puedan acumularse.

Los buenos gobiernos siempre saldrán de quienes están dando buenos resultados, pero si esos gobiernos no son conocidos en los niveles amplios y deseables que la contienda electoral madura exige, nos arriesgamos a que triunfe el más popular o la simplonamente conocida, así no tengan un solo resultado efectivo que los acredite. Es tiempo de pensar en la calidad de nuestra democracia, por Yucatán y por México. 

Nos leemos la próxima semana sobre el tema del pilar esencial que sostiene la seguridad en nuestro estado.

[email protected]


 Lea, del mismo autor: Equus ferus caballus

 

Edición: Estefanía Cardeña


Lo más reciente

Carlos Alcaraz se proclama campeón de Wimbledon por segunda ocasión

Se impuso en tres sets al serbio Novak Djokovic, el máximo ganador de ‘Grand Slam’ en la historia

Afp

Carlos Alcaraz se proclama campeón de Wimbledon por segunda ocasión

Puebla, a un paso de despenalizar aborto

Cifras del Inegi señalan que en 2021 se realizaron 275 interrupciones del embarazo en la entidad

La Jornada

Puebla, a un paso de despenalizar aborto

Desplazados de Chenalhó, Chiapas, claman ayuda a autoridades

Se refugian en escuela por ataques armados del grupo de 'Los Herrera'

La Jornada

Desplazados de Chenalhó, Chiapas, claman ayuda a autoridades

Muere a los 53 años la actriz estadunidense Shannen Doherty, protagonista de la serie 'Hechiceras'

Falleció a causa de un cáncer de mama, de acuerdo con representante

Efe

Muere a los 53 años la actriz estadunidense Shannen Doherty, protagonista de la serie 'Hechiceras'